2008/09/14

Los Mellizos y sus Emociones

El escritor norteamericano Philip K. Dick, escritor de libros de ciencia ficción, autor del libro Blade Runner, cuyo argumento fue llevado al cine, tuvo una hermana melliza que falleció al poco tiempo de nacer.

Se ha investigado mucho sobre los vínculos emocionales de los mellizos y de los gemelos univitelinos y la influencia del medio ambiente en el desarrollo de la personalidad, estudios que han ayudado a la ciencia a esclarecer la importancia de los factores sociales, congénitos y hereditarios.

Philip K. Dick recibió tratamiento psiquiátrico desde los seis años de edad. Sufría de depresión y tenía alucinaciones.

Esas alucinaciones recurrentes se convirtieron en los temas de ciencia ficción que reflejaba en sus libros, que él no consideraba productos de la fantasía sino como hechos reales.

Como es habitual en las personas con depresión era afecto a consumir drogas.

En una oportunidad probó el LSD, que en la década del sesenta estaba de moda entre los intelectuales y los científicos; y tuvo una experiencia alucinatoria en la que creía ser un gladiador romano. Lo extraño fue que lo escucharon hablar correctamente en latín, como si fuera su lengua materna.

Su estado paranoico se fue agravando con los años, y cuando fue víctima de un robo en su casa, durante el cual los intrusos abrieron su caja fuerte y se apoderaron de documentación secreta sobre sus visiones, se convenció que se trataba de un complot del gobierno para evitar que difundiera esta información al público.

Aunque esta interpretación parecía descabellada, de hecho recibió varias cartas anónimas amenazantes.

Tuvo una visión premonitoria que le salvó la vida a su pequeño hijo, cuando, sin conocimientos de medicina, le diagnosticó una hernia umbilical severa que los médicos no habían podido detectar.

Una experiencia mística lo puso en contacto con una entidad sobrenatural, parecida a una energía plasmática que denominó VALIS, que interpretaba como voces que le proporcionaban información superior sobre acontecimientos futuros. Posteriormente VALIS fue título de uno de sus libros.

¿Eran Philip Dick un elegido para una revelación o esas experiencias eran el resultado de una enfermedad mental?

Desde el año 1974 se volvió místico, tratando de comprender el significado de una luz que lo cegó durante un instante y que le cambió la vida.

Todas sus experiencias lo convencían de que el universo está hecho de información y que la realidad está programada por una computadora.

Recordaba vidas diferentes, no pasadas, sino vidas presentes múltiples alternativas, coincidiendo con la teoría de la existencia de mundos paralelos; y que el fenómeno del "dejá vu", que son las experiencias que tienen algunas personas que creen ya haberlas vivido, era la prueba de que en ese utópico programa de computadora cósmica, una variable había sido modificada.

Su vida fue una búsqueda desesperada del misterio de la vida; estaba obsesionado por su cuestionamiento sobre el enigma del origen del hombre y la verdad de la realidad. Su mente estaba dominada por los interrogantes y sus libros reflejaron todas esas preguntas que lo torturaban

Su madre le había dicho que su hermana melliza tenía el pelo negro y toda su vida se obsesionó con mujeres conflictivas con largas cabelleras oscuras. Se sentía atraído por mujeres que necesitaban ser rescatadas, se sentía feliz ayudándolas a salir de sus abismos, la mayoría psicóticas sin remedio.

Tal vez era un vano intento irracional de rescatar a su hermana muerta recien nacida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!