2017/08/16

TÉCNICAS PARA CONTROLAR LOS MIEDOS - http://psicología-malenalede.blogspot.com




El Conductismo, afirma que todo comportamiento es el resultado de un condicionamiento aprendido; por lo tanto, se puede desaprender lo aprendido y aprender una conducta más adecuada a la situación presente.

Se aprende a tener miedo cuando se asocia el miedo con una situación que se considera peligrosa;  y se desaprende,  cuando se relaciona esa misma situación manteniendo una conducta relajada.

Cualquier experiencia de displacer también puede producir una reacción automática no voluntaria en el sistema nervioso autónomo y provocar síntomas como por ejemplo, sensación de tener un nudo en la garganta, problemas respiratorios, alteraciones del ritmo cardiaco, mareos, debilidad, etc.

Para cambiar este condicionamiento, tanto psíquico como fisiológico, se deberá practicar en forma gradual, la asociación entre la situación perturbadora y un estado de relajación.

Se aprenderá de esta manera a calmar la ansiedad anticipada que se siente y se podrá descubrir que lo que tanto se teme casi nunca ocurre.

El hecho de intentar evitar la situación que le produce miedo hace que pierda su libertad de hacer lo que quiere,  ya sea concretar una cita, tomar un tren, subir a un ascensor o tomar un avión, lo que inevitablemente la obliga a elegir otra acción, generalmente menos ventajosa, que tal vez le haga perder dinero, un buen negocio o tiempo.

Pero así como el sistema nervioso aprende a responder a peligros imaginarios también puede aprender a ignorarlos.

El miedo principal que subyace a todos los miedos es el miedo a la muerte, ese acontecimiento del que nadie habla y que se prefiere ignorar como si no existiera; algo que se teme y que se pretende eludir inútilmente haciendo gambetas; sin embargo es parte de la vida, algo natural, como también es la vejez y muchas otras cosas de la vida que suceden, aunque no nos gusten.

Vivimos en una cultura que aprendió a evitar las experiencias ingratas,  entonces se abandona a los ancianos, se elude a los enfermos y se ignora a los muertos.
.
Aprendemos a temer lo desconocido y a adjudicarle un juicio de valor negativo sin saber con certeza qué es lo que tememos y que es lo que nos deparará el destino.

Tememos al sufrimiento porque hemos aprendido de las experiencias de quienes ya se han ido y también de las películas de terror que contribuyen a reforzar ese condicionamiento.

No es casual que haya tantos que en esta época padezcan ataques de pánico.

Malena Lede - Psicóloga

  

2 comentarios:

  1. Hola Malena! Qué tal? Yo bien vivo. Aunque a veces vivir no sea bueno. Quién me dijo que no podía querer? Quererme a mi. A los demás.

    Hoy fui al centro de día nuevo. Y me fue bien. Mientras hablábamos la psicóloga y una usuaria como yo sentí bienestar porque la gente se quería a mi alrededor. Una mañana veraniega.

    La gente algunos me aconsejan con mucha sabiduría. Me dicen, sal a la calle, siéntate en el parque... y me va bien! Allí oyendo a los niños jugar. Sus vocecitas de lucha y contento.

    Creo que me merezco eso? Mi padre cree que me merezco trabajar. Para hacerlo rico. Su rollo es. Me siento yéndome a la mierda ahora. Como si en el parque me pusiera al lado de una caca psicológicamente.

    Soy buena persona. Aunque haya hecho cosas malas en mi vida. Son errores. Pecados de adolescente y niño. Soy celoso y maltratador, o lo era. Aunque tengo el rejo como dice la gente aquí. A veces tengo ideas de hacer bullying a alguien. Pero nunca las hago. Me contengo.

    Nadie es perfecto.
    Hay personas que son bordes con quien no le gustan.

    Perdonar. Y defenderse de los ataques. Necesito adquirir sabiduría. Se adquiere viviendo verdad? Saliendo a la calle y hablando con amigos.

    Soy ladrón.
    Ya no robo pero soy ladrón. Porque siempre quedará eso. La fama. Aunque los hechos cuentan más que los.dichos. dices tú Malena :)

    Quiero robar!! Digo siempre. Pero es un ansía mas que una intención. La mente es compleja. Fui adicto al hurto. Nadie es perfecto. Lo siento.

    Y todo el mundo ha hurtado alguna vez. Todos tenemos un ladrón dentro, dice el Papa Francisco. Pero muchos señalan fuera y no a sí mismos.

    Me dijeron una vez que quien te dice ladrón en realidad quiere que robes. Dile a un.hombre ladrón y robará.
    Quiere perpetuar la mala acción.

    Que mal rollito el mío... disfrutar de la sobremesa. Que Acabo de comer. Todo el mundo tiene un pasado. Y los pocos que no lo tengan, santos ellos/as. Como dicen algunos, qué aburrido que no pecas!

    Gracias Saludos suerte

    Pablo Manuel

    ResponderEliminar
  2. hola Pablo, qué bueno que ya estés en el centro de día, estoy segura que te hará bien si prestas atención y tomas tu medicación. Hoy en día el trastorno que sufres se controla perfectamente con medicamentos y se puede hacer una vida normal.
    Aquí los días comienzan a ser más primaverales, este invierno ha sido muy benigno, sin embargo igualmente extrañamos la primavera cuando todo florece.
    saludos, malena

    ResponderEliminar

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!