2009/01/27

Coincidencias



A veces no podemos menos que asombrarnos de los sucesos sin explicación que pueden llegar a acontecernos en nuestra vida cotidiana.

Nos ponen frente al permanente dilema entre casualidad y sincronicidad, que nos plantean ciertas coincidencias significativas que parecen poducirse en forma casual para producir un resultado deseado o necesitado.

Tocan el timbre y es el encargado del edificio. Me pide el número de teléfono del conservador de mi caldera individual, porque otro copropietario necesita un service para la suya.

Se lo escribo en un papel, se lo entrego y se retira.

De inmediato suena el teléfono y es el técnico encargado de la conservación de mi caldera que me recuerda que ya es momento de hacerle el correspondiente service periódico.

Muy extrañada, ya que hace más de un año que no nos comunicábamos, le cuento que el encargado del edificio me acaba de pedir su número telefónico.

Entonces me refiere que mientras consultaba la lista de clientes en su computadora, su mouse quedó congelado en mi dirección y mi teléfono, y aunque no era su prioritaria intención, decidió aprovechar la oportunidad para llamarme.

Esta circunstancia me permite así aprovechar su concurrencia a otro departamento del edificio para que también realice el service en el mío, el mismo día, con un costo menor.

Parece algo trivial, sin importancia, pero en este mundo se trata de aprender a VER y aprovechar estas circunstancias para nuestro beneficio, porque como afirma Deepak Chopra, parece que es verdad que el Universo conspira para realizar hasta el más mínimo de nuestros deseos.

Programense para que ocurran lo que deseen, ya que es muy fácil, el modo de hacerlo es visualizar el hecho ya concretado.

Posteriormente, ya no necesitarán hacerlo, porque nuestras visualizaciones parecen tener el poder de abrir un canal para que comiencen a ocurrir las coincidencias que necesitan para su propio beneficio.

Estas cosas ocurren cotidianamente, sólo que no le damos la importancia que deberíamos porque todavía no las entendemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!