2015/07/29


4 comentarios:

  1. ¡Hola Malena! Cuando uno se siente mal, dá tentación de querer sentirse bien de maneras malas. ¿Por qué es eso? Uno puede hacer amigos y ser feliz con el amor de Dios. Pero Dios se esconde en la sociedad industrializada. Dios es amor, creo yo. Y el amor se niega en esta sociedad. Subes a la guagua sin saludar, a veces, al chófer.
    En la sociedad de los ordenadores y coches, la sociedad del individualismo y egoísmo se niega a Dios. No son palabras mías, las dijo el cura de mi Barrio hace treinta años en la iglesia. (Y la cosa ha cambiado a peor en ese sentido)

    Yo creo que los Ángeles del Infierno tienen mucho trabajo con tanto pacto que hay con su Jefe. Por lo menos en la sociedad esta. Porque se niega el agua que quita la sed del alma, y se recurre, muchas veces, al calor del infierno en nuestros corazones. POrque nuestros corazones tienen frío.
    Vivimos en una sociedad que fomenta la soledad.
    Y no es bueno que el hombre y la mujer estén solos, dice La Biblia. Y es cierto.
    Porque, en soledad, la sed de amor te mata. Te mata tu interior.

    ¡¡¡Hasta luego!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Pablo, yo saludo siempre al conductor cuando tomo el bus, claro que no son muchos los que lo hacen, pero eso es parte de la deshumanización, el chofer es considerado una parte de la estructura del bus, no un ser humano. Tienes razón, cada día estamos más solos, retiramos interés en el exterior y nos ensimismamos en nosotros mismos y eso causa depresión, o sea cuando toda la energía se centra en uno mismo y no se puede canalizar en ninguna persona o interés externo. saludos, male

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, Malena! Aquí estoy en la biblioteca de la ciudad. Vine a subir unos vídeos al muro de facebook. Mientras se descargan los datos desde la cámara, leo un libro de Walter Riso. Enámorate de tí, se llama. Llevo dos horas y media aquí, en la biblio. Parecía que estar entre gente era malo, pero es bueno. Me gusta el estudio. En clase era feliz. Aunque alguna vez se rieran de mí por mi actitud. Los enfermos mentales algunas veces son objeto de burla. Como todo quisque a lo largo de su vida: los/as gordos/as, los tontos, los feos... Siempre tiene que haber alguien con quien meterse. Para desahogarse,supongo. Y que los niños vienen a clase teniendo una familia que los adora. En clase son todos iguales. No eres el preferido de nadie. O te lo ganas, esa condición de preferido.

    Walter Riso dice que hay que amarse. A veces lo veo, amarse, que está mal visto. Y lo está,¿verdad? Y si no me amo, no te puedo amar. Ni puedo recibir amor, ¿verdad? Lo que hay poco cemento para hacer la casa. No hay amigos en esta sociedad solitaria. O mejor, no me pongo a cultivarlos.

    hasta luego

    Pablito

    ResponderEliminar
  4. Hola Pablo, me alegra que te dediques a la buena lectura.
    Siempre creí que el primero que se discrimina es uno mismo y luego todos los demás hacen lo mismo, porque los otros son el reflejo de uno. El que se cree gordo se desprecia tanto como cree que lo desprecian los demás. Es un círculo vicioso. Ni bien uno comienza a elevar su autoestima también cambia la opinión de los demás. saludos, malena

    ResponderEliminar

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!