2008/08/30

Capítulo III - Cómo estudiar


Elegir un lugar adecuado, con luz natural y sin ruidos molestos.

Organizar el material de estudio tratando de ser pertinente, o sea, limitándose específicamente al tema en cuestión sin irse por las ramas.

Relajarse tratando de concentrarse en el material de estudio.

Leer todo el material de una vez sin detenerse ni retroceder, aunque no se comprenda del todo. Una regla didáctica presente en los libros de textos es la reiteración de los conceptos, de modo que lo que no entiendan seguramente aparecerá más adelante explicado con más detalle.

Se vuelve a leer todo por segunda vez, subrayando lo esencial. Lo esencial es lo imprescindible, el núcleo principal de cada párrafo.

Los detalles y aclaraciones no se subrayan pero se leen. Sucede que es más fácil recordar lo anecdótico que lo esencial que suele ser más denso.

Leer por tercera vez, sólo lo subrayado, intentando memorizar los conceptos claves, los títulos y los subtítulos y escribiendo en los márgenes las palabras claves.

Este método de estudio no requiere más de dos horas de estudio por día con un intervalo entre esas dos horas de diez a quince minutos.

La condición es que hay que estudiar todos los días del año, incluyendo los fines de semana y cada día que no estudian deberá compensarse el resto de la semana.

De modo que para tener un rendimiento óptimo se deberán dedicar al estudio catorce horas semanales y leer el material tres veces.

Esta práctica es útil para cualquier disciplina tanto de nivel secundario como universitario.

Está demostrado que los estudiantes que trabajan saben distribuir su tiempo mejor, y obtienen buenos resultados sin dedicarle tanto tiempo al estudio.

MANEJO DE LA BIBLIOGRAFÍA

Es importante estudiar desde el primer día de clase y no solo para los exámenes. Hay que estudiar el programa de estudios y familiarizarse con la bibliografía y los autores de los libros.

Se recomienda leer los índices de los libros, el prólogo y la introducción y luego remitirse al capítulo pertinente. La introducción incluye el resumen del libro, los objetivos y la cosmovisión del autor.

Si el libro es consultado en una biblioteca conviene elaborar una ficha con el resumen, que deberá ser guardada en un fichero personal para posibles próximas consultas para el examen.

DICCIONARIO

El uso de un diccionario mejora la ortografía y amplía el vocabulario. Es necesario estudiar con el diccionario al lado.

1 comentario:

  1. Hola Malena: quisiera consultarte por un problema que acarreo desde que termine la secundaria hace un año.Resulta que me es muy dificil poder entender un texto , ya que de inmediato me agarra la sensación de ansiedad y enseguida leo todo de corrido sin poder ponerme un limite.
    Yo era de leer mucho y de hecho soy de los que disfruta leer algo.
    Gracias

    ResponderEliminar

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!