2018/01/17

LA RISA CURA - Psicología Malena Lede


La risa es capaz de curar a nivel psíquico y físico y además beneficia las relaciones.

Los seres humanos parecen ser los únicos en la escala zoológica que ríen; o sea que es un rasgo que nos caracteriza, con la aparente función de afianzar los lazos entre nosotros.

La risa contribuye significativamente a superar el estrés y las enfermedades y es contagiosa, incluso se han registrado verdaderas epidemias de risa en algunos pueblos de África en la década de los años sesenta del siglo pasado, que llegó a afectar a más de mil personas.

Los científicos sostienen que probablemente se debe a un fenómeno de empatía en el que intervienen las neuronas espejo. Aparentemente, cuando una persona se ríe, a quienes se encuentran en su entorno y la observan se les activan las neuronas que actúan sobre los músculos involucrados en la risa, aún sin saber por qué esa persona se ríe.

Por ejemplo, cuando se escuchan por televisión las risas de fondo artificiales de un espectáculo se activa un mecanismo empático que favorece que el espectador en su casa se contagie y también se ría, aún sin ver a la gente que se ríe.

La risa también es una forma de aprobación social porque expresa un estado de ánimo que favorece la integración.

La risa constituye la mejor manera de atraer el aprecio de las personas, a tal punto que es usada como estrategia en la publicidad y también para fortalecer la unidad grupal.

Sabemos que la capacidad para mantener los vínculos depende mucho de la empatía y que las buenas relaciones sociales son beneficiosas para la salud del cuerpo y para fortalecer la resistencia a las infecciones, ya que su acción estimula el sistema inmunitario.

Investigaciones científicas comprobaron que diez minutos viendo escenas cómicas le produce al espectador un aumento de la secreción de inmunoglobulina.

La risa es por excelencia un arma de seducción y favorece los encuentros amorosos.  Es una cualidad que refleja capacidades intelectuales y sociales que ayuda a mantener los sentimientos hacia la pareja.

La risoterapia es útil para mitigar trastornos psicológicos en casos de depresión, fobias, ansiedad y compulsión y alivia el estrés.

También los bebés se portan mejor y son más saludables cuando los amamanta una madre risueña.

Por todas estas razones conviene entonces tomarse la risa muy en serio.

Malena Lede – Psicóloga

Fuente: Nicolás Guéguen, profesor e investigador de psicología social de la Universidad de Bretaña Sur. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!