2009/11/24

La Violencia Verbal




El violento verbal siempre tiene a mano una buena colección de malas palabras e insultos para molestar a los demás, como si disfrutara desparramando malestar a su paso.

Su locuacidad urticante toma por sorpresa al otro sin dejarle la oportunidad de contestar con la misma agudeza, por no compartir el hábito de agredir con la palabra por cualquier minucia, de la misma forma.

Estas personas ponen a prueba la paciencia y tolerancia de sus interlocutores que muchas veces tienen que hacer verdaderos esfuerzos para controlar sus reacciones lógicas.

Todos conocemos a alguien así, que no puede controlar la catarata de palabras que cualquier situación que le parece adversa desencadena, sin medir consecuencias.


Los sufrientes familiares cercanos tienen que convivir con ellos y depender del humor de estos sujetos que a duras penas pueden tolerar.

Esta gente se acostumbra a vivir en silencio, tratando de no provocar sus reacciones desmedidas por pequeñeces, viéndose obligados a elegir las palabras para no producir malos entendidos que despierten su furia.

Los violentos no están de acuerdo con ninguna idea, parecen estar en contra de todos y jamás están dispuestos a aceptar ninguna iniciativa o propuesta que no sea de él.

Lo más lamentable es que algunos que no tienen más remedio que frecuentarlo pueden atribuirse la culpa por sus reacciones, cuando en realidad siempre son ellos los que han adoptado esa forma de vincularse con los demás, por alguna oscura razón.

El violento verbal intimida y ofende sin ningún miramiento con el objetivo de mantener su autoridad por medio del temor. Pero en el fondo es inseguro y es él el que teme el rechazo, debido a su dificultad para establecer vínculos sanos de otra forma.




Esta violencia es un recurso fallido para conectarse, para hacerse notar y llamar la atención donde se encuentre, con sus bravuconadas para sobresalir y mitigar así su complejo de inferioridad.

Disfruta haciendo sentir a los demás inferiores, aparentando saberlo todo y pretendiendo tener siempre la razón, logrando con su violencia que los demás cedan para evitar males mayores.

Sin embargo, estos sujetos no suelen ir más allá de sus palabras, la mayoría de las veces, porque son cobardes, se van de boca y no les queda fuelle para otra cosa.

Son de palabras vacías, huecas, que les sirven como catarsis para desahogar sus broncas por su propia inoperancia e incompetencia.

El problema de estas personas es con ellas mismas y su descontento por el conflicto entre lo que son y los que aspiran a ser, que proyectan en los demás por medio del sarcasmo, la ira, la manipulación, la inestabilidad y las continuas contradicciones.

El violento verbal puede desconcertar con conductas cambiantes que puede confundir a quienes los rodean y que tienen el único objeto de centrar la atención en él de cualquier forma.

La violencia familiar ocasionada por estos sujetos obstruye el crecimiento y paraliza los proyectos del grupo, porque la energía se utiliza para defenderse de las agresiones y en calcular las estrategias de conducta que puedan evitar sus gritos y malos tratos.

El violento no tiene nada que perder porque sabe que no es querido ni aceptado, de modo que estará dispuesto a superar los límites que ponga a prueba la paciencia de los que lo rodean.

El objetivo de la familia debe ser evitar los enfrentamientos y ser prudentes, porque estas personas a veces, no se pueden controlar y pueden llegar a provocar verdaderas tragedias.

El agresivo verbal no puede tener enemigos, de modo que lo mejor, si es que no podemos evitar su trato, es convertirse en su aliado, haciéndole creer que estamos de su lado. Porque lo peor que puede pasar es contestar con la misma violencia.

12 comentarios:

  1. Que buen articulo!! Realmente a veces no sabemos el daño que pueden hacer las palabras..
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches.. soy una chica de 15 años de edad y estaba en pareja o un amor tipico adolescente el era una persona increible hasta que cambio, sus palabras cambiaban y me lastimaban, me insultaba, me amensaba y después volvia a hacer la misma persona tierna de antes y después volvia a lo mismo no pude mas y se los conte a mis viejos.. Estoy preocupada por que lo quiero mucho y tengo miedo de perdonarlo y que vuelva hacerme lo mismo.. :( espero su respuesta..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una relación muy joven para comenzar de esta manera, intenta ser fuerte y dejalo ir, te mereces una relación. pacífica para tener un hogar con hijos sanos psicológicamente. Sus cambios serán muy superficiales, y con los años todo será peor,ojala saques fuerza para lograr tus cambios, y fuiste muy valiente en poder contarlos. Dios te bendiga

      Eliminar
  3. hola Malena, la felicito por el articulo,tan claro y real, al leerlo pude poner en palabras lo que estoy sintiendo con mi marido, ese es su perfil , realmente muy dificil de convivir.No hace falta que le cuente por que usted describe tal cual las caracteristicas, gritos por insignificancias, insultos, contradicciones, etc etc. la pregunta es que hacer ante esta situación? yo me siento muy mal, estoy cambiando mi caracter, siempre fui alegre y muy natural, ahora pienso todo 2 veces antes de hablar. espero su respuesta. Un abrazo. Paloma.

