2013/10/21

Mujeres Fuertes


La verdadera mujer de hoy es múltiplemente activa, porque puede desempeñar muchas funciones con eficacia, es capaz de hacer dos cosas bien al mismo tiempo y de respetar sus intereses sin abandonar su liderazgo en su casa; y sin perder de vista ni a su marido ni a sus hijos.

La mujer moderna es la columna vertebral de la familia, la que mantiene el equilibrio, la que puede brindar afecto a todos y ver más allá de sus narices y la que es capaz de conservar y transmitir sus valores a sus hijos.

Una mujer moderna tiene la facultad de saber distribuir sus recursos en forma equitativa y con inteligencia teniendo bien claras sus prioridades.
Es responsable, no se queja, hace lo que le gusta y está orgullosa de sí misma porque despliega toda su capacidad y creatividad para conseguir sus objetivos y al mismo tiempo puede cuidar su cuerpo y mantenerse en forma.

Una investigación realizada por la consultora Trendsity para la empresa Rexona plasma en cifras la participación activa de la mujer en todos los aspectos de la vida.

Casi un ochenta por ciento de las mujeres que se encuentran transitando la etapa activa de sus vidas, trabaja; un cincuenta por ciento se encarga de hacer la comida para su familia y de las compras y además, lleva la administración de su casa.

Un 61% de mujeres, además de trabajar fuera de su casa y controlar su hogar, realiza algún tipo de estudio o capacitación, dedicándole tiempo al arte, a las artesanías, a los idiomas, o a algún estudio terciario o de posgrado.

Las mujeres son las que aprovechan las ofertas, las promociones y los días de descuentos que ofrecen los supermercados o las tiendas donde hacen sus compras, para colaborar con la economía familiar, ya que sabe que comprar a más bajo precio aumenta el valor de sus ingresos.

La Neurofisiología sostiene que la mujer activa y eficaz de hoy es la que logra integrar las capacidades y habilidades de ambos hemisferios cerebrales; el izquierdo para el razonamiento, la planificación y la optimización de los recursos y el derecho para lograr la percepción total de cada situación en armonía con el entorno, haciendo que la razón y la emoción se complementen.

Esta fecunda actividad femenina incluye tiempo para pasar con su pareja y amigos, para dedicarle a la actividad física, para el cuidado personal, para leer, para estar actualizada, para ir a la peluquería o al cine, para comprarse ropa, navegar por internet y hasta para hablar y mandar mensajitos por teléfono.

Como el tiempo es relativo, para una mujer activa, una hora de reloj tiene mucho más que sesenta minutos, porque sabe administrar con maestría su tiempo, piensa que los problemas son oportunidades, canaliza su energía adecuadamente, acepta con entusiasmo los desafíos de su época, se puede sobreponer a las adversidades y es capaz de aceptar la realidad tal cual es.

Malena

1 comentario:

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!