2014/01/09

Los Apurados



Los apurados son los que viven a mil kilómetros por hora tratando de ganarle la carrera al reloj y lograr tachar todo lo que tienen anotado en la agenda.  Incluso, aunque no tengan tareas urgentes que hacer, se inventan ocupaciones porque lo que les sucede realmente es que no pueden disfrutar del relax, de los espacios vacíos de actividades ni de las relaciones personales.

Estas personas siempre están cansadas presionadas e intranquilas; suelen sufrir de dolores articulares crónicos, de problemas digestivos, alta presión arterial y alto nivel de colesterol, están siempre pensando en el futuro, no prestan atención a lo que está ocurriendo en el presente y su premura los pone agresivos y hostiles.

La filosofía de occidente exige ser eficaz, productivo y rápido en el trabajo y apurarse también en el hogar para no perder el control, haciendo que el momento presente no se disfrute porque siempre se está pensando en otra cosa.

De este modo, la vida de los apurados pasa a su lado casi sin darse cuenta y sin poder relajarse ni saborear los buenos momentos.

Vivimos en una sociedad que prioriza el hacer más que el ser y en donde la gente se enorgullece de hacer dos o tres cosas al mismo tiempo.

Se desarrolla así la personalidad tipo “A”, que se caracteriza por la hiperactividad y el comportamiento acelerado para todo, para comer, para trabajar, para caminar, para pensar, para hacer el amor y hasta para dormir porque tienden a levantarse temprano y acostarse muy tarde.

Para la persona hiperactiva,  toda actividad no productiva no tiene valor, porque es ambiciosa y necesita conseguir resultados.  Todo lo que tiene que hacer es urgente porque no puede esperar, es impaciente, perfeccionista y tiende a controlar a los demás.  Sus movimientos y su andar son rápidos y hasta su metabolismo es acelerado.

Su eficacia hace que asuma más responsabilidades de las que le competen, sobrecargándose de trabajo y de obligaciones que la mantienen ocupada todo el tiempo.

Las personas veloces e hiperactivas hablan rápido pero prestan poca atención a lo que dicen los demás, suelen interrumpir las conversaciones para dar su opinión y si no pueden intervenir pierden el interés y piensan en otra cosa.  Evitan el descanso, alargan la jornada laboral varias horas, se llevan trabajo a casa y por lo general no tienen tiempo para tomarse vacaciones.

Están cansados pero no se dan cuenta porque no prestan atención a las señales de agotamiento o cansancio.

Las personas aceleradas son competitivas y para ellas, toda actividad representa un desafío.  Se anticipan a los acontecimientos y tratan de prevenir todos los posibles contratiempos. Se alteran fácilmente, principalmente con las personas que  no se apuran, son intolerantes, impacientes y muy exigentes.

Tienen sus agendas repletas pero no pueden delegar ninguna tarea porque no confían en nadie.  Cuando manejan, se irritan con los problemas del tránsito y tocan bocina aunque sea obvio que nadie pueda avanzar.  Nunca pueden dejar de pensar en su trabajo, se sienten culpables cuando descansan, tienden a planificar más tareas de las que pueden realizar y se sienten frustrados si no las cumplen.

Estas personas hiperactivas tienen hasta tres veces más probabilidades de sufrir un ataque cardiaco, de padecer enfermedades psicosomáticas, ataques de ansiedad y fobias.

Se puede revertir este modo de ser dejando de actuar en forma automática y tomando conciencia de la forma en que se comportan, apagando el celular en las horas de descanso, aprendiendo a disfrutar del tiempo libre, haciendo meditación y dejando de competir con los otros, porque la verdadera competencia es con uno mismo, 

Malena

18 comentarios:

