2017/01/06

La enfermedad como salida - Psicología Malena Lede




(Dedicado a Elsa Inés)


La enfermedad es la expresión de un problema psicológico que no se puede resolver de otro modo; pueden existir causas externas, como factores ambientales o la acción de bacterias o virus pero si sólo se curan los síntomas,  se restablece el problema.

Una patología forma parte de la historia personal del sujeto y del drama de su vida; por lo tanto, si el enfermo logra conocer el motivo subyacente y cambiar, la enfermedad se puede revertir de la misma manera que se produjo,  siempre y cuando también realice el tratamiento médico adecuado si la enfermedad ya se ha declarado.

No basta con que el paciente tenga el conocimiento intelectual del conflicto,  necesita también darse cuenta de la realidad total que lo está afectando.

El tratamiento le brinda al enfermo la ilusión de volver al pasado, sin embargo la salud no se logra intentando recuperar lo perdido sino mediante la difícil intención de continuar avanzando.

Los factores psicológicos de las enfermedades cada vez son más notorios en un mundo lleno de cosas prescindibles en el que todos los valores se han vuelto relativos y el contexto brinda cada vez menos contención.  Lo malo es que sin valores y sin contexto nada parece tener sentido.

Los significados también están cambiando y hoy se confunde amistad con interés, ideología con poder, amor con deseo, honestidad con fracaso, conocimiento con información y el Ser con el parecer.

Vivimos para intentar trascender y para dedicar a alguien lo mejor de nosotros mismos.  Pretender que sólo existimos para satisfacer nuestros propios deseos egoístas es el gran error que trata de ocultar nuestra verdadera necesidad de compartir, anhelo que la enfermedad está tratando de manifestar.

Somos una unidad psicofísica que se enferma porque no puede soportar su historia personal;  y la enfermedad es el intento inconsciente de cambiar el significado de esa historia que está siempre presente en cada acto, un drama que el enfermo no quiere recordar.

Lo que interesa del pasado no es todo, sino sólo lo que aún influye en el presente, la expresión de un conflicto no resuelto que aún está vivo.

La enfermedad es una nueva oportunidad para enfrentar el drama  rechazado de la propia existencia; un drama que se repite a lo largo de la historia humana, y que se relaciona con heridas narcisistas, o sea con el Ego, como los celos, la rivalidad, el amor prohibido o el privilegio y la injusticia; los conflictos del hijo preferido, del primer hijo o del último, del típico Don Juan Tenorio o de la mujer presumida; un drama que tiene un significado universal y que se reitera en todos los tiempos.


Malena Lede (Psicóloga)
Fuente: “¿Por qué enfermamos?; Luis Chiozza; “La enfermedad como camino” Thorwald Dethlefsen y Rüdiger Dahlke; “De cirujano del cuerpo a cirujano del alma”; Dr. Eugenio Zampini.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!