2018/02/23

LAS PERSONAS FELICES NO SE ENFERMAN - Psicología Malena Lede


La aflicción siempre se relaciona con la enfermedad y el amor con el verdadero estado de plenitud.

La mente que está libre de culpa está sana, como consecuencia también el cuerpo está sano.  La enfermedad es inconcebible para una mente sana.

Una mente con culpa cree que castigándose a sí mismo conseguirá el perdón.

La paciencia infinita produce resultados inmediatos porque también es amor infinito y cada vez que nos sentimos desdichados es porque no estamos siendo capaces de dar amor.

El camino de la curación definitiva es tomar la decisión de tener absoluta paz interior.

El alma no puede nunca ser agredida porque es perfecta, es el ego el que se irrita, agrede y se llena de culpa. Hay que volver a prestarle atención al alma.

Para el alma el peor ataque no tiene ninguna importancia, para el ego es el incentivo para la ira y el ataque.

El despertar es darse cuenta de que el alma es la única que tiene la razón.

La mente que alcanza a ver la luz de la verdad ya no tiene necesidad de nada y puede disfrutar de todo.

Para liberarse de todo conflicto hay que escuchar la voz del alma que es lo que nos hace sentir seguros y a salvo y sin la necesidad de protegernos.

El ego cree que la mejor defensa es el ataque y es el creador del miedo.

Elige pues sufrir siendo esclavo de tu ego o vivir feliz entregado a lo que te enseña tu alma.

Malena Lede – Psicóloga
Fuente: “Un curso de milagros” – Fundación para la paz interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!