2015/04/10

Insomnio - Cómo dormir más y mejor-Psicóloga Malenalede







Seguir los dictados de la naturaleza resulta saludable, las plantas florecen en primavera, las aves emigran en cada estación, la Tierra gira sobre sí misma cada 24 horas y también nuestro cuerpo funciona de acuerdo a los ritmos naturales.

La vida moderna, la necesidad de trabajar en horarios nocturnos y todas los estímulos que existen de distraerse o entretenerse, nos lleva a ignorar que existe un orden natural a nuestro alrededor que funciona con un ritmo casi perfecto.

El ciclo humano de dormir y estar despierto recibe la influencia de los ritmos cósmicos, dormimos cuando oscurece y nos levantamos cuando amanece, sin embargo, no todos respetan este exquisito equilibrio y este comportamiento antinatural les puede producir serios trastornos.

Además del dormir y despertar, otras funciones orgánicas, como las neurológicas y las endócrinas;  la producción de hormonas y enzimas, los cambios de temperatura, la excreción electrolítica, siguen lo que los científicos llaman el ritmo circadiano, o sea ciclos biológicos que se repiten cada 24 horas.

Las irregularidades que se cometen al no respetar el ritmo biológico interno son la causa más importante del insomnio.

Los cambios tecnológicos ocurridos en el mundo moderno como la medición del tiempo con los relojes, que antiguamente se medía por la posición del Sol,  y el descubrimiento de la luz eléctrica, son dos fenómenos que reportaron muchos beneficios pero que también contribuyeron a la pérdida del sueño natural.

La luz eléctrica fue un cambio radical que permitió continuar despierto hasta cualquier hora, ya que la luz de gas o aceite que existía hasta ese momento, además de ser incómoda y sucia, era insuficiente para realizar actividades como por ejemplo leer o escribir, lo que impulsaba a la gente a irse a dormir.

En la actualidad las horas ideales para disfrutar del esparcimiento son de noche, después del trabajo; lo que hace que la gente salga más pero duerma menos.

La vida nocturna es muy tentadora, pero si una persona desea solucionar su insomnio tendrá que aprender a recuperar su ritmo de sueño de acuerdo a su reloj biológico.

Si deseamos quedarnos levantados hasta muy tarde, al ir a la cama, tendremos dificultades para conciliar el sueño, y éste será mucho más superficial y menos reparador.

Si se acuesta temprano y le preocupa no poder conciliar el sueño, esta preocupación es precisamente la que no le permitirá dormir.

Para evitar esta situación, tiene que acostarse sólo con la intención de relajarse y descansar y no le tiene que importar si no duerme, al contrario, trate de mantenerse despierto.  De esa manera se quedará dormido de inmediato.

Recuerde que no respetar los ritmos biológicos del sueño y el despertar tiene un costo muy alto tanto a corto plazo como por los desequilibrios orgánicos que ocasiona.

Una vez que el reloj interno se ha normalizado sentirá una gran energía en la vida cotidiana, tendrá más fuerza, mayor entusiasmo, estará más atento, podrá ser más creativo y disfrutar más de su vida.

Malena

Fuente: “Sueño reparador”; Deepak Chopra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!