2013/07/19

La identificación con los personajes de ficción


Según experimentos realizados, los medios audiovisuales parecen tener cada vez mayor influencia sobre la audiencia en lo que se refiere al cambio de actitudes, valores y creencias.

Este fenómeno está siendo investigado por especialistas que se dedican a este tema, quienes han podido registrar que los espectadores tienden a compararse con las identidades, los objetivos y los proyectos de los personajes; y además a evaluar sus logros según los modelos y los mensajes que muestran las imágenes.

La identificación con los personajes hace que una persona se sienta en la piel del protagonista y viva sus experiencias como si fueran propias; y en el caso de la participación interactiva de la audiencia con los contenidos audiovisuales y la posibilidad de decidir sobre el desarrollo y el desenlace de las distintas propuestas mediáticas, podría aumentar los efectos de los mensajes sobre la gente.

La influencia de los medios audiovisuales se conoce desde hace ya mucho tiempo y es aprovechada por la publicidad, la educación, la política y por el área de la salud con distintos fines; para orientar el consumo; para conseguir votos, para aprender, etc.

Por ejemplo, cuando participan celebridades muy populares en las campañas publicitarias o informativas, se ha observado que la eficacia del mensaje aumenta considerablemente.

En cuanto a la influencia que ejercen los entretenimientos educativos, se ha demostrado que los modelos de comportamiento y de aprendizaje social que ofrecen, producen cambios en la conducta.

Los personajes de ficción atraen la atención de los chicos creándoles la intención de compartir opiniones o creencias. En cuanto a los adolescentes, tienden a adquirir los valores y modelos de comportamiento de los protagonistas ficticios, con los cuales se identifican.

Según las conclusiones extraídas de un trabajo conjunto realizado por investigadores en dos universidades, la de Salamanca y la del País Vasco; la identificación que se produce con los personajes de ficción consta de tres componentes básicos:
- La empatía cognitiva, cuando la audiencia puede comprender y ponerse en el lugar del personaje y adoptar un punto de vista, imaginando el argumento según su perspectiva.
- La empatía emocional, cuando los espectadores se involucran emocionalmente y se preocupan por los problemas de los personajes.
- La experiencia de transformarse en el personaje, cuando sienten que son ellos los protagonistas.

Si bien los resultados de estos experimentos son atendibles, también es cierto que la mayoría elige lo que desea ver y esa elección depende de varios factores, como su contexto social, los valores que ha incorporado, sus gustos particulares, lo que ven sus pares, su personalidad y su nivel de educación; o sea, que en general, las personas están pre programadas antes de recibir los mensajes audiovisuales que de hecho puede condicionar en muchos casos el proceso de identificación, pero no determinarlo en forma absoluta.

Creer que los medios audiovisuales pueden cambiar creencias, valores y actitudes por sí solos, estaría reflejando una postura determinista con respecto a la influencia del ambiente.

Los mensajes audiovisuales representan el “como si”, o sea el permiso que todos nos podemos dar con la imaginación, pero no es lo mismo que una experiencia real.

Aunque en un momento dado podamos sentirnos identificados con un personaje, al volver a la vida real, lo más común es que volvamos a ser quienes hemos elegido ser, porque no es fácil despojarse de todo lo innato y aprendido y cambiar.

Un personaje de ficción puede influir en la identidad pero no determinarla porque no es la única fuente de identificación que un ser humano puede tener, ya que en el proceso de la formación de la identidad interviene principalmente la relación con las personas cercanas que están ligadas con el afecto. Porque la identidad se elige y se logra a través de sucesivas identificaciones con las personas que se aman, más significativas.

Las sociedades viven un constante proceso de cambio desde la edad de piedra, producto de la experiencia y de la historia, mucho antes de la existencia de los medios audiovisuales, que en la dimensión del desarrollo humano representa un fragmento mínimo de tiempo.

El cambio es la característica propia de la vida y de la historia y como ha sido siempre lo esencial será lo que perdurará en el tiempo y lo contingente caerá inevitablemente en el olvido.

Los medios de comunicación nos permiten tener una visión más amplia de la realidad al instante y tal vez llegar a ser más conscientes; y esto es lo que hay que rescatar

Malena

Fuente: “Mente y Cerebro”; No.56/2012; “La influencia de los personajes de ficción”; María T. Soto Sanfiel; Grupo de investigación en imagen, sonido y síntesis del departamento de comunicación audiovisual y publicidad de la Universidad Autónoma de Barcelona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!