2013/10/26

El Significado Simbólico de los Números - Segunda Parte


Según “La Cábala” que es la interpretación esotérica de los libros sagrados judíos -; el Árbol de la Vida revela los aspectos cualitativos de los números y su energía espiritual.

Cada número, del cero al nueve, tiene un vasto significado simbólico.

En forma muy somera y a modo de introducción al conocimiento de estos símbolos, se puede resumir lo siguiente;

El número cero representa lo no manifestado, el infinito, el poder inmenso que nos introduce en otra dimensión; el todo o nada, que se puede comparar con la matriz universal de donde deriva todo lo demás.

El número uno es el sembrador, el cazador, el individualista, el voluntarioso, el intelectual, el líder, el dominador y seguro de sí mismo, independiente y decidido. Es rígido y mental, el principio activo que busca diferenciarse e imponerse frente a los demás. Es el descubridor, el iniciador, el ganador, el hacedor.

El número dos representa la dualidad, vive a nivel de la mente, es y siente lentamente, es la tierra fértil, el sentimiento, la colaboración, la sensibilidad artística, la imaginación, la intuición. El dos contiene, aconseja y escucha y es sensible, dulce y receptivo. Necesita la aprobación de los demás. Actúa con diplomacia, se adapta, actúa por intuición, no enfrenta pero puede cambiar con su sutileza el curso de los acontecimientos. Es el consejero ideal, discreto, eficiente, colaborador.

El número tres es la síntesis del uno y del dos, o sea es completo porque posee las dos tendencias. Nace para la creatividad en todas las áreas. Es optimista, original, espontáneo y sociable. Es jovial, alegre y abierto al intercambio con los demás. Es sensible, sensual, imaginativo y sociable. Necesita compartir, comunicarse y disfrutar en compañía, el contacto humano es fundamental.

El número cuatro representa la solidez de la estructura, el deber, la disciplina y se caracteriza por la organización, la tenacidad y la estabilidad. Se orienta y prioriza el trabajo concreto, el control y los detalles, es realizador y fundador, protector, íntegro, serio y perfeccionista. Progresa lentamente pero con seguridad, prefiere la calidad antes que la calidad. Es rígido y estructurado, le gusta la rutina y respeta las normas pero le cuestan los cambios. Es el ejecutivo perfecto cuando se siente seguro y se esfuerza. Se aferra a las cosas materiales.

El número cinco representa la armonía entre los deseos del cuerpo y de la mente, el hombre completo que no soporta las normas ni los sistemas y necesita escapar de los convencionalismos.

El número cinco analiza, hace circular la energía y corre riesgos; ama la libertad, el movimiento y el cambio. Es polifacético, cuestionador, tenso y amante de la búsqueda intelectual, las aventuras y las nuevas experiencias. Es iniciador, constructivo y amante de los desafíos. Es rebelde de pensamiento y en su modo de vida. Puede caer en adicciones por sus excesos, pero cuando se conecta con su alma encuentra el equilibrio.

Para el número cinco el movimiento es esencial, le atraen los viajes, conocer otros horizontes, tener nuevas experiencias y se adapta a los cambios.
Es explosivo y rápido, impulsivo, impaciente y puede volverse agresivo si tiene que esperar.

El número seis representa la característica femenina que trae paz, armonía, serenidad y que brinda seguridad, calidez y amor desinteresado y puro. Rechaza toda lucha, es sensible, vulnerable, con espíritu de sacrificio. Ofrece amor, armonía y bienestar, tiene una actitud conciliadora, tierna, responsable y afectiva; se destaca por su sentido estético, calidez y tranquilidad interior.

El número siete, representa el compromiso por descubrir la Verdad espiritual, los grandes movimientos místicos, la búsqueda de las respuestas a los grandes interrogantes de la vida, es el umbral de la iniciación. Es un asceta enigmático, distante, con gran sentido de la perfección que lo vuelve exigente. Puede caer en la depresión y llegar a autodestruirse. Tiene gran necesidad del más alto refinamiento y rechaza la vulgaridad y la mediocridad.

El siete invita a la búsqueda espiritual. Es reflexivo, estudioso, meditativo, tiene gran sentido de la observación, es disciplinado y perfeccionista, independiente, solitario, introvertido, serio y místico.

El número ocho representa la capacidad de organización y el poder de realización. En el Árbol de la Vida significa la Gloria o sea la inteligencia perfecta. Es el número del poder psíquico, mental, físico y material. Es audaz y combativo y un excelente organizador; un gran estratega muy capaz y de gran rendimiento. Es directo, dominante y exigente pero puede ser frágil interiormente. Si no lo cuestionan puede ser generoso, bondadoso y simpático.
Su característica esencial es la energía el control y el poder; y además es productivo, perseverante y sólido. Amante de la justicia es audaz, ambicioso y lúcido.

El número nuevo representa la apertura de la mente y del espíritu que propone ir más allá de los límites. Puede ser un canal de mensajes superiores pero tiene una base inestable y su vulnerabilidad le puede producir desequilibrios que le impidan concretar sus sueños. Es el número de la experiencia espiritual o mística; es altruista, con vocación humanista inclinado a ayudar a los más débiles. Es idealista, con vocación social y abierto a los grupos. Tiene intuición, sensibilidad, sabiduría y mucha imaginación y serenidad.

En este momento de la evolución de la humanidad, existen además tres números maestros que se componen de dos cifras idénticas, que tienen significado simbólico que son el 11, el 22 y el 33.

El once es el mensajero divino cuyo ideal es la búsqueda de la verdad profunda.

El 22 es el inventor apasionado, el visionario de gran sensibilidad y el genial organizador de inteligencia superior.

El 33 es el símbolo del Amor perfecto y del Guía que transmite conocimientos fundamentales elevados.

Para el estudio numerológico de una persona se toman en cuenta todas las letras de su nombre tal como aparece en el registro oficial de su país y a cada letra se le asigna un valor numérico, lo que será explicitado en la tercera parte

(continúa parte 3 - El Autoconocimiento a partir de los números.)

Malena

Fuente: “Numerología Humanista”; Martine Coquatrix.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!