2016/12/07

Qué es la muerte - Psicología Malena Lede






A ninguno le gusta hablar de la muerte porque es algo que angustia, inquieta y obliga a enfrentarse al más grande de los misterios de la vida, la propia mortalidad.

Para aquellos que piensan que la muerte no es el fin, existe el consuelo de creer en la inmortalidad del alma, del espíritu, o de la conciencia, o sea, creer en algo que de algún modo sobreviva.

Desde tiempos muy antiguos, gran parte de la humanidad cualquiera sea su cultura,  cree en la inmortalidad del alma o de la mente y en la posibilidad de pasar a otra dimensión de la realidad; idea que coincide con la más aceptada teoría científica de las cuerdas, que incluye la existencia de múltiples universos.

Mientras tanto, los relatos de personas que tuvieron experiencias cercanas a la muerte o que estuvieron clínicamente muertas y que luego fueron reanimadas, asombrosamente tienen puntos en común que resultan sorprendentes.

En 1976, el Dr. Raymond Moody, escribió un libro con enorme repercusión, titulado "La vida más allá de la vida",  basado en una recopilación de datos de personas que pasaron por estas experiencias.

Moody, interesado en este tema,  reunió alrededor de 159 casos relacionados con este fenómeno, de los cuales seleccionó los más ilustrativos para publicarlos en su libro.

Existe una extraordinaria similitud en los relatos de las experiencias cercanas a la muerte de las personas que colaboraron en la investigación del Dr. Moody, independientemente de su cultura, de su educación o de su nivel social.

Moody pudo constatar que estos fenómenos contienen elementos que son universales pero que no siempre todos los elementos aparecen en todas las historias.

Las personas que han estado más tiempo clínicamente muertas son las que experimentan la mayor cantidad de elementos idénticos en sus relatos.

También hay personas que fueron resucitadas pero que no recuerdan nada; pero las que sí recuerdan, coinciden en afirmar que les resulta difícil expresar con palabras lo que sucedió en sus experiencias.

Algunos individuos recuerdan haber oído cuando los médicos que los atendían decían que harían el último intento de reanimación e incluso cuando fueron declarados clínicamente muertos.

No obstante, como las sensaciones fuera del cuerpo son agradables, de mucha comodidad y paz, pocos son los que desean volver después de haber sufrido un accidente o si padece una enfermedad grave.

Las personas que tienen estas experiencias no son especiales,  son comunes.  Pueden sentirse muy solas cuando se dan cuenta que nadie a su alrededor los puede ver ni escuchar y sorprenderse si se observan a sí mismas desde afuera; sin embargo, muy pronto aparecen caras conocidas de personas ya fallecidas o de seres desconocidos,  que con actitud protectora les comunican con el pensamiento que están muriendo pero que es hermoso.

En cuanto a la luz brillante al final de un túnel, comienza siendo débil hasta convertirse en un Ser sobrenatural que emana amor y calidez, que los atrae hacia Él y que les pregunta si están preparados para morir y si para ellos valió la pena todo lo que han hecho en esta vida,  sin ninguna intención de juicio o condena, sino con amor; mientras una completa  y veloz visión de sus vidas  pasa frente a ellos.

¿Por qué estas personas tienen todas las mismas experiencias? ¿Se trata de una alucinación? ¿Como un cerebro sin actividad alguna puede soñar o tener pensamientos tan vívidos? ¿Por qué todas las religiones dicen lo mismo?

Yo quiero creer que hay algo mejor después de todo esto, pero parece que no es necesario creer, porque aún  personas que no creían en nada tuvieron estas experiencias.

Malena Lede – Psicóloga
Fuente: “La vida más allá de la vida”; Raymond Moody, disponible en la web sin cargo. 

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!