2010/11/03

Profecías o precognición



Profecía significa presagio, predicción, advertencia. Es un hecho que se anuncia antes de que ocurra, y que puede llegar a acontecer inmediatamente o a veces después de mucho tiempo.

La profecía respeta la ley de causalidad cósmica, que establece que todo sucede de acuerdo a la ley de causa y efecto, o sea que la casualidad no existe.

Los profetas pueden ver a través del tiempo o sea que pueden trascender en estado de trance, desde el plano material al plano espiritual y escapar de las limitaciones del espacio tiempo.

El profeta es la persona que tiene extraordinarias capacidades paranormales que superan los hechos de la precognición.

Las precogniciónes son fenómenos paranormales que estudia la Parapsicología.

Pueden ser
1) Percepciones extrasensoriales, percibidas con el sexto sentido
2) Telekinesis, la capacidad para mover objetos a distancia
3) Sanaciones que incluyen modificaciones psicobiodinámicas, la hipnosis, la imposición de manos, las cirugías espirituales, etc.

Dentro de las Percepciones extrasensoriales se encuentran:
1) la telepatía
2) la videncia
3) la clarividencia
4) la precognición

Hay distintas formas de precognición:
1) la corazonada, es un hecho que se siente, se percibe en forma inmediata, bastante común.
2) la precognición propiamente dicha, que puede suceder con 36 meses de antelación
3) el profetismo cuando sucede con una antelación de más de 36 meses.

Las técnicas más antiguas consistían en la observación de las conductas de los animales, o bien por inducción mediante el consumo de sustancias embriagantes que producen estados alterados de conciencia.

Algunos santos logran estos estados con la oración o la meditación.

Los sueños también han sido utilizados, pero en realidad es la mente la que logra el contacto más allá del mundo visible.

Siempre, en todos los estados paranormales, el centro del funcionamiento es la mente. Son todas técnicas esotéricas para lograr percepciones extrasensoriales.

Como todo lo que ocurre responde a la ley de causa y efecto, lo que ocurrirá en el futuro se deberá a las circunstancias presentes o a las pasadas.

En realidad, el tiempo es una construcción mental, porque no existe un tiempo absoluto y tanto el pasado como el presente y el futuro forman una unidad que se encuentra registrada en una cuarta dimensión; ya que en la eternidad no existe el tiempo.

La precognición puede ser voluntaria o involuntaria. En la precognición voluntaria, el sujeto se ha dado cuenta de su don y se entrena para realizar el fenómeno por su voluntad.

La precognición involuntaria es la percepción de los hechos que han quedado impresos en la realidad, denominados registros akásicos, similar al concepto de inconsciente colectivo de Jung, e intuye los hechos por intuición.

Según esta perspectiva, es el código genético el que determina nuestro futuro, ya que nos ha provisto de una personalidad, un temperamento y una estructura diferente a cada uno.

Fuente: Benjamín Solari Parravicini, Fabio Zerpa.

11 comentarios:

  1. :) ¡Hola, Malena! ¿qué tal? Yo, bien, contento y agradecido de tener tu ayuda. Puse "precognición" en el buscador, y salió esto. Bien ja :D .

    Mira, ayer por la noche ví un mensaje del servicio postal de mi país. En este decía: hay un paquete para tí en tal oficina. Me doy cuenta que tiene un número de envío y cuando lo veo el número tengo un sentimiento intenso. Me despego de ese sentimiento y miro otra parte del texto.

    ...voy esta tarde a buscar el paquete. Se lo digo a la chica del mostrador, mostrándole mi documento de identidad. Y me dice: Nosotros no tenemos los paquetes identificados por nombre. Necesitamos un código... Le digo: ¿el nº de envío? Eeeso: me responde.

    Me vine de vacío.
    Pero descubrí en mí que hay que darle más valor a las corazonadas. Aunque creo que voy a caer unas cuantas veces más... hasta que aprenda.

    :) gracias, hasta luego,

    Pablo

    ResponderEliminar
  2. Hola Pablo, yo ya aprendí con la experiencia que siempre que tengo que hacer un trámite tengo que ir como mínimo dos veces, aún si llevo todo, siempre falta algo, saludos, male

    ResponderEliminar
  3. Sí, a mi madre también le pasa, Malena, con el papeleo...

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, Malena! ¿qué tal? Yo, algo nervioso y eufórico. Porque ví una noticia en el periódico que me hizo ver que hice una predicción. Te cuento. Hace tres semanas aproximadamente fui a unos apartamentos en el Sur de mi isla, Gran Canaria. Contratamos dos apartamentos para dos noches. Dormí en el mismo apartamento que mis amigos para no dormir solo en el otro porque el otro huésped no vino hasta el segundo día.

    Cuando me disponía a dormir en el sofá- cama de la habitación le digo a mi amiga Joanna: "¿cerramos la puerta de la terraza? Cualquiera con mala leche puede entrar fácilmente y hacernos algo". (Las terrazas están una junto a la otra, habitación tras habitación en una ladera de un risco). Ella me contestó: "Si te pones a pensar esas cosas, no vives. Duerme tranquilo". Dejar abierta la puerta de la terraza era bueno porque hacía calor aquella noche.

    Hoy salió en un periódico digital, Canarias7 se llama, "Susto de muerte en Puerto Rico". Dice la noticia: En los apartamentos Balalu en la habitación 205 se colaron dos extranjeros mientras sus huéspedes dormían. ¡ERAN LOS MISMOS APARTAMENTOS Y LA MISMA HABITACIÓN QUE DORMIMOS AQUELLA NOCHE! No pasó nada. Solo que a la pareja que dormían allí le dio una bajada de tensión y de azúcar a la mujer que casi le cuesta la vida. Bueno, sí pasó algo...

    Cuando decía lo de que podía entrar alguien aquella noche, experimenté una sensación diferente a las que siento normalmente. He contado en el almanaque y pasaron 18 días de mi predicción al hecho.

    ¿Qué opinas, Malena?
    Un vidente me dijo que sentía las vibraciones de que era igual que él. O sea, que no soy yo solo. Que está visto por más gente.

    La verdad, entre que no he dormido y esto, y la excitación que me ha causado casi me dá un yúyu...

    :) hasta luego,

    Pablo

    ResponderEliminar
  5. Hola Pablo, a mi también me pasa eso, tengo intuiciones muy precisas de algo que luego sucede. Parece que fuera adivina pero también puede ser que nuestro cerebro funciona en forma lógica y a cada causa le sigue una reacción que podemos prever, como puede ser en tu caso en el apartamento que estuvieron pasando la noche. Con todas las cosas que pasan a diario no es raro que entre alguien a robar si encuentra la puerta abierta y que pensemos en eso antes de que suceda tampoco es raro es más bien anticiparse a un hecho probable.
    No obstante, a veces las premoniciones no son tan sencillas de probar y podemos pensar que realmente algunas personas sensibles tienen la habilidad de ver el futuro.
    saludos, male.

    ResponderEliminar
  6. :) ¡Hola, Male! ¿qué tal? Mira, :D un vecino mío me dijo ayer delante de la farmacia de mi Barrio "si el farmacéutico no tiene la medicina, tienes que ir a la ciudad a buscarla". Y eso hice hoy porque no había la medicina que necesitaba Aurelia, mi abuela materna.

    El vecino este fue lotero en el barrio mío, fue el que le dio un premio a mi padre. Tuvo que elegir él el número, imagino. Porque el hombre le pone entusiasmo a todo lo que pone. Aunque es un tío tranquilo, pero al hablar y expresarse se entusiasma.

    Mi padre, como no le dio todos los números que le pidió, no lo recompensó con dinero por haberle dado el premio. Mi padre vio lo que no le dio, en vez de lo que le dio. Es que un enemigo de mi padre le pidió unos cuantos números de los que tenía reservados para mi padre, y el travieso lotero se los dio. Ganándose el enemigo de mi padre una parte del premio que le hubiera tocado si hubiera hecho lo que pactó con mi padre.

    Por eso tenemos un enemigo en el lotero de mi Barrio. Porque está rascado porque no le dimos recompensa. Y en parte, tiene razón porque él eligió los números que creía iban a salir. Y cometió el error de ceder a las peticiones de aquel.

    Mi padre vio lo que no le dio, en vez de lo que le dio.

    Dice el lotero, no digo el nombre para si me reconocen, que el listo aquel siempre le pedía los números que mi padre reservaba, he oído por ahí.

    El dinero, la pasión de mi padre. ¿Por qué las personas no nos conformamos con nuestro sueldo normal y queremos tener mucho dinero? Ya sé que no todas las personas son así...
    Hay quien piensa que las posesiones esclavizan. Como yo lo pensaba hace quince años.

    Yo sé que tener algo para poder halar de él es bueno, unos ahorros.
    Cuando voy a la ciudad me doy cuenta que la gente trabaja. El chófer de la guagua, el taxista, el dependiente de la tienda... Salud, dinero y amor, hay esas cuestiones en la vida dicen.

    Bueno, hablo del dinero en otra ocasión para no liarme.

    Gracias, Malena, por atenderme, suerte, hasta luego


    Pablo Manuel

    ResponderEliminar
  7. Hola Pablo, las personas prefieren perder el honor que perder dinero. No es el primer vendedor de lotería que se queda con los billetes prometidos que ganaron. Yo creo que en esos casos no se puede confiar en nadie y que los resentimientos por haber engañado duran para siempre. saludos, malena

    ResponderEliminar
  8. Mira, Malena, me recordaste una cosa, hace quince años mi padre le compraba a otro vecino números de ciegos, cupones de la Organización de Ciegos. Se los tenía encargados diariamente. Lo que, el caradura del vendedor, se los llevaba diez minutos después de que fuera el sorteo, que era televisado. Vivía enfrente nuestra, el vecino.

    La verdad, me siento bien viendo esto, porque el hijo del vecino este me tiene a mí por ladrón. ¡Pues mira que su padre!

    Lo de la enemistad con el hijo del vecino fue porque una vez su hermano me dijo de ir a comprar un juego de ordenador hace 26 años ya de esto. Lo compramos. Bueno, lo compró mi amigo. Lo probamos en su casa. Yo le pregunté que si me dejaba el juego para cargarlo y se lo devolvía en un momento. Él me dijo que no. Y yo, en un arranque, lo cogí de la estantería mientras él no me veía.
    Me equivoqué.
    Lo pongo a cargar el juego, y lo llamo para decirle si le faltaba algo en la casa. Me dice "¿qué me tiene que faltar?". Se lo dije lo que era. Y... :( me siento mal.

    En aquella época tenía 14 años y un problema con el concepto de propiedad, yo que sé...
    Cosas de niños, creo yo.

    Nadie es perfecto.
    A mí también me ha hecho cosas el chico este, peores que esas. No es mal chico, lo que pierde los papeles, como yo. Es impulsivo.

    Pero, la cosa tiene tela, que su hermano diga "robó en mi casa el ladrón este", y yo sin tener en cuenta los engaños de su padre. Me creí sus cuentos de que "...si hubiera salido el premio nos hubiera dado el cupón también". Y que "...nadie abría la puerta cuando tocaban para dárselo". Mi madre salía a comprar a la tienda y la veían pasar delante de ellos, y callaítos, decía mi madre.

    Chacha, y el hijo diciéndome "ladrón"... y yo sin pensar en lo de ellos.
    Me siento como si yo fuera el malo...
    Malo porque yo le dije que era malo.

    Nadie es perfecto.

    Gracias, saluditos,


    Pablo Manuel

    ResponderEliminar
  9. Hola Pablo, a la única que tenemos que rendirle cuentas es a nuestra conciencia, y si logramos respetar a nuestra conciencia podemos tener paz interior. Es fácil y también es difícil, porque los demás siempre nos están poniendo a prueba. saludos, malena

    ResponderEliminar
  10. Es lo que se dice "estar bien con la conciencia de uno mismo". Me doy cuenta cuando estoy acompañado de amigos y amigas que enfermé del coco, me enfermé del amor, mejor dicho. Eso no todo el mundo lo valora, los hay que atacan, ¿es eso? Lo que no hay que hacerlo es uno mismo, no atacarse a sí mismo. Darse cuenta de que enfermé del amor.

    Dicen que el perdón se dá porque todos pecamos por las mismas causas y por eso podemos perdonarnos. Cuando te preguntan: "¿Por qué hiciste tal cosa?", cuando has cometido un fallo, ES PARA QUE TE ARREPIENTAS. Y para que ellos/as entiendan que ellos podrían ser también pecadores.
    Creo que esto son palabras tuyas, me parece. Ya miraré de nuevo.

    Recuerdo que, de pequeño, estaba en un grupo que si le hacías algo malo a alguno de ellos, te preguntaban "¿Por qué lo hiciste?" Si respondías con orgullo, te pegaban un golpe como venganza...respondías con orgullo porque considerabas que se lo había merecido al que le pegaste. Tenías que responder en tono de "lo siento" para tener más probabilidades de ser perdonado. Se sentía uno humillado, creo, cuando decía en tono de "lo siento" el por qué había pegado al otro.

    El grupo puede tratarte mal, pero si tú pegas a quien te trató mal, se vengan. De niños no sabemos amar, bueno, yo de adulto tengo menos idea a veces que cuando era niño. Es según la práctica que aprendes, ¿verdad?

    Perdonarse y perdonar. Perdonar a los demás y perdonarse. ¿Es liberarse del dolor? Sí, sí lo es.
    Me perdono. Necesito un amigo. Yo soy mi amigo.

    ¡...qué malo cuando te juntas con malos amigos y la soledad! Los malos amigos te dán una idea de la amistad equivocada, ¿no? Tienes como patrón(modelo) de amigo a alguien que no lo es. ¡¡Fúuuuuuu!! ¡Qué malo es eso! No poder ser amigo de uno mismo bien porque tienes una idea equivocada de lo que es la amistad. Según te quieren, te quieres, ¿cierto?

    Bueno, yo en el brote psicótico mucha gente me discriminaba, y yo me quería. Estaba solo, contra todos. Tenía un amor por mí distinto como si saliera de donde no salía nunca.

    Había gente que me apreciaba, lo que con mi actitud negativa y cerrada se enfadaban, ¿verdad? Esa actitud persiste un poco hoy en día. No somos máquinas de estudiar y trabajar. Nuestras manos están hechas para ser entrelazadas por otra persona... y voy a ayudar a mi madre que me necesita.

    :)
    ¡¡Hasta después!!

    ResponderEliminar
  11. Hola Pablo, alguien dijo alguna vez que el que pretende que lo quieran todos es un necio, porque tiene que renunciar a ser él mismo y hacer lo que todos quieren.
    No se puede tener muchos amigos, apenas se logra tener unos pocos y a veces uno o dos como mucho y eso es suficiente.
    El resto de la gente que nos rodea son conocidos, o sea personas que nos acompañan en la vida pero que no llegan a ser nuestros amigos verdaderos.
    No hay que tomarse tan en serio y ser capaz de reírse de uno mismo, de nuestras limitaciones, de nuestros errores, de nuestros defectos, entonces ya no nos molestará que nos critiquen, porque tienen razón. saludos, malena

    ResponderEliminar

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!