2016/09/04

La depresión de los domingos - Psicología Malena Lede




La intensa actividad de los días de semana, que suele terminar el viernes, promete por fin el descanso deseado, sin embargo, son pocos los que para esa breve oportunidad de estar sin hacer nada, no tienen en sus agendas algo programado.

Se pasa así del ajetreo propio del trabajo a otra actividad que puede ser tanto o más intensa que la jornada laboral con todos sus altibajos.

Si tomamos conciencia de esta realidad nos damos cuenta que hay muy poca gente que puede estar inactiva, principalmente en un mundo en que la tecnología ocupa el primer lugar, porque ni bien aparece el fantasma de no tener algo que hacer, gran parte opta por aferrarse a su celular o prende el televisor para entretenerse viendo algo.

Existe la depresión de los domingos cuando no queda nadie en la ciudad y la soledad se cierne amenazándonos con malos pensamientos

Aunque la “caja boba” cuente con muchos canales para ver, por lo general las opciones son pocas y trilladas, o sea algo que puede deprimir más que estar sin hacer nada.

Este fenómeno, de contar con tantos canales sin nada digno de ver,  ocurre en todo el mundo, porque es el “rating” que tienen los programas el que obliga a saturar a la audiencia con películas o series parecidas, con los mismos efectos especiales y las mismas dosis de sangre salpicando las cámaras.

La radiotelevisión pública de Noruega, Sakte-TV,  nos sorprende inaugurando un nuevo modo de hacer televisión, la Slow TV o Televisión lenta, con una serie de programas filmados en tiempo real, que se han convertido en ese país en grandes éxitos televisivos en los horarios de mayor audiencia.

En ese canal se puede ver por ejemplo una filmación sobre una jornada de pesca del salmón de 18 horas; o cómo se queman los leños en una chimenea;  mujeres tejiendo toda la noche, un viaje en tren completo o un recorrido por la costa del país durante 134 horas.

Thomas Hellum, uno de los directivos de Sakte-TV y productor de estos programas reconoce que no sabe si durante estas filmaciones en tiempo real,  ocurrirá algo de interés no programado,  pero cree que, como en la vida,  generalmente no pasará nunca nada inesperado.

El éxito de esta propuesta motivó a Netflix a comprar dos de estas producciones “Un viaje por el canal de Telemark” y “La noche nacional del tejido de punto”.

En Noruega, los inviernos son muy fríos, los días son muy cortos y las noches muy largas.  No debe ser fácil adaptarse a ese clima riguroso,que favorece los estados depresivos.

No por nada en esos países cercanos al Polo Norte existe una alta tasa de alcoholismo y de suicidios.

Sin embargo, la depresión es un estado anímicos que no sólo depende del ambiente externo sino del modo de vivir las circunstancias que tiene cada uno.

Malena Lede (Psicóloga)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!