2015/04/28

El Sentimiento de Inferioridad - Psicología Malena Lede



El Psicoanálisis considera a la neurosis como la consecuencia de la represión sexual; y el sentimiento de inferioridad se debe entender como síntoma.

Adler, creador de la psicología individual, sostiene que el sentimiento de inferioridad se basa en una efectiva inferioridad orgánica, lo que lleva al individuo a compensarla de otra forma con mayor o menor resultado.

Adler le atribuye a la generalidad de las afecciones este mecanismo, que explicaría tanto las enfermedades mentales como las neurosis e incluso la característica de la personalidad.

Las pequeñas o grandes discapacidades orgánicas, ya sean anatómicas o funcionales que se padecen desde la infancia y los defectos físicos y constitucionales son los que originan un sentimiento de inferioridad y la necesidad de compensarla exaltando la personalidad de otro modo.

Adler desarrolla la teoría que sostiene que es la voluntad de poder y no el instinto sexual el que lleva al individuo a forjarse metas finales ficticias, que son las que le proporcionan todas las fuerzas psíquicas.

Freud considera insuficiente y parcial el argumento de Adler; de que toda patología psíquica es la pretensión del individuo de hacerse valer para compensar su inferioridad, sin embargo no rechaza la importancia, la función y la frecuencia en que se suele presentar  este fenómeno como motivación psicológica.

Para Freud, el origen del sentimiento de inferioridad se debe a dos daños ocasionados en la infancia, reales o fantaseados como son: la pérdida del amor y el miedo a la castración.

Todo niño se siente inferior si no recibe amor e incluso los adultos sufren esta carencia.

El Psicoanálisis sostiene que el sentimiento de inferioridad expresa el conflicto entre el Yo y el Superyo,  que es la instancia del aparato psíquico que castiga al Yo, lo que explica la relación entre el sentimiento de inferioridad  y la culpa.

Sin embargo, la teoría de Adler sobre la importancia del instinto de poder en la personalidad se refleja en famosos personajes de la historia. 

Por ejemplo, Napoleón era de baja estatura y se dice que su afán de conquista y su megalomanía se debía en parte a su condición física que lo obligaba a buscar la grandeza de otra forma.

Beethoven era sordo y sin embargo trascendió su sordera siendo uno de los más grandes compositores de todos los tiempos.

Es indudable que una limitación física representa para muchos individuos un verdadero desafío y puede hacer que para compensar su discapacidad se esfuercen en trascenderla

Stephen Hawking, físico matemático inglés que ocupa la cátedra de Newton en Cambridge, que desde su juventud sufre de ELA y que vive confinado a una silla de ruedas, desarrolló su intelecto en el campo de la astrofísica, escribió varios best-sellers con los que ganó millones, dicta clases, da conferencias, viaja por todo el mundo, filmó películas y hasta se casó tres veces.

Es indudable que el hombre, frente a la adversidad, es capaz de vencer cualquier limitación y de superarse a sí mismo, transformando su discapacidad en el motor de su existencia y que el "yo puedo" sea para ellos más importante que el "yo deseo".

Malena
Fuente: “Diccionario de Psicoanálisis” de Laplanche y Pontalís.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!