2018/01/18

EL EFECTO PLACEBO - Psicología Malena Lede




Los científicos aún no pueden entender su mecanismo, pero están comenzando a reconocer su importancia.

La disposición mental y no sólo el medicamento determinan la respuesta del organismo.

Debido a las respuestas a tratamientos activos en dolor, ansiedad, enfermedad de Parkinson y hasta en cirugías, el efecto placebo es actualmente considerado como un poderoso determinante de la salud en muchas enfermedades, según la publicación de la revista Journal of Neuroscience, que escribieron B.Colagiuri y sus colegas.

Quiere decir que los modos de producir cambios en las personas no se limitan a introducirles agentes farmacológicos, ya que aunque los principios activos estén ausentes pueden producir los mismos efectos.

Lo más asombroso es que también funciona para la cirugía, ya que en personas con Parkinson sometidas al implante de un virus que refuerza la producción de dopamina también se produjo mejoría en quienes fueron sometidos a cirugías falsas.

La morfina, por ejemplo, produce distinto efecto si la persona sabe o no que la está recibiendo y algunos opiáceos no producen ningún efecto si el paciente no sabe que lo está tomando.

También se observa el efecto placebo en animales.  Un estudio publicado en el Journal of Veterinary Internal Medicine realizado con 28 perros con epilepsia que fueron tratados con un placebo, mostró que en 22 de ellos se redujo la frecuencia de las convulsiones en un 26% .

Sin embargo, más allá del interés que deberían suscitar estas experiencias, la mayor parte de los profesionales médicos no lo tienen en cuenta en su práctica habitual.

Un médico que sabe escuchar y que muestra interés por lo que le está pasando a su paciente es también un placebo; porque la palabra del médico puede ayudar a matarlo o convertirse en un valioso aporte terapéutico, si por supuesto además, va acompañada del tratamiento adecuado.

Por fortuna, actualmente, el efecto placebo está comenzando a despertar el interés de los investigadores y están ocupando su lugar en los estudios controlados en el marco de la medicina moderna.

Malena Lede – Psicóloga

Fuente: Daniel Flichtentrel, “Diario La Nación”, Sociedad, Salud. “Cómo influyen las expectativas en el bienestar de los pacientes.”; 18/01/2018. 

2018/01/17

LA RISA CURA - Psicología Malena Lede



La risa es capaz de curar a nivel psíquico y físico y además beneficia las relaciones.

Los seres humanos parecen ser los únicos en la escala zoológica que ríen; o sea que es un rasgo que nos caracteriza, con la aparente función de afianzar los lazos entre nosotros.

La risa contribuye significativamente a superar el estrés y las enfermedades y es contagiosa, incluso se han registrado verdaderas epidemias de risa en algunos pueblos de África en la década de los años sesenta del siglo pasado, que llegó a afectar a más de mil personas.

Los científicos sostienen que probablemente se debe a un fenómeno de empatía en el que intervienen las neuronas espejo. Aparentemente, cuando una persona se ríe, a quienes se encuentran en su entorno y la observan se les activan las neuronas que actúan sobre los músculos involucrados en la risa, aún sin saber por qué esa persona se ríe.

Por ejemplo, cuando se escuchan por televisión las risas de fondo artificiales de un espectáculo se activa un mecanismo empático que favorece que el espectador en su casa se contagie y también se ría, aún sin ver a la gente que se ríe.

La risa también es una forma de aprobación social porque expresa un estado de ánimo que favorece la integración.

La risa constituye la mejor manera de atraer el aprecio de las personas, a tal punto que es usada como estrategia en la publicidad y también para fortalecer la unidad grupal.

Sabemos que la capacidad para mantener los vínculos depende mucho de la empatía y que las buenas relaciones sociales son beneficiosas para la salud del cuerpo y para fortalecer la resistencia a las infecciones, ya que su acción estimula el sistema inmunitario.

Investigaciones científicas comprobaron que diez minutos viendo escenas cómicas le produce al espectador un aumento de la secreción de inmunoglobulina.

La risa es por excelencia un arma de seducción y favorece los encuentros amorosos.  Es una cualidad que refleja capacidades intelectuales y sociales que ayuda a mantener los sentimientos hacia la pareja.

La risoterapia es útil para mitigar trastornos psicológicos en casos de depresión, fobias, ansiedad y compulsión y alivia el estrés.

También los bebés se portan mejor y son más saludables cuando los amamanta una madre risueña.

Por todas estas razones conviene entonces tomarse la risa muy en serio.

Malena Lede – Psicóloga

Fuente: Nicolás Guéguen, profesor e investigador de psicología social de la Universidad de Bretaña Sur. 

2018/01/16

EL SUICIDIO - Psicología Malena Lede




Cada año, en el mundo, se suicidan alrededor de 900.000 personas lo que hace que sea la tercer causa de muerte en humanos de 15 a 44 años, según datos que proporciona la Organización Mundial de la Salud.

¿Qué hace que esas personas no puedan ver otra salida más que la muerte?

Las causas de la conducta suicida pueden ser genéticas y psiquiátricas, problemas familiares, sociales, culturales y también físicos.

Los medios de comunicación, como la televisión e internet, pueden tener una importancia relevante, en ciertas circunstancias, para impulsar a las personas vulnerables a tomar esa decisión.

Una buena contención psiquiátrica y psicológica puede ayudar mucho en los casos de depresión pero algunos procesos vitales aumentan el riesgo.

Las enfermedades  y las crisis existenciales, como la pérdida trágica de familiares directos puede hacer que una persona pierda el sentido de su vida y decida no seguir viviendo.

Sin embargo, otros, pueden ser capaces de seguir adelante y aún de utilizar esa experiencia para reconstruir su vida y elaborar un proyecto constructivo.

Estudios realizados en la Universidad de Southampton llegaron a la conclusión que la probabilidad de suicidarse aumenta cuando existe un trastorno psíquico, principalmente depresión, alcoholismo o esquizofrenia; o sea que quienes sufren de patologías psiquiátricas tienen menos esperanza de vida que el resto de las personas.

Entre los principales factores de riesgo que inciden en la decisión de quitarse la vida figuran haber sido despedido de un trabajo, el hecho de vivir solo, pérdidas económicas importantes o problemas de relación de pareja.

Muchas personas que se suicidan han padecido de experiencias traumáticas durante su vida, abusos, carencias afectivas, malos tratos.  También los soldados que regresan de la guerra mmuestran un riesgo mayor de suicidio, principalmente durante los cinco años posteriores a esa experiencia bélica.

Las personas en riesgo de quitarse la vida deben contar con asistencia profesional, ya que los psicofármacos puede disminuir el estrés, el insomnio y su angustia desesperada.

La Organización Mundial de la Salud estima que recibiendo la atención adecuada se pueden reducir en un 20% los casos de suicidio.

Las señales de alerta son:

-         Sensación de estar en una situación sin salida
-         Aislamiento voluntario
-         Falta de interés en las actividades habituales
-         Anuncio sobre su idea de suicidio
-         Preparación para suicidarse
-         Tranquilidad aparente después de anunciar su decisión de suicidarse
-         Cambio drástico del estado de ánimo o de la conducta
-         Falta de capacidad para controlarse.

Malena Lede – Psicóloga
Fuente: Bárbara Schneider, psiquiatra, psicoterapeuta y docente de la Universidad Goethe en Franfort del Meno.