2014/05/17

Los Fantasmas



Según el diccionario, un fantasma es una aparición, el espectro de un muerto que se aparece a los vivos; casi siempre producto de la fantasía.

El Psicoanalisis lo define como la proyección interna de una imagen inconsistente pero querida por el individuo, en sustitución de un deseo inconsciente no satisfecho.

Esta última definición puede explicar por ejemplo, el caso de una madre que afirma haber recibido la visita de su hijo, que acaba de morir en un hospital, donde ella había deseado concurrir para verlo.

La mujer se despertó una mañana y vio a su hijo que le sonreía, parado a los pies de su cama, que le decía que se venía a despedir, que estaba muy bien y que no se preocupara más por él. Una v ez dicho esto, salió de la habitación y se fue.

¿Qué son los fantasmas? ¿Por qué hay tantas anécdotas sobre ellos si no existen y sólo son el producto de la imaginación? La realidad es que es un fenómeno que no se puede comprobar, pero también es verdad que para quienes viven esa experiencia es un hecho muy real que les brinda paz espiritual.

Los estudios más serios sobre este tema sostienen que se trata de alucinaciones, creaciones de la mente que a veces se intercalan en la vida real; porque durante el sueño, la mente elabora imágenes muy vívidas que no son reales pero que se experimentan como si lo fueran y estos sueños en ciertas condiciones, pueden mezclarse en la vigilia.

Pero ¿cómo es posible la aparición de la tripulación desaparecida en un accidente aéreo, que fueron percibidas en forma colectiva, por los tripulantes de otra nave, mientras volaban cerca del siniestro aéreo en el que ellos habían perdido la vida? En este caso, los que vivieron esta experiencia, pudieron verlos pero no comunicarse con ellos.

Algunos opinan que se trata de las impresiones que dejan grabadas en el espacio las experiencias límite que como una impronta suelen aparecer en los escenarios donde ocurren las tragedias debido al fuerte contenido emocional que tuvieron.

En algunas casas muy antiguas, que tienen mucha historia, pueden ocurrir estos misteriosos eventos que desafían las leyes de la razón, principalmente si en esas casas sucedieron hechos cruentos o muertes violentas.

Los animales tienen una particular sensibilidad para percibir estos fenómenos y pueden comportarse en forma muy extraña, como si estuvieran frente a la presencia de alguien, aunque no haya nadie en ese lugar.

Es probable que los objetos materiales puedan conservar algo de la energía de los difuntos y que ésta, en ciertas condiciones, pueda ser percibida por personas sensibles a esos sutiles estímulos.

En el universo existen fuerzas que no conocemos y que tampoco podemos ver. Por ejemplo, los astrofísicos afirman que tiene que existir otra fuerza, tan poderosa como la gravedad, que pueda explicar el equilibro que existe en el cosmos, que ellos denominan materia oscura y que todavía no ha podido ser detectada porque es invisible; pero todavía existen muchas más cosas en la naturaleza que permanecen en el misterio.

La magia existe hasta que se descubre que no es magia sino un fenómeno natural desconocido.

La energía eléctrica, los campos electromagnéticos, la comunicación a distancia, la televisión, en otras épocas se hubieran considerado hechos mágicos, porque no se conocía aún su explicación científica.

El hombre forma parte de la naturaleza, y como con ella, desconoce gran parte de su potencial mental; no puede saber todavía qué es la conciencia, qué es el alma, qué es el espíritu, qué es el fenómeno de la vida.

Puede que todos estos misterios algún día puedan ser revelados y lleguemos a saber finalmente quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos.

Malena






6 comentarios:

  1. ¡Hola, Malena! ¿qué tal? Yo creo en los fantasmas. Creo que las personas fallecidas siguen con nosotros/as aunque no las veamos. Hay personas que pueden comunicarse con ellos/as, con los/as muertos/as.

    Yo creo que, como igual los perros pueden oír sonidos que los humanos no oímos, como los pitos esos para perros que hay. Hay personas que pueden tener imágenes en su interior de