    ResponderEliminar
  4. Hola Paloma,
    Si se trata de un problema de carácter que tiene desde siempre, lo mejor es seguirle la corriente como si estuvieras de acuerdo, pero luego por supuesto tienes que hacer lo que deseas. No olvides que estas personas necesitan autoafirmarse con cada rabieta, porque está en juego su autoestima. No pierdes nada en darle el gusto. Eso es lo que hicieron todas nuestras abuelas con sus maridos, con éxito.
    Ahora, si se trata de un problema nuevo entonces tienes que hablar con él en un lugar neutral, no en tu casa, puede ser en un café o en la plaza.
    Puede que no esté contento por alguna razón, tal vez lo rechazas en la cama y eso lo enfurece.
    La cama tiene que funcionar, a pesar de todo, tienes que olvidarte de los insultos, cerrar los ojos y entregarte sin condiciones. Esa es la clave y además podrías llevarte una agradable sorpresa. Buena suerte, malena

    ResponderEliminar
  5. Para "Salud ginecológica y la chica de 15 años que no puso su nombre.
    Los hombres son como niños, pero de mayor tamaño. Genéticamente están diseñados para dominar a las mujeres y ser sus dueños.
    Difícilmente se pueden librar de ese rasgo que heredaron de sus ancestros más arcaicos.
    El hombre más admirado por las mujeres, en la etapa evolutiva de los cazadores y recolectores, era el que mataba más animales en la cacería y el que tenía más coraje.
    Ahora el hombre moderno tiene que aguantar a una mujer inteligente que ha estudiado y que a veces gana más que él.
    Apiádanse de ellos porque quedan pocos, muchos prefieren tener una pareja homosexual porque les parece más femenina.
    Hagan siempre lo que les gusta, respetando a sus parejas y dejen que crean que son los que toman las decisiones, esas decisiones que ustedes se encargaron antes de poner en sus cabezas.
    Y principalmente, no esperen ir a la cama para vengarse de ellos, al contrario, allí es donde se hacen las paces. saludos malena


    ResponderEliminar
  6. Hola Malena, disculpa por no poner mi nombre, pero es que es muy personal lo que contaré, tengo 19 años y vivo con una hermana de 28, mi madre y el violento verbal mi padre, él es del ejercito pero está en el area admnistrativa, él desde que tengo memoria ha sido así, nos trata como se le da la gana, nos hace querer huir de casa, pero es nuestro único sustento ya que mi madre no trabaja ,cabe decir que ella tuvo estudios e iba a trabajar pero al final lo dejó por mi padre segun sé, ahora que han pasado tantos años ella tiene que vivir bajo su voluntad, repetidas veces la a hechado de casa pero ella no puede irse porque no tiene a dónde ni cómo sustentarse,y siente que ya es muy mayor como para que la contraten en algún luar vivimos día a día con miedos y pensando siempre en huir de esta pesadilla, él es muy machista y piensa que es nuestro deber estar en la casa y atenderlo mientras él no mueve ni un solo dedo, nos saca de nuestras ocupaciones para hacerle cosas mínimas que el ismo podría hacer como sacarse los zapatos, pero nosotras sin poder decir nada tenemos que obedecer, aunque suele portarse mpas abusivo con nosotras que con mi madre por lo que ella le responde, a veces yo tambien lo hago porquees muy fuerte la opresión y no soporto la última vez que tuvimos una pelea fuerte que no fue hace mucho terminó golpeandome , no como para dejarme con un ojo morado o para sacarme sangre, a lo mucho me dejó un poco adolorido un brazo, pero no es la primera vez que pasa, él no podía soportar la idea de que yo me revelase contra él. Yo no puedo esperar para acabar mi tesis y salir de aquí y darle a mi madre una vida como se la merece porque es una excelente persona , madre,amiga es apreciada por muchísima gente(tengo 19 y hago tesis porque estudie una carrera corta, tal vez inconcientemente para independizarme y poder salir de esenfierno más rapido).

