2012/03/05

La Intimidad




La intimidad es lo más personal e interior de un ser humano; es el mundo privado de una persona, su relación consigo mismo, sus emociones, sus sentimientos y sus pensamientos más secretos y más difíciles de expresar.

La intimidad de una pareja es un sentimiento compartido, el entendimiento mutuo y la confianza a nivel del alma, la capacidad de ambos de comprenderse y de emocionarse juntos.

La intimidad familiar se expresa en el amor, el conocimiento, la aceptación y el respeto del otro en tanto que otro; en la solidaridad sin condiciones, en la libertad individual, el desinterés y el deseo del bienestar de todos.

La intimidad es un derecho que tenemos todos que sin embargo es vulnerado por cualquiera con el objetivo de revelar nuestros secretos y hacernos más vulnerables, o con el propósito de hacer caer figuras políticas de turno; o bien para satisfacer la curiosidad morbosa del que no tiene vida propia.

Cualquier error íntimo del pasado puede arrastrar por el lodo un apellido y hasta una familia entera, porque todos hacen leña del árbol caído y se complacen en arrojar la primera piedra sin estar libres de pecado.

Así es como se venden más revistas y diarios, sacando a relucir trapitos al sol que tienen que ver con la intimidad de las personas famosas.

Nadie tiene piedad cuando se descubre algún secreto inconfesable, porque el deleite es atrapar a otro cometiendo un acto indigno, que ellos no se atreven a cometer; y castigarlo con la condena de la multitud que se nutre de los errores ajenos.

La envidia del pusilánime que se dedica a la crítica despiadada, pone al descubierto deudas y ofensas cometidas por otros porque no tiene creatividad para otra cosa.

Estos sabrosos secretos íntimos que se desparraman al viento, hacen sentirse mejor a quienes con su inoperancia y mediocridad solamente pueden proyectar en los otros sus propios demonios.

Solamente la gente que no puede lograr intimidad consigo mismo ni con otros y que son incapaces de vivir sus propias vidas, necesitan vulnerar la intimidad de los demás para justificar la pobreza de su biografía.

Hay familias en las que no existe intimidad y cada uno vive como en una isla, sin comunicación ni relación emocional alguna; porque tener intimidad familiar es poder compartir la vida emocional del otro, comprendiéndolo y respetándolo sin juzgarlo o criticarlo y sin que se sienta rechazado.

La intimidad familiar se pierde cuando no se es escuchado y entonces las personas se encierran en sí mismas y no comparten sus sentimientos porque temen que si se abren a esa relación serán condenados y no serán aceptados, tal como ellas mismas se condenan y no se aceptan.

La intimidad es la capacidad para relacionarse a niveles profundos, es la posibilidad de confiar y de creer en el otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!