2013/08/29

Sigmund Freud


Sigmund Freud fue un gran pensador y un notable escritor, que hizo posible que cualquier lector profano pueda disfrutar de la lectura de sus textos por su claridad de expresión.

Su teoría nos permitió ingresar en una nueva era, la era del Psicoanálisis que llegó para quedarse, ya que sus escritos tienen aún hoy plena vigencia.

Freud descubrió el inconsciente, esa parte de nosotros mismos que guarda todas las experiencias pasadas y que tratamos de mantener oculta sin lograrlo, ya que aparece en los sueños, los actos fallidos, los chistes que hacemos, los errores, los lapsus, las pequeñas interferencias que irrumpen el quehacer cotidiano y que es el que motiva nuestra conducta, mostrando que nuestra psique es mucho más que lo que aparenta.

La conducta humana esconde motivaciones, deseos, emociones inconscientes que pugnan por hacerse conscientes pero chocan contras las férreas defensas del yo y de las normas morales.

Argentina es el país en dónde el Psicoanálisis encontró tierra fértil como para desarrollarse plenamente, ya que no sólo fue aceptado sino que se convirtió en el nuevo paradigma de la Psicología durante mucho tiempo.

Será porque a los argentinos, crisol de razas, siempre los ha preocupado más que a otros, la búsqueda de la identidad y del sí mismo y los mueve el deseo de conocer sus motivaciones más profundas.

Sus obras completas reúne todo su pensamiento, inclusive el contenido del intercambio epistolar que mantuvo con personajes ilustres de esa época, de gran valor científico.

La mejor forma de leer a Freud es comenzando con Las Nuevas Lecciones Introductorias del Psicoanálisis del Tomo III, porque incluye toda su teoría en forma más breve y ordenada, ya que en sus escritos se observan idas y venidas producto de las cavilaciones surgidas en su experiencia clínica.

Freud inaugura una nueva forma de percibir la psique humana y fundamenta su pensamiento citando los casos de los pacientes que atendía y en sus propias experiencias de vida; llegando a formular una teoría coherente que llegó a dominar el escenario de la psicología desde hace casi un siglo.

Freud es un clásico pero también un revolucionario que ayudó a comprender mejor la mente humana. Tal vez su teoría se quedó corta o simplemente no daba para más, porque el inconsciente para Freud lo es todo y no hay otra cosa más allá de la realidad que conocemos.

Hacer consciente lo inconsciente, esa es la premisa básica de la psicoterapia psicoanalítica profunda que él mismo considera interminable, porque la curación sólo se logra liberándose de las dependencias, o sea siendo capaz de hacerse cargo de sí mismo sin muletas ocasionales.

El conflicto está expresando la dualidad del hombre que se debate entre lo que desea ser y lo que debe ser en función de la cultura; y la neurosis es la forma patológica de expresar ese conflicto.

La sublimación de la energía permite transformar la energía reprimida en fines socialmente aceptables.

Carl Gustav Jung, discípulo de Freud, propone que el inconsciente contiene todo, la historia de la humanidad, la cultura, los arquetipos y los símbolos que son comunes en todos los hombres y que todos heredamos desde el comienzo de la vida humana en la Tierra.

Freud abrió una brecha profunda en la historia del pensamiento humano, que puede seguir siendo ampliada y explorada.

Malena

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!