2017/09/01

EMBARAZADA PERO TAMBIÉN SEPARADA - http://psicologia-malenalede.blogspot.com




El embarazo es una condición en la vida de una mujer que puede ser vivida como un castigo si no es deseada, y provocar trastornos en el desarrollo de los hijos; porque aun estando dentro del útero materno, los bebés intuyen el desinterés, la ausencia de afecto  y el rechazo de sus padres.

La mujer embarazada que no acepta su estado puede proyectar en su pareja el rechazo que siente por su embarazo, su pesar por el compromiso de por vida y su temor por la amenaza de la pérdida de su libertad.

Por eso es importante tomar conciencia de todo esto antes de tener una relación sin protección, porque a menos que ese embarazo sea fruto de una violación, siempre se está a tiempo para pensar en las consecuencias de ese acto.

Actualmente existen numerosos métodos anticonceptivos como para poder utilizar el adecuado, de modo que todos tienen la libertad de elegir cuándo desean tener un hijo.  

Si el embarazo es vivido por la mujer como una limitación y como la pérdida de su libertad seguramente culpará al hombre y querrá de alguna manera liberarse de él, le molestará su sola presencia, evitará las relaciones sexuales e intentará trasladar hacia él toda su frustración y su bronca.

Sin embargo, como estos sentimientos suelen ir disipándose con el tiempo, si se arriesgan a tomar una decisión drástica y se separan,  lo más probable es que ambos se arrepientan.

El hecho de tener un hijo no une ni separa a una pareja, es una realidad por sí misma que hay que respetar y asumir con responsabilidad para evitar males mayores; porque los hijos heredan ese condicionamiento y siempre pasan la factura.

Malena Lede - Psicóloga 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!