2017/12/04

MI PAREJA NO ME HACE FELIZ - Psicología Malena Lede


Una pareja se ama sinceramente y luego de uno, dos o más años deciden casarse o vivir juntos.

Sin duda esta anhelada decisión para ambos, no es una decisión fácil, porque implica renunciar a muchos hábitos fuertemente arraigados y a un estilo de vida que resulta cómodo y satisfactorio para comenzar una nueva forma de vivir en la que hay que aprender a compartirlo todo.

Vivir con otro representa un verdadero desafío y lo más probable es que resulte un fracaso si lo que los une sólo se trata de buen sexo y no existe entre ambos una relación de sincero afecto.

Amar a una pareja,  significa más que alcanzar la propia felicidad,     tener el deseo de hacerla feliz. Saber amar es la clave, desear el bien del otro y hacerle la vida más fácil.

Un amor así sólo recibe amor, pero claro, hay que estar dispuesto a empezar primero.

Vivimos en un mundo lleno de egoísmo, de desencuentros amorosos, hogares deshechos y niños infelices. Todos están centrados en sí mismos, en su propia satisfacción y en sus propios deseos.

Se puede estar cómodo estando solo pero sin nadie cercano,  es raro sentirse feliz, porque la esencia de la vida consiste en estar relacionado.

No podemos ser felices sin sentimiento de pertenencia y aunque resulte todo un desafío, siempre será lo mejor para conservar la salud mental.

Antes de dejarnos llevar por las pasiones o pretender tener la razón hay que pensar si vale la pena si a alguien le importa que siempre tengamos la razón más que a nosotros mismos.

Tener la razón no eleva la autoestima, simplemente es una condición favorable para tomar las propias decisiones pero nunca sabremos si lo que creemos más lógico para nosotros mismos es igual para el resto del mundo.

Desconfiemos cuando pretendemos convencer a los demás de nuestra forma de pensar, porque el otro es otro universo, con otro pasado, otras experiencias, otros gustos y otros puntos de vista.

Guardemos para nosotros nuestros pensamientos y escuchemos más lo que piensan los otros, porque escuchar es una manera de aprender.

Malena Lede - Psicóloga 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!