2016/04/11

El poder del pensamiento dirigido - Psicología Malena Lede


Existen leyes universales que funcionan y que pueden cambiarnos la vida porque nos permiten crear deliberadamente con el pensamiento todo lo que queremos.

Hay una diferencia entre querer y necesitar. Querer es una emoción positiva y necesitar es una emoción negativa porque no están pensando en lo que desean.

El que se conforma sólo con lo que necesita cree que no hay suficiente para todos, pero se equivoca, porque cada uno vive en su propio mundo y quiere cosas diferentes y en cada uno de esos mundos hay de todo para todos.

El sentimiento de carencia, o sea, sentir que las cosas no van a alcanzar para todos, son sentimientos negativos que hace que el mundo sea competitivo y violento. “Pide y se te dará”; dicen los sabios de espíritu.

Pensar en algo, tanto positivo como negativo, es hacer que suceda; esta es una ley universal que actúa y tiene un efecto espectacular en el plano físico, por eso hay que prestar atención a lo que se está pensando.

El pensamiento tiene un poder magnético que atrae todo lo que se asemeja, de modo que podemos crear los acontecimientos que queremos dirigiendo nuestro pensamiento hacia una intención deliberada, pero si actuamos dirigidos por pensamientos automáticos negativos también podemos crear lo que no queremos.

Prestar atención a lo que estamos pensando nos permite cambiar de forma de pensar y lograr todas nuestras metas.

Cada vez que pensamos algo que nos produce un sentimiento interno de satisfacción es que estamos en el camino de la verdad, porque el Ser interior se hace presente a través de la emoción.

Comiencen desde ahora a experimentar la conciencia de abundancia, de salud perfecta, de bienestar y armonía y alejen toda clase de idea negativa. Porque si prestan atención a una enfermedad tendrán más enfermedad, si les preocupa la escasez, tendrán más escasez, si los torturan las malas relaciones crecerá en ustedes la confusión y el malestar en las relaciones, si tienen miedo atraerán todo lo que temen y si hablan o difunden situaciones negativas harán que éstas se multipliquen.

Cada emoción es la llave que permite penetrar en el Ser interior y acceder al poder ilimitado del universo.

Para incrementar este poder magnético tienen que pensar lo que quieren con la mayor claridad posible de manera que su Ser interior responda con entusiasmo y emoción, tal como si ya lo estuvieran experimentando; y verse a sí mismos como quieren estar, saludables, llenos de vida, contentos y prósperos.

Imaginen que ya están mejor, más fuertes, más jóvenes, más animados y contentos y así será. Díganse a sí mismos que quieren estar saludables, sentirse bien y tener buen humor, tal como recuerdan haber estado así en algún momento; que quieren una vida de abundancia y prosperidad económica para comprar todo lo que deseen, que quieren relacionarse con personas agradables, buenas, sanas, inteligentes, entusiastas que les contagien su optimismo y que estén en armonía con ustedes.

Muchas personas, en lugar de utilizar el poder de su pensamiento, hacen muchos esfuerzos para hacer realidad lo que quieren, sin embargo no logran lo que desean, porque los acontecimientos no se hacen realidad por medio de la acción sino cambiando de forma de pensar, teniendo confianza en sí mismo, permitiéndose ser quien uno es y dejando que los demás sean quienes son porque sus acciones no nos pueden afectar.

Permitir no significa tolerar, porque la tolerancia es una emoción negativa, o sea, lo tolero pero me molesta, mientras la permisión es dejar completamente libre al otro y ganar la libertad para uno mismo.

Buscar soluciones produce emociones positivas mientras concentrarse en los problemas produce emociones negativas.

¿Qué estás haciendo tú precisamente ahora? Piensan en tus problemas o en las posibles soluciones?

Si la vida física es manifestación del pensamiento, entonces la muerte no existe y sólo es un cambio de nivel de conciencia hacia otro más elevado, en eterna evolución.

Malena
Fuente: “La ley de la atracción”; Esther y Jerry Hicks

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!