2012/12/10

La Vida es mágica




Es importante volver a mencionar en este blog el libro de Rhonda Byrne, “La magia”, porque encierra conocimientos ancestrales que el hombre, al separarse de la naturaleza,  ha olvidado, convencido de que su desarrollo y crecimiento y todo lo que necesita de la vida lo obtendrá solamente con su esfuerzo, y que no existe nada más a su alrededor que puede ayudarlo.

Rhonda Byrne, en su libro “La magia”, nos recuerda que los sucesos mágicos nos acompañan todos los días de la vida, que los fenómenos extraordinarios más inesperados ocurren, pero que nosotros preferimos ignorar que existe la magia.

Byrne descubrió ese poder y su vida se transformó, por eso decidió transmitirlo al mundo, para que todos se puedan beneficiar y puedan cambiar sus vidas llenas de problemas e insatisfacciones por una existencia llena de felicidad y alegría.

La fórmula es tan sencilla que cuesta creer los importantes beneficios que reporta, sin embargo, es lo que nos enseñaron todas las religiones y creencias sagradas desde el comienzo de la humanidad.

Se trata de recordar diariamente todas las bendiciones que tenemos y agradecerlas, desde la más grande a la más pequeña, desde la más minúscula función del cuerpo y los hechos favorables que damos por sentados,  hasta los necesarios fenómenos naturales que nos favorecen, los acontecimientos felices que esperamos, las condiciones óptimas de la existencia, el trabajo satisfactorio, la perfecta salud, las excelentes relaciones interpersonales, la abundancia de dinero, el buen humor, el espíritu joven, el entusiasmo, las ganas de vivir, la energía positiva, etc.

Todo esto sucede solamente recordando agradecer todas las bondades que nos depara la existencia, para que de esta forma se multipliquen en progresión geométrica.

Agradecer cada situación positiva nos obliga a valorar cada minuto de nuestra existencia y darle importancia al hecho de tener la oportunidad de estar vivos.

El agradecimiento nos cambia la energía negativa en positiva, desaparecen las ideas derrotistas, las quejas, la crítica y el descontento porque no se cumplen nuestras expectativas.

El descontento, el mal humor, la depresión y la insatisfacción, alejan automáticamente todo acontecimiento positivo, de modo que sin saberlo, estamos creando nosotros mismos las condiciones desfavorables de nuestra existencia.

¿Cómo hago para agradecer poder disponer dinero si no me alcanza? ¿Cómo hago para agradecer tener salud si estoy enfermo?

Rhonda Byrne afirma que es sencillo, hay que agradecer el poco dinero que uno tenga, hasta los centavos, porque si estamos siempre pensando en el dinero que no tenemos, éste nos seguirá faltando.

Y cuando tenemos un problema de salud, acordarnos de agradecer el funcionamiento del resto de nuestro cuerpo, de nuestros órganos,  de nuestras células, que realizan su trabajo en forma automática y que nos mantienen vivos,  poder respirar, caminar, ver, oír, tocar, hablar, oler, gustar, leer, mirar televisión, hablar por teléfono, etc., y no pensar en el problema puntual que nos aqueja.

Cuando mantenemos el pensamiento concentrado en un trastorno, éste se refuerza y persiste y si en cambio nos concentramos en agradecer lo bien que estamos en otros aspectos,  los malestares irán  desapareciendo en forma mágica.  Porque descubrir la magia que existe alrededor, disponible para todos,  hace que el mundo cambie y que las personas se transformen.

Cuando uno consigue convertirse en un canal del poder del universo, deja de sentirse aislado y de contar solamente consigo mismo y comienza a creer en la maravillosa posibilidad que existe de sentirse bien y cumplir todos los deseos.

Y cuando la gratitud se extienda por todo el mundo y se convierta en la forma de vida de todos, desaparecerá todo enfrentamiento entre los hombres, toda rivalidad, todo odio, toda agresión, toda pobreza. Porque la rivalidad, la ambición, el egoísmo, el miedo a la pérdida se producen por creer que los recursos son limitados y no alcanzan para todos.

Sin embargo, cuando todos sintamos nada más que gratitud, esa percepción de un mundo sólo para unos pocos cambiará y la realidad se modificará mágicamente, los países prosperarán, se enriquecerán y no existirá motivo para temer carencias.

Dar las gracias por todo los bienes que gozamos en la vida hará que las difíciles situaciones se resuelvan y cambien como por arte de magia, porque dar las gracias es la clave, la palabra mágica.

Fuente: “La magia”; Rhonda Byrne; edic. Urano, Octubre 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!