    ResponderEliminar
  7. Mi hermana no sé por qué razón ha decidido depender de él por más tiempo estudiando una segunda carrera financiada por él, ya que por ciertos conflictos de ella decidió ya no ejercer su carrera anterior y ya no trabajar,siento que esto alargará nuestra agonía. Siempre que le pedimos dinero para algo reniega y dice que no tiene (aunque para estudios al final de mucho renegar y hecharnos en cara termina dandonos dinero) pero luego puedes verlo llegar con varias bolsas de ropa y zapatos que no son precisamente baratos y algunos otros caprichos suyos. Según sé tengo un medio hermano pocos años menor que yo por parte de él, cuándo se lo reclamé lo vi derramar una lagrima, y se sitió culpable por un tiepo pero despues se le olvidó, aunque sospecho que tengo otro hermano más pequeño, la verdad ya no sé que pensar, podría decirte tantas cosas de él ,hace tantas cosas, sale casi todos los fines de semana y no vuelve hasta el día siguiente por la tarde, llega oliendo a humo y a alcohol y sé que él siempre paga las cosas a sus amigos cuando sale de fiesta, no le importa dejarnos solas toda la noche a mi hermana y a mí (mi madre esta de viaje)y bueno aunque ya estamos bastante grandes siento que sigue afectandome un poco la idea porque cuando fui pequeña tampoco le importó mucho dejarnos y siempre eh sentido además que no me da mucho crédito así haya tenido algunos logros bastante notables, nisiquiera en mi graduación mostró demasiado interes lo que terminó arruinandome esa noche tan importante, la convirtió en algo triste que no me gusta recordar. Cuando él se va de viaje no sabes que tranquilidad puede darnos su ausencia,y bueno en fin la descripción que pones encaja perfectamente con él, me apena demasiado porque al fin y al cabo es mi padre y me duele mucho que sea así, yo ya no aguanto ver a mi madre sufrirde esa forma y o aguanto la opresión bajo la cual nos hace vivir TODOS LOS DÍAS muero por irme ya pero creo que él planea que cuando empiece a trabajar le ayude con los gastos de la casa... no quiero irme de casa peleada con él,, porque es mi padre de todas formas, no hemos ido a un psicólogo hasta ahora porque él no cree en los psicologos piensa y bueno se expresa groseramente de ellos (lo cuál es normal en él) y como además no nos da dinero casi nunca para cosas que no sean las necesidades básicas ( casa, comida, estudios y bueno ropa que sólo raras veces nos compra, vale dec ir que a mi madre prácticamente nunca) entonces no podemos pagar un psicologo por eso vengo aquí para ver si tal vez puedas darme un consejo que pueda ser de ayuda, muchas gracias por tu tiempo, saludos con mucho cariño.

    ResponderEliminar
  8. Malena mi nomrbe es liliana escribí los ultimos dos comentarios como anonimo, espero que me puedas responder pronto gracias

    ResponderEliminar
  9. Hola Liliana, tener un padre autoritario y violento no es fácil, pero es tu condición que tendrás que aceptar mientras vivas en su casa. No puedes hacer nada por ahora, ya que no puedes cambiar a los demás pero sí puedes hacer tú la vida que desees cuando te independices.
    Si estás esperando que cuando llegue ese momento él te apruebe todo lo que haces y sigan siendo muy amigos, lo arrastrarás como una carga para siempre. Si te vas, tienes que estar dispuesta a cortar el cordón umbilical y que él haga y diga lo que quiera.
    saludos, male

    ResponderEliminar
  10. Hola, me siento muy identificada con el artículo. Mi hermana menor tiene las características descriptas, una muchacha de 25 años que además luego de terminar su secundaria a los 18 años, no quiso trabajar ni estudiar, y entonces su odio y furia crecieron para con los demás, siendo yo una de las que más recibe los golpes verbales . Siento que esto a lo largo del tiempo me ha afectado , sobre mi tolerancia , temo que me empieze a parecer a ella. Su características fueron aumentando con el tiempo, y siento que esto también afectó a la familia.

    ResponderEliminar
  11. Hola Verónica, la familia es un sistema que como todos los sistemas, tiende a desequilibrarse, pero sus miembros siempre buscan restablecer el equilibrio.
    Si uno de los miembros de una familia tiene conductas que afectan al grupo familiar, el resto espontáneamente trata de hace equilibrio.
    Por lo tanto, no creo que tu vayas a ser igual a ella de ningún modo, al contrario, te identificarás con la forma de ser contraria.
    Mientras tanto, acéptala como es, no trates de cambiarla, cambia tu dejándola ser como es sin criticarla; porque si tu cambias ella también cambiará.
    Dedícate a lo tuyo y trata de estar ocupada concentrándote en lo que haces. saludos male

    ResponderEliminar

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!