2017/12/12

LA ACTITUD ZEN - http://psicologia-malenalede.blogspot.com


RECTA COMPRENSIÓN:   
RECTO CONOCIMIENTO
RECTA PALABRA
RECTA ACCIÓN
RECTA OCUPACIÓN
RECTO ESFUERZO
RECTA ATENCIÓN
RECTA CONCENTRACIÓN

Qué es bueno y qué es malo; es difícil distinguir entre lo que es bueno y lo que es malo, porque lo que es bueno para uno puede ser malo para otro y lo que es bueno hoy tal vez mañana ya no lo sea.
A veces un acto aparentemente bueno puede ocultar malas intenciones o viceversa.

Si nos proyectamos para vivir problemas tendremos problemas; por eso es mejor no esperar nada y ocuparse de las dificultades cuando éstas ocurren, esta sería una actitud Zen, la actitud del no propósito y el culto al desapego que hace a la acción justa.

El cielo y el infierno está dentro de nosotros mismos porque somos nosotros los que creamos lo bueno y lo malo.

La práctica Zen implica un acto de fe, elegir, observar con atención, tener cuidado, respeto.

Para la persona que sabe que los problemas son el resultado de una mente desbocada, la vida es un paraíso.  Para el que sufre la vida es un infierno.

La ayuda más elevada para el Zen es acercar la paz a los demás y el mejor acto de compasión es enseñar con el ejemplo.

El Zen es una experiencia, un modo de entender y vivir la vida que cultiva la austeridad y la sencillez. 

El que comprende lo efímero de la vida y la sensación de vacío que deja la ilusión de los sentidos, no tiene codicia alguna y se vuelve compasivo.

El intelecto se proyecta en el futuro y vive del pasado, es necesario tomar el control, superarlo e ir más allá.

Para el Zen, la persona inteligente no es aquella con un alto coeficiente intelectual sino la que tiene una conciencia más integrada que la de los demás; la que apela a su sabiduría y a la respuesta espontánea.

No busquen el camino en los demás, en el lugar más lejano porque está debajo de los propios pies y en todas partes.

El Zen nos enseña a aprovechar la oportunidad, estar en el aquí y ahora, no buscar sino encontrar, actuar naturalmente, no desear nada pero estar dispuesto y atento y no preocuparnos más por nada..


Malena Lede – Psicóloga 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!