2016/01/12

El Perfeccionismo - Psicología Malena Lede




El perfeccionismo es el anhelo de alcanzar el resultado ideal en todas las cosas, objetivo que puede transformarse fácilmente en una obsesión y que de no ser logrado puede afectar emocionalmente a una persona hasta el punto de producirle severos síntomas y llevarla a pensar en términos extremos del todo o nada.

Más que perfeccionismo los seres humanos deberían aspirar a la excelencia, poniendo todo su empeño en hacer lo que hacen lo mejor posible, con la satisfacción personal que se obtiene expresándose a sí mismo.

El perfeccionista en cambio, se identifica con el objeto de su obsesión y siente la frustración como un ataque a su autoestima, sacrificando la gratificación personal por la competencia, la vocación por los beneficios, las amistades genuinas por los contactos convenientes o la estética por la salud; viviendo obsesionado por los resultados y olvidándose de sí mismo.

La búsqueda de la excelencia es el compromiso con uno mismo sin interferencias ajenas, es la energía positiva que nos impulsa a ser creativos y que nos permite manifestarnos con nuestras obras como un modo de expresión de nuestro auténtico ser interior.

El perfeccionismo nos vuelve hipercríticos, desconformes, impacientes, intolerantes y hasta fanáticos, porque todo es comparado con un ideal quimérico irreal pero que se busca incansablemente como si realmente existiera.

Todo accionar perfeccionista conduce al fanatismo, a la discriminación y a la rigidez de pensamiento, y convierte a las personas en jueces implacables; pero se convierte en un obstáculo para la acción porque solamente los que aceptan que pueden equivocarse son los que se arriesgan a llevar a la práctica sus ideas.

Los seres humanos sabemos que somos perfectibles pero no perfectos; que es la vida la que nos enseña que en el error está precisamente el aprendizaje, que la búsqueda de los ideales es la inspiración que necesitamos para lograr nuestros objetivos, es el horizonte que nos guía y el camino para recorrer que nunca termina.

Malena

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!