2014/05/10

La Trascendencia


El término trascendencia predispone a pensar que se trata de una experiencia difícil reservada a personas especiales capaces de concentrarse y controlar su mente, que requiere vivir como un ermitaño o ser una persona religiosa, que para lograr ese estado se necesita mucha práctica y también que se consigue alguna clase de experiencia mística sin ningún beneficio práctico en la vida de todos los días.

En realidad no todas las meditaciones son iguales ya que desde hace siglos muchas culturas orientales han practicado distintas formas de hacerlo.

El doctor Lawrence Domash, físico profesional y muy buen escritor sobre Meditación Trascendental, en una conferencia que dio en Cambridge, señaló que contrariamente a lo que se cree, la Meditación Trascendental es fácil y se puede aprender sin ningún esfuerzo; que trascender es un proceso que se origina en la tendencia de la mente a buscar un estado más placentero; que no exige profesar ninguna religión o creencia; que sólo requiere dedicarle veinte minutos a la mañana y otros veinte a la tarde; y que desde la primera práctica se consigue automáticamente eliminar tensiones profundamente arraigadas y la expansión de la capacidad consciente de la mente.

Deepak Chopra estaba presente en esta conferencia y en un primer momento no aceptó todo lo que escuchó, sin embargo, decidió aprender la técnica con resultados inmediatos.

Pudo tomar conciencia que a través de la meditación pudo establecer la conexión psicofisiológica de una manera consciente o sea que estaba creando salud.

En estos momentos existen más de tres millones de personas en el mundo que han aprendido esta técnica, entre ellos un millón son norteamericanos.

La trascendencia es una función que funciona a través del sistema nervioso central.

El doctr R. Keith Wallace, publicó un estudio sobre la psicofisiología de la meditación y describió los cambios más significativos que se producen en la fisiología cuando una persona trasciende.

Durante la práctica de esta técnica el cuerpo se relaja profundamente, la actividad metabólica disminuye a niveles más profundos que la del sueño profundo y las ondas cerebrales indican un alerta total, de silencio interno, de profunda tranquilidad y relajación.

Este estado se produce desde el primer día y con el tiempo los resultados se van acumulando hasta llegar a permanecer también durante todas las actividades del día.

Los beneficios a largo plazo son notables en todas las áreas de la vida; mejora la salud, disminuye la necesidad de consumir alcohol, de fumar o de consumir drogas; aumenta la creatividad, las habilidades motoras, la capacidad de aprendizaje e incluso la inteligencia, ya que está demostrado que cuando se elimina el estrés, los resultados de las pruebas de inteligencia mejoran; y además, se produce una inversión del proceso de envejecimiento, ya que se comprobó que individuos que habían meditado durante menos de cinco años presentaban una edad biológica cinco años menor que su edad actual y algunos inclusive, más que eso.

En resumen, las personas que meditan pueden tener una vida más sana, más feliz y más creativa.

Malena.
Fuente: “Cómo crear salud”; Deepak Chopra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!