2015/11/12

¿Esposa o madre de tu pareja? - Psicología Malena Lede




Existen hombres muy inmaduros que mentalmente están todavía en la adolescencia pero que ya pasaron la barrera de los treinta años.

Estos hombres pueden ser muy atractivos, tener buen físico y sentirse atraídos por mujeres fuertes, decididas y valientes, con espíritu de iniciativa, que se atrevan a tomar decisiones y que además los contienen, tal vez como lo hacían sus madres.

Es muy probable que estos hombres hayan crecido bajo la tutela de una mujer dominante, capaz de resolver todos los problemas y que no hayan tenido oportunidad de aprender a bastarse a sí mismos y a ser independientes.

Estos hombres nunca crecen y permanecen para siempre en la etapa adolescente, no terminan ninguna carrera, nunca pueden mantener un trabajo, no saben lo que quieren, pero están acostumbrados a tenerlo todo sin ningún esfuerzo.

Hay mujeres fuertes que desde muy jóvenes aprendieron a ser independientes, que disfrutan de su trabajo, que saben lo que quieren y se sienten bien afrontando responsabilidades y tomando decisiones.

No es casual que estas mujeres elijan hombres atractivos pero débiles porque de ese modo podrían tener la oportunidad no sólo de corregirlos como harían con sus propios hijos, sino también de continuar asumiendo toda la responsabilidad solas como siempre hicieron.

Como ya mencioné, esos hombres son atractivos pero no saben hacer nada y les cuesta mucho conseguir un trabajo, pero esto no parece preocupar a estas mujeres “maravilla”, porque también están decididas a convertirlos en las personas que ellas desean que sea.

Sabemos que para lograr una relación de pareja satisfactoria, es esencial aceptar a la pareja como es, respetar su independencia, sus valores y su forma de pensar, porque esa es la mejor forma de mantenerla a largo plazo, sin embargo, en estos casos, las mujeres se aferran a la ilusión de poder cambiarlos y modelarlos según sus necesidades y parámetros.

La experiencia clínica me dio la oportunidad de conocer varios casos que se asemejan y lamentablemente todas esas parejas terminaron separándose.

Uno de esos casos fue el de un hombre que engañó durante cinco años a su mujer haciéndole creer que cursaba la carrera de medicina mientras ella se deslomaba trabajando para mantener los gastos.

Pero un día, ella misma lo vio pasar con una mujer del brazo y resultó ser que tenía otra pareja desde hacía varios años, con quien había tenido dos hijos.

Se separaron, pero la mujer se enfermó gravemente y hasta estuvo al borde de la muerte, pero afortunadamente pudo perdonarlo y logró recuperarse totalmente.

A su ex marido no lo vio nunca más y hasta donde yo sé, no volvió a creer en ningún otro hombre, siguió con su trabajo y permaneció sola criando a su hijo.

Malena

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!