  1. Qué interesante esto que escribís acerca de quienes "viven" su vida a toda prisa.
    A veces, cuando uno va por la calle, se pregunta a dónde va la gente tan rápido... Intentando, quizás, llegar a donde nunca podrán porque sin darse cuenta ellas mismas van desplazando la línea de los propósitos que se imponen como meta...
    Asimismo, el eterno debate: Para quienes no comparten esa personalidad, eso no es vida. Pero para el individuo que se maneja de esa manera... ¿Sí será vida? ¿Puede llamarse vivir a no tener esos tempos? ¿Nos haremos más mala sangre nosotros ante la impotencia de no ver en el prójimo aquello que nosotros consideríamos como ideal para su vida o bienestar? Que misteriosa es la búsqueda del nexo entre la realidad subjetiva y la realidad como "realidad" que no es común a todos. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  2. Malena me encantan sus articulos, soy un gran fan por sus lecturas. Agradecerle el compartir su conocimiento con el mundo. Me preguntaba si quizas algún día usted podria escribir sobre la cultura industrial, si es que tiene ver obviamente con temas que la competen. Gracias Francisco

    ResponderEliminar
  3. Mi padre es asi....es acelerado......y es insoportable. Todo le parece poco,quiere trabajar hasta por gusto......haciendo una y otra cosa......efectivamente....siempre interrumpe...aun cuando no domina un tema........y es intolerante con las personas que no son apuradas.......siceramente no va conmigo eso.....y lo peor de todo es que somos socios de empresa.....es insoportable.

    ResponderEliminar
  4. hola jigoyawara, creo que hay que respetar la forma de ser de los demás porque nadie es perfecto, ni siquiera tu.
    Es difícil trabajar con familiares porque la confianza no permite tomar la distancia suficiente como para no pelearse por cualquier cosa.
    Si son socios, no te conviene perder de vista los objetivos por diferencias personales, ya que cuando los negocios marchan bien todo lo demás es secundario. saludos, malena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me describe en un 80% esta forma de ser. Y para Eugenia, si, para mi si es vida, porque se encuentra satisfacción al lograr resultados cada vez mejores y es cierto el problema radica en compararse con los demás, por eso siempre se debe ser mejor que si mismo. Soy César.

      Eliminar
    2. Si claro......cuando uno es el que hace todo....y el padre solo se dedica a renegar.....a quejarse....y a no ayudar.........y acturar atolondradamente.......no se deja orientar.....ya te quisiera ver en mi pellejo

      Eliminar
    3. Hola jigoyawara, trabajar con el padre de uno no es nada fácil y trabajar con la hija tampoco, porque siempre estarán compitiendo sin darse cuenta, y porque hay una generación de diferencia y tienen enfoques distintos. Creo que ambos podrían reconocer y rescatar lo mejor que tiene cada uno y tratar de incorporarlo sin prejuicios, pero eso es algo que requiere un cambio de nivel de conciencia y sacarse de encima las cosas del pasado. saludos, malena

      Eliminar
  5. Hola César, dicen los pensadores orientales, que para disfrutar más de la vida hay que observarnos bien a nosotros mismos, a los demás y a todo lo que nos rodea en cada momento de la vida. Para ellos, vivir es estar plenamente en el presente y ver las señales que brindan las circunstancias, porque los planes que tenemos a veces no tienen nada que ver con la realidad. Para ellos, a las personas que creen que la realidad que los rodea no tiene nada que ver con sus proyectos, la vida les pasa a su lado mientras ellos están haciendo otra cosa.
    Pero cada uno es dueño de vivir como quiere. saludos, malena

    ResponderEliminar
  6. Q tal Malena. Mi nombre es Diego y no manejo redes sociales.
    Me describiste en un 95%. Y ademas soy de poco hablar (por no decir nada) y como q por momentos tenia como una batalla interna entre quien queria ser y quien era realmente.
    Soy desconfiado y siempre veia de reojo a los psicologos. Pero creo q preciso ayuda para acomodar algun desorden emocional q impide q me desarrolle como persona.
    Leer tu articulo y sentir q hablabas de mi sin conocerme, me dio coraje para escribir.
    Dicho todo esto, este sitio es solo para publicar escritos o tmb brindas ayuda en el caso q alguien la requiera.
    Gracias por tu tiempo

    ResponderEliminar
  7. hola Diego, el objetivo de este sitio es enseñar todo lo referente a Psicología, esencialmente para que los lectores puedan conocerse mas a sí mismos y para aprender la mejor manera de relacionarse con los demás.
    Trato de contestar todos los comentarios para ayudarlos con sus dudas o problemas cotidianos, pero no realizo tratamientos, puedo aconsejarles recurrir a un profesional psicólogo cuando creo que es necesario, pero yo no me dedico a atender pacientes.
    Las personas apuradas son ansiosas y les preocupa más el futuro que el presente. Suelen ser eficientes y muy exigentes consigo mismas y con los demás.
    La batalla entre quienes somos y quienes queremos ser no es tuya solamente, es de todas las personas en este mundo.
    Los apurados suelen ser desconfiados porque esperan demasiado de los demás que por lo general son más lentos.
    Las personas calladas escuchan más a los demás, son como diamantes entre las piedras, porque a todo el resto del mundo le gusta mas hablar que escuchar.
    Considera esa característica que tienes como una virtud y un atractivo más.
    El problema de los apurados es que les cuesta un poco más concentrarse y se dispersan con facilidad. Recuerda que "no por mucho madrugar amanece más temprano". saludos, malena


    ResponderEliminar
  8. Malena.. Como estas? Soy Diego nuevamente. Antes q nada queria agradecerte por tomarte el tiempo de responder. Tmb gracias por tu apreciación acerca de mi poco hablar. Senti como una especie de halago y te confieso q fue como una caricia en estos días de reflexión violenta!
    Pero bueno, gracias a eso, me siento mejor. Necesitaba parar la pelota y reacomodar el inventario de mi vida. Creo q el eje central de todo es haber "quemado etapas"(tema aparte). Nada se desorrollo de forma natural. Y bueno, creo q estoy pagando esas facturas atrasadas.
    Me cayo la ficha de repente, como si hubiese estado ausente. Pero veo mas claro el panorama. Como q tengo la capacidad de ver mi situación actual desde "afuera" y se me hace mas facil lo q antes era dificil. Obvio tmb veo muuuchas cosas q arreglar y pulir. Pero creo q voy por buen camino. Un nuevo comienzo.
    Q ves en mi?
    Se me salio la cadena??
    Soy raro??
    Ya es de raro preguntarlo??

    Te mando un beso, gracias

    ResponderEliminar
  9. hola Diego, es bueno que alguna vez uno deje de funcionar en piloto automático, se atreva a preguntarse quién es y quién quiere ser y comience a vivir la vida que desea sin miedo y sin dejarse llevar por lo que hacen o dicen los demás.
    En ti veo a alguien que se cuestiona y eso está bien; y que ahora ya parece decidido a encaminarse dejando el pasado atrás.
    La clave es aceptarse como uno es, con los defectos y las virtudes porque solamente aceptándote como eres puedes trascender tus limitaciones y elevarte más allá de ti mismo.
    La vida es un camino hacia el auto conocimiento y hacia la aceptación de los otros como son. Es aprender a amar al prójimo además de la familia y tener la oportunidad de adquirir conocimientos.
    Es una continua evolución de modo que todos tenemos cosas que arreglar y pulir.
    Te deseo lo mejor, saludos, malena

    ResponderEliminar
  10. Hola ,excelente artículo estoy en 90%. Estoy trabajando en eso. Que hago? Hago una agenda y evacuo en la medida. Adicional dejo que la gente se exprese hasta el final y si la otra persona tiene la capacidad de escuchar le expogo mis criterios.

    La vida es hermosa el feo es uno.

    Por otro lado, la vida necesita alguien que le pongan el ritmo a las cosas, Que seria de la vida sólo con pasivos sin tareas por cumplir.

    Somos un complemento.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. hola Travel, ser activo no es feo, pero ser hiperactivo puede ser un problema para las relaciones personales, porque los demás viven en una dimensión de tiempo diferente.
    Es mejor escuchar que apurarse para opinar. Si prestas atención, lo que querías decir tu seguramente lo dirá otro si le das la oportunidad. Por eso es mejor esperar, darle tiempo a los demás.
    La persona activa nació para tomar iniciativas, para dar impulso y estímulo a los pasivos que no se atreven y que aunque tengan potencial no se animan.
    No sólo hay que pensar para beneficio de uno mismo también hay que darles a otros la oportunidad y el apoyo, porque pueden tener mejores ideas que las nuestras. saludos, malena


    ResponderEliminar
  12. Yo hablo rápido ,camino rápido trabajo al 100 que también sería rápido si se,amerita y me an dicho que yo siempre ando acelerada lo tome como un insulto pues en el lugar en donde me desempeño se amerita mover rápido trabajar rápido y como aquí lo escribes nosotros los acerados,preferimos hacerlo nosotros ,pero ser acelerada en lo personal ami me ayuda trato de hacer mil cosas ala vez pero creo esta vez a más de uno les molesta que yo sea así y anterior mente nunca
    Tuve problemas y si ,si me describes totalmente, para mi todo reto es desafío, tengo metas todas las e logrado gracias a Dios .Totalmente de acuerdo yo también estímulo ala gente a que se animen no sólo pienso en mi beneficio pero como te digo ,estoy en un momento que lucho y lucho como todo el tiempo y es como caramba o eres lento o rápido Aaaaa, también ando todo el tiempo con una sonrisa pero si ,si soy super desconfiada las personas con este problema necesitan alguna clase de ayuda?

    ResponderEliminar
  13. Hola Buenas tardes Malena y el resto del grupo que ha compartido su situación. Leyendo un poco sobre psicología, llegue aquí, lei el texto sobre los apurados, aveces esta bueno para los que nos pasa esto saber que los demás entienden nuestra situación y no estamos solos, y personas como Malena que nos quiere ayudar y realmente agradezco. Respecto al análisis de los apurados puedo decir de que se de que se trata porque yo soy uno de ellos, en todos los aspectos.
    Si entiendo que forma parte de la personalidad de uno, yo en este momento me encuentro haciendo terapia por suerte, y la psicóloga me está ayudando mucho, porque realmente hay cosas que quiero cambiar, y no sentirme que estoy en otra dimensión porque siempre hago todo rápido para concluir con las actividades importantes ( gran error mío pensar que son todas importantes y que nada puede esperar), darme el tiempo necesario para pensar antes de hablar porque piense que se de algún tema que estan charlando amigos o compañeros de laburo, y muy importante aprender a escuchar a los otros, porque es una contradicción Grande querer que nos escuchen cuando nosotros queramos hablar y no escuchar cuando el otro tiene alguna opinión, y que mejor armar una idea con muchos puntos de vistas.
    También somos muy eficaces aunque suene agocentrico, pero en mi caso me hago mucho daño porque quiero que toda salga a la perfección ( aveces es mi perfección, el otro lo puede ver de otra forma). Y creo que lo más importante en lo que más estoy trabajando en terapia es estar en el momento, con la persona q estás, son momentos valiosos, nos pasamos pensando tanto en el futuro que nos perdemos el día a día y aveces llega el fin de semana y miramos para atrás y no sabemos qué es lo qué pasó porque estuvimos en una nube.


    Yo entiendo que sea personalidad que ayuda a tener trabajo, a progresar, a tener cargos importantes. Pero hoy yo quisiera aprender a vivir de otra manera y tomar hábitos más saludables, estoy intentándolo y es un proceso bastante difícil, pero con solo pensar que si sigo así a los 40 años estoy frito, ya que hoy tengo 31 y he vivido siempre así, y no hay que olvidarse que si estamos con personas al lado (pareja o hijos poder dañar mucho por nuestras formas de vivir).
    Sugerencias personales hacer algún deporte, ayuda mucho para la ansiedad y pensar de forma más adecuada y la terapia.
    Desde ya Malena agradezco ese escrito tan claro, y es difícil tomar nuevos hábitos pero estoy intentándolo. ( siempre hablo en plural, en realidad hablo de mi).
    Tomo los consejos y sugerencias que puedas aportar.
    Gracias, saludos Franc

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón por tantos errores, espero que se entienda, lo escribí con el celular. Saludos fran

      Eliminar
    2. Hola Fran, tengo que confesarte que no me costó mucho escribir este artículo porque me estaba describiendo a mi misma. Yo también soy una apurada en proceso de cambio. Por supuesto es muy difícil cambiar porque el apuro es ansiedad principalmente por competencia, una característica adquirida y también temperamental, muchas veces para demostrar que valen.
      A los apurados los caracteriza la acción, por eso no disfrutan de lo que está pasando alrededor.
      A pesar de todo yo creo que se puede cambiar, sólo hay que disminuir la velocidad y aceptar que también hay que dejar pasar a los demás. Saludos, malena

      Eliminar

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!