2009/05/18

Las Neurociencias y el Psicoanálisis



Según el neurobiólogo Pierre Magistretti y el psicoanalista Francois Ansermet, los últimos descubrimientos de las neurociencias coinciden con la teoría de Sigmund Freud.

Las neurociencias han comprobado que el cerebro no es un órgano estático sino que por el contrario es dinámico, que evoluciona durante la vida y que guarda las huellas de las experiencias.

Algunas de esas huellas se hacen conscientes pero otras pueden ocultarse en el inconsciente.

Esa plasticidad que tiene el sistema neuronal permanece abierta a los sucesos contingentes permitiendo que los acontecimientos que ocurren lo modifiquen.

Esta capacidad de la red neuronal pone en evidencia las diferencias individuales por la influencia en la biología de los otros y de la propia historia.

El D. Magistretti también se inició en el Psicoanálisis en forma paralela y pudo darse cuenta que el inconsciente puede llevarnos por caminos que no siempre la conciencia aprueba.

El Dr. Ansermet comenzó siendo psiquiatra y luego se dedicó al Psicoanálisis pero reconoce que la biología puede aclarar muchas cosas, así como también el arte, la literatura, la antropología y la lingüística.

Las huellas que han dejado las experiencias en un individuo, con frecuencia inconscientes, están más allá del aprendizaje.

El Dr. Magistretti no tiene dudas que las palabras que pueden evocar huellas del pasado pueden beneficiar la red neuronal, y también cree que algún día se podrá actuar sobre las conexiones nerviosas con mayor eficacia a nivel farmacológico para optimizar la influencia de las palabras.

Tanto las neurociencias como el psicoanálisis no tratan de comprobar la efectividad del psicoanálisis mediante las neurociencias, sino que tratan de esclarecer la incógnita que representa la huella y la plasticidad como responsables de la individualidad. Son estos dos factores los que hacen que ningún individuo sea igual, aunque se trate de un clon; sino la historia del sujeto y su plasticidad.

Estos dos especialistas suizos se presentaron en Buenos Aires en 2007 para dictar un seminario en la Asociación Psicoanalítica Argentina; el libro escrito por ambos “A cada cual su cerebro. Plasticidad neuronal e inconsciente” apareció en Argentina en 2006, editado por Katz.

Tanto para las neurociencias como para el psicoanálisis el hombre es un ser libre y singular, único e impredecible y es la experiencia y la plasticidad la que lo hace posible

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!