2009/07/17

Universos Paralelos



Nuestro universo, en su grandiosa inmensidad inimaginable para nosotros, podría ser sólo como una mota de polvo, entre otras muchas, que flotan en un espacio infinito, porque es posible que el nuestro sea uno de los innumerables universos que existen entre muchos otros, en una realidad que aún no conocemos.

El Universo en que vivimos, que es donde está nuestra galaxia y todos los demás cuerpos celestes, no sería el único, porque podría haber otros en otras dimensiones funcionando con otras leyes de la física y de la química, que no alcanzamos a percibir con nuestros sentidos.

Los científicos descubrieron que las partículas de los átomos pueden estar en diferentes lugares al mismo tiempo y que aparecen sólo cuando las observamos, de manera que ellas podrían existir en circunstancias diferentes también en otros universos.

El sueño de Einstein era descubrir una fórmula que pudiera explicar todo el universo que según él decía, debería ser sencilla, porque la naturaleza también es simple. Pero no lo logró.

En 1980 surgió la teoría de las cuerdas que parecía podía llegar a explicar el Universo. Esta teoría sostiene la idea de que la materia está formada no por partículas sino por cuerdas que como las de los instrumentos, vibran en forma maravillosamente armónica.

Algunos científicos se inclinaron a pensar que la teoría del big bang y la de las cuerdas podrían complementarse.

Sin embargo el big bang todavía sigue siendo un misterio. ¿Qué fue lo que causó la explosión? Y ¿Qué fue lo que explotó?; además, las leyes de la física no pueden explicar una singularidad, o sea un fenómeno que ocurra en forma fortuita sin una causa que lo explique.

También la teoría de las cuerdas presentaba problemas sin resolver y comenzaba a desmoronarse.

Se llegó entonces a la posibilidad de la existencia de los universos paralelos, y la teoría de la supergravedad, que parecía era la que desplazaría a la teoría de las cuerdas.

Según los científicos no es tan diferente, porque parece ser que difieren en parte, por el número de dimensiones que se supone existen en el universo.

Nuestro universo tiene tres dimensiones; el tiempo es una cuarta dimensión, según la teoría de Einstein, pero luego existirían una quinta, una sexta y según la teoría de las cuerdas habría hasta diez dimensiones en total.

En cambio, la teoría de la supergravedad sostiene que habría once dimensiones.

Al agregar una dimensión las divergencias que había sobre la teoría de las cuerdas se solucionaron porque pasaron a ser manifestaciones diferentes de la misma cosa.

El Universo sería como una vasta membrana flotando en el vacío de la onceava dimensión y las cuerdas estarían conectadas con esta membrana.

Podría haber otra membrana en el lado opuesto a nuestro Universo.

Las dimensiones extras podrían explicar la debilidad de la fuerza de gravedad de nuestro Universo, fenómeno que los científicos no se pueden explicar, que se filtraría desde nuestra membrana al espacio vacío de la onceava dimensión.

Esto sugiere la existencia de un universo paralelo, el lugar hacia donde se podría estar filtrando la fuerza de gravedad.

Con el tiempo los científicos fueron descubriendo a través de sus estudios la existencia de nuevos universos paralelos, o sea que la onceava dimensión estaba llena de membranas de distintas dimensiones con otros posibles universos.

Jamás podremos percibirlos, podrían ser muy diferentes, tal vez estén civilizados y hasta pueden ser iguales al nuestro. Sin embargo esto no llega a explicar el universo ni la singularidad del big bang.

Los universos se podrían mover y hasta es posible que choquen entre ellos, de manera que esas colisiones de membranas podrían haber causado el bing bang que es el resultado del choque entre dos universos paralelos.

¿Cómo se creó la materia entonces con toda su diversidad?

El Universo no es uniforme, las membranas no son planas, tienen ondas y pueden tocarse en distintos momentos.

Podrían haber sido las ondas las que causaron los grupos de materia que causaron la diversidad, después del big bang.

Se supone que el tiempo cósmico existió antes del big bang si es cierta la teoría de la existencia de las membranas.

Desde este encuadre los científicos pueden inferir que podría existir la posibilidad de crear un nuevo universo en un laboratorio, el cual no afectaría el nuestro.

Fuente: Documental de Discovery Chanel sobre “Los Universos Paralelos”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!