2011/02/04

El Chi Kung o (Qi Gong)



El Chi Kung es una antigua práctica china que expresa la filosofía oriental, que se ha extendido por todo el mundo.

La palabra Chi significa “energía” en sentido amplio o “energía vital”; en cuanto a Kung se refiere a la ejercitación; o sea que se trata de aprender a integrar, conservar, activar y utilizar en forma adecuada la energía vital.

Una vez obtenidos todos estos objetivos los iniciados en esta disciplina, cuyos contenidos deben aprenderse bajo la supervisión de un maestro y nunca adquirirlos solos, son capaces de tener una vida plena, curarse a si mismos y a otros.

El Chi Kung consta de tres niveles para administrar el Chi en forma saludable:
- El ajuste de los movimientos del cuerpo en forma coordinada,
- el ajuste de la respiración armónica,
- y el ajuste del corazón (estado psicológico de paz interior)

El aprendizaje comienza con la práctica de los ejercicios más sencillos hasta abarcar los más complejos. Cuando el maestro considera que se ha llegado a un nivel óptimo, ya no es necesario realizar más ningún movimiento, porque éstos eran los que constituían la base para promover la regulación de la respiración y del corazón.

Una vez que estos objetivos han sido cumplidos se alcanza el objetivo esencial que es el desarrollo de la fuerza espiritual en cada uno.

El propósito curativo del Chi Kung es poner en funcionamiento el proceso de curación.

Este conocimiento de la cultura china afirma que existe la energía chi con el potencial de transformarse permanentemente en dos polaridades complementarias: el yin y el yang, opuestos que conforman la totalidad del cosmos.

Todo el universo está formado por estos dos contrarios que al mismo tiempo son uno. Por ejemplo, en el hombre, el cuerpo visible es yang y el invisible el yin; la cabeza y el dorso son yang, el torso y los pies son yin, etc.

También existe la misma relación de opuestos recíprocos y de unidad entre los órganos, los sistemas, los tejidos y las células, que se mantienen en equilibrio dinámico continuo cuando la persona goza de perfecta salud; y cuando ese equilibrio se pierde aparece la enfermedad.

Según este principio, la enfermedad tiene dos causas principales:

Causas internas: son los siete estados emocionales negativos, como la exaltación, el enojo, la tristeza, el deseo de posesión, la preocupación, el miedo y el terror.

Causas externas: los ataques inesperados de uno o varios de los seis aires:
El viento, el frío, el calor, la sequedad, la humedad y el fuego.

El Chi Kung es una forma de terapia basada en causas legítimas sin necesidad de utilizar sustancias de ninguna clase.

Fuente: Dr. Wang Yin Hu, Médico, Profesor de Medicina Tradicional China, Maestro de Chi Kung.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!