2012/09/25

La Kabalah




La Kabalah es la interpretación mística de los libros sagrados judíos; es un sendero esotérico.

Se manifiesta en el iniciado como una revelación, aunque se trata históricamente de una revelación primordial.

La palabra Kabalah significa Tradición, un conjunto de conocimientos transmitidos a través de las generaciones de Maestro a discípulo, cuando éste esté preparado para recibirla.

La transmisión de estos conocimientos se relaciona con la Alquimia, porque implica una transmutación, algo mágico; porque la Kabalah es un saber que no se puede transmitir solamente con palabras sino a través de una fusión entre Maestro y discípulo, a un nivel superior de consciencia, que significa amor, porque el amor es el camino a la sabiduría.

Para lograr esta unificación hay que dejar de ser quien uno es, abandonar toda estructura o mecanismo limitante y despojarse del orgullo, la vanidad, la ambición, el miedo y de otras máscaras.

La Kabalah es el camino hacia la unidad, la unión con Dios o con la Sabiduría Universal.

El Maestro es la luz del alma, que es donde se encuentran las respuestas a los principales interrogantes existenciales.

Por pertenecer estos temas al misterio y por su alto contenido metafísico, puede ser mal interpretado por quienes no tienen una conciencia serena, profunda y armónica.

Por esta razón el guía espiritual es esencial, porque su ausencia puede producir delirios místicos, supersticiones, generar comerciantes del espíritu, brujos a sueldo, dogmas limitados e impuestos y otras tendencias espirituales negativas.

El Maestro verdadero pregona que antes de volar, desde el punto de vista místico, se debe aprender a caminar.

O sea, que para penetrar en la sabiduría más profunda es necesario estar previamente equilibrado interiormente.

El deseo dentro de cada ser humano de una iluminación y de enriquecer y elevar su ser, haría posible cambiar positivamente el mundo; porque el cambio evolutivo sólo es posible desde el interior de cada uno.

El Maestro es el que se ha encontrado a sí mismo y ese encuentro le permitió encontrarse con su Creador.

El kabalista es el heredero de un saber milenario proveniente de las últimas escuelas iniciáticas herméticas, que ha consagrado su vida a la verdad y al amor.

La gran variedad de religiones que existen en la Tierra, no representan a distintos dioses sino que son los distintos procesos para llegar a Dios.

Según la Kabalah, la existencia del hombre se desenvuelve en dos dimensiones básicas; lo manifestado que es lo que pertenece al mundo material y lo oculto que representa lo espiritual.

Ambas dimensiones forman la realidad.  La evolución en el plano material sólo es posible si se toma conciencia de lo oculto, que está más allá.  El uno sin el otro no puede existir.

Antes de la creación material, las almas estaban unidas en una gran alma que se desparramó en los distintos yo individuales.

El acto creativo tiene el propósito retornar a la unidad original a través de la voluntad y evolución de las diferentes almas o yo.

Fuente: “La Kabalah”, “Historia de una Iniciación”; Ione Szalay.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!