2016/06/09

Amo a dos personas a la vez ¿qué hago? -Psicología Malena Lede




Vivimos en una cultura monógama, de modo que se reconoce como legítima, una sola pareja por vez.  Pero en la vida informal puede haber muchos capaces de tener dos parejas al mismo tiempo y aún más.
Pero eso no es amor, es sólo atracción física, necesidad de cambio o de probarse a sí mismo, aburrimiento o deseos de vivir nuevas aventuras.

Cuando creen estar enamorados de dos personas al mismo tiempo en realidad no están enamorados de ninguna, sólo se sienten muy atraídos por sus distintas cualidades y no pueden elegir.

Por lo general, las dos personas que los atraen son opuestas, una puede ser atractiva, sensual, provocativa y divertida y la otra más seria, recatada y también atractiva pero más digna de confianza.

Tener a las dos personas, sería lo ideal, porque difícilmente todas esas cualidades las puede tener una sola.

La mujer también puede tener dos candidatos que le gustan y que la asedian, uno que le agrada y le ofrece seguridad, estabilidad y confianza y otro más atractivo, pero también más irresponsable e inmaduro.

Cada vez que tomamos una decisión tenemos que referirnos a nuestros propios valores, o sea, qué es lo que valoramos más en la vida, qué es más importante para nosotros y si estamos dispuestos a sostener esos valores a lo largo del tiempo.

El sentido común, nos dice que involucrarnos con personas poco confiables sólo nos conduce a la desilusión y al sufrimiento, pero cuando estamos cerca de esa persona podemos olvidarnos del sentido común y caer en la tentación de ser imprudentes.

Por otro lado pueden tener a otra persona interesada en ustedes, con un mejor curriculum a su favor, que también les agrada pero que no les produce la misma sensación en el estómago cuando la ven.

A veces es el amigo de toda la vida que de pronto se da cuenta que las ama y el otro pretendiente es alguien que aparece de la nada de buenas a primeras para moverles el piso y hacerlas caer en sus redes.

¿Con quién se quedan?  ¿Eligen la diversión, la intensidad de la pasión, la aventura que seguramente será pasajera o la seguridad, la tranquilidad de la otra persona, que estará allí siempre, incondicional, con afecto verdadero?

Lo sensato es tener expectativas realistas y elegir libremente.  Si se trata de alguien que no les ofrece garantías de permanencia y ustedes desean vivir una aventura entonces no tienen que dudar, deben quedarse con esa persona que les hace latir el corazón más de prisa y luego ser capaces de enfrentar las consecuencias; y si pretenden una relación formal tampoco tienen que dudar, tendrás que elegir el que les ofrece seguridad, la calidez de la pasión del fuego lento y amor verdadero.



Malena Lede - Psicóloga

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!