2014/02/25

Meditación personal según tu signo



No todos pueden meditar de la misma manera porque las personas son diferentes.

Meditar significa dejar de pensar, liberarse de los pensamientos que nos obligan a revivir el pasado o a preocuparnos por el futuro, lo que no nos permite disfrutar del tiempo presente.

Los signos del zodíaco pueden ser una guía útil para que cada uno pueda descubrir cuál es su forma más adecuada para meditar.

Aries (del 21 de marzo al 20 de abril) – Aries se caracteriza por el espíritu de iniciativa y la acción, por lo tanto, su mejor manera de meditar es a través del movimiento.  Por ejemplo, correr en forma consciente evitando todo pensamiento, o nadar, bailar o practicar tai chi, en las mismas condiciones.

Tauro (del 21 de abril al 20 de mayo) – La creatividad caracteriza a los taurinos, por lo tanto, los trabajos manuales, como las artesanías, utilizando barro, elemento tierra que los distingue, son ideales para meditar,  siempre que se esté plenamente concentrado en la labor sin pensar en otra cosa.  Otras alternativas pueden ser estar en contacto con la naturaleza, pasear al aire libre, cantar, hacer yoga, bailar, en forma despreocupada pero atenta.

Géminis (del 21 de mayo al 21 de junio) -  La intelectualidad es lo que identifica a los geminianos; por eso los sonidos pueden tener un efecto beneficioso para su salud, a través de cantos, mantras u oraciones.  Comiencen relajando todo el cuerpo y respiren en forma profunda.  Al exhalar emitan al mismo tiempo el sonido de la letra A; luego hagan lo mismo con la E, con la I, con la O y con la U; en forma consciente y plenamente concentrado sin pensar en otra cosa.

Cáncer (del 22 de junio al 22 de julio) – Este signo se caracteriza por la gran sensibilidad y el amor por las tradiciones.  La meditación frente a un espejo es perfecta para ellos.
Consiste en sentarse todos los días frente a un espejo en un ambiente de recogimiento, en la semi penumbra. Tienen que mirarse a los ojos en forma ininterrumpida durante cuarenta minutos intentando parpadear lo menos posible.  Con el tiempo llegarán a percibir los distintos matices del rostro, que revelarán las diferentes facetas de su personalidad.

Leo (del 23 de julio al 22 de agosto) – el principio de este signo es la autoafirmación y la individualidad. Se sientan, se relajan, se concentran en el amor y se liberan de las preocupaciones.  Tienen que concentrarse en el centro del esternón, en un punto levemente por encima del corazón, con la intención de difundir amor y de convertirse en el amor mismo.  Otra alternativa es la pintura meditativa, la danza y el juego que exigen mucha concentración.

Virgo (del 23 de agosto al 22 de setiembre) – el tema de virgo es el razonamiento, el análisis, el discernimiento y el deseo de orden.  La escritura sobre el estado de las cosas o sobre sus estados anímicos o emocionales es una la forma de meditar,  manteniendo la mente libre de otros pensamientos.  Se adopta una postura cómoda con un papel y un lápiz en la mano y se concentran en la respiración normal hasta que aparezcan las ideas espontáneas que yacen en las profundidades de la conciencia, la comprensión, las decisiones y los proyectos inéditos.  Totalmente concentrado en esa idea nueva, con la mente en silencio sin ruidos, se sigue escribiendo en forma meditativa.  Se aspiran las ideas que fluyen del estado de conciencia profunda y se exhalan los problemas.

Libra (del 23 de setiembre al 23 de octubre)- el lema es el equilibrio, el verse a sí mismo en el otro sexo y lograr sentirse completo.
Consiste en relajarse cómodamente y en prestar atención al cuerpo tratando de comprender el propio sexo y también el opuesto; e imaginar cómo sería la vida  y cómo se viviría si se tuviera el sexo contrario.
Esta meditación se puede aplicar a la relación de pareja lo que hace posible una mejor comprensión de sus deseos y necesidades.  Otra alternativa es el arte, la ceremonia floral, o la del te.

Escorpio (del 24 de octubre al 22 de noviembre) – el símbolo es la transformación, es el morir para vivir.  Consiste en tener conciencia de la muerte en cada cosa, de que el cambio es inevitable pero que la naturaleza brinda nuevas energías a partir de cada muerte.
Se trata de estar plenamente consciente en el presente, de prestar absoluta atención al aquí y ahora, apreciando cada instante, valorando la vida y sintiendo que cualquier problema es sólo una anécdota.
La meditación alternativa es Aikido o tantra.

Sagitario (del 23 de noviembre al 21 de diciembre) – El principio vital de sagitario es la expansión. Adopen una postura cómoda y sientan la conexión con la tierra y la fuerza del cielo que los eleva para darse cuenta de que son la unión entre el cielo y la tierra.  Respiren normalmente visualizando el aire oscuro que sale y la pureza que entra.  La sensación de expansión y la fusión con todo es lo que permite liberarse de los problemas y de los dolores cotidianos.  La meditación alternativa es,  el tiro al arco o meditar con una vela.

Capricornio (del 22 de diciembre al 20 de enero)  la tendencia vital de capricornio es salir de la oscuridad y buscar la luz con plena convicción y tenacidad.  Para ellos lo mejor es la meditación Zen (ser uno con Dios), no pensar y trascender el ego. Consiste en descansar la mente y cerrarse al mundo de los sentidos para solamente  Ser o existir.  Se llega a poder distinguir en la vida cotidiana el Ser de la ilusión. La meditación alternativa es:  en la austeridad, en el paso del tiempo y en el ayuno.

Acuario (del 21 de enero al 19 de febrero)
La risa como liberación y para alcanzar estados más elevados de conciencia.  Comiencen a reírse en forma artificial hasta que esa risa se vaya transformando en algo auténtico y profundo.  La risa se convertirá en el estado de Ser en la vida cotidiana.  La meditación alternativa puede ser la concentración en muecas de la cara o en un color.

Piscis (del 20 de febrero al 20 de marzo) – Significa el análisis para que surjan las causas profundas.  Su lema es la entrega y consiste en meditar concentrado en la total desaparición de uno mismo logrando la no existencia, descansando en ella e imaginando cómo sería el mundo sin uno mismo.  La meditación alternativa puede ser concentrarse en los símbolos, en los chakras o en la intuición de lo que ocurre cerca y lejos de uno mismo.

Malena
Fuente: “El gran libro de la meditación”; Margit Dahlke y Ruediger Dahke. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!