2017/10/15

EL PASADO TE CONDENA - http://psicologia-malenalede.blogspot.com




Todos sin excepción estamos en gran parte condicionados por nuestro pasado.  A los más fuertes, un pasado difícil les ha servido como motivación para trascender sus limitaciones y triunfar en la vida, lo que los ha ayudado a elevar su autoestima y su complejo de inferioridad para demostrar que valen; pero otros, no tan fuertes, han sucumbido bajo los efectos devastadores de los golpes, los abusos, las privaciones, el desamor, el abandono o los ataques a la identidad y a la imagen de sí mismos, y permanecen pegados a todo aquello que ya no pueden cambiar.

Así como los alimentos nos nutren el organismo y nos sirven para seguir viviendo, el amor y la protección en la infancia nos hace más fuertes de espíritu.

Pero si las experiencias vividas no fueron esas, sin darnos cuenta seguimos reaccionando a la defensiva con viejas respuestas aprendidas, para defendernos de las frustraciones, que permanecen como heridas abiertas y nunca se olvidan.

Vemos en los otros a nuestros padres y demás personas significativas que en situaciones parecidas nos hirieron, nos rebajaron, nos desvalorizaron y despreciaron; y no podemos evitar contestar igual que antes, con bronca y resentimiento, ante la más mínima sospecha de agresión.

Hoy es el día de la madre; seguramente la mayoría recordará lo mejor de ellas y les rendirán tributo, ya que no hay nadie que sea perfecto, pero habrá otros que ya no las visitan ni les hablan, que no las han perdonado y que siguen con resentimiento hundidos en el pasado.

Perdonar a los padres es permitirse avanzar y dejar atrás el pasado, porque el rencor nos hace sentir culpables, dificulta las relaciones afectivas y nos hace muy infelices.

Perdonar a todos y perdonarse a uno mismo,  es el primer paso para poder soltar todo el bagaje de sentimientos negativos que nos tortura e impide hacernos cargo de nuestra propia vida y seguir adelante.

Malena Lede - Psicóloga

2 comentarios:

  1. Hola Malena! Qué tal? Yo cansado de venir del centro. Camino de vuelta tres kms por ahi. Para hacer ejercicio. Es cuesta abajo. Hoy dormí cinco horas y media. Y desayuné flojo con las prisas de coger perdón la guagua. Y estoy débil.

    Es que anoche me entretuve con el Facebook. Dejando comentarios a la gente de salud mental. Me hace sentir importante. Los comentarios que hago los tomará la gente en cuenta? Yo digo mi verdad siempre. Pero ellos no lo saben.
    Creo que como no eres experto dudarán un poco de lo que digo.

    Mira, respecto al post este tengo un primo el tetraplejico que odia a mi padre. Y se pone a decirme para que yo lo.odie también.
    Eso no es bueno.
    Yo necesito perdonarle.
    Aunque siga haciendo cosas cambadas.
    Le diré, primo, no me hables mal de él! Aunque me costará porque yo soy muy dejado.

    Mi padre está enfadado con el suyo desde hace muchos años. Antes eran muy amigos. Por una cosa que contó el amigo que era bueno para unos y malo para mi padre. Me hizo un bien a mi lo que hizo el padre de mi primo. Pero no por eso voy a odiar a mi padre!!

    Vaya regalos te dan los amigos! Odia a tu padre!
    Eso no es bueno para mi.

    Hay que perdonar.
    Dicen que cuando se odia a un padre se odia también a su hijo. Es cierto porque a mí me pasa con un vecino y su hijo. Odio al padre y odio al hijo también. Aunque no lo tengo muy claro.

    Odiar no es bueno!!
    Guardar rencor tampoco.
    A veces creo que hay que ser cuidadoso haciendo amigos. Porque hay rencores, envidias, celos,...

    Yo quiero alguien que me trate bien. Si es falso es una cosa que a lo mejor me merezco. Porque he hecho cosas que están mal. Eso creo. Asi voy a sufrir verdad?
    Esa era mi vida hace veintisiete años. Hablaba con gente que en realidad no me quería. Y yo tampoco sabía amar bien. Con quince años.
    Chacha me quemo de estar siempre en el pasado! Me siento mal!
    Tengo que hablar con gente y hacer amigos/as. Para tener un presente. Y un futuro.

    Bueno gracias por escucharme y atenderme Saludos suerte

    Pablo Manuel

    ResponderEliminar
  2. Hola Pablo, tu primo no puede decirte a ti lo que tienes que sentir por tu padre, que lo odie él si quiere pero tu eres su hijo y no es necesario que lo odies. El odio no es bueno porque nos llena de culpa.
    Aprovecha cada día plenamente y piensa en positivo. Disfruta lo que tienes que es mucho y trata con las personas que te gustan.
    saludos, malena

    ResponderEliminar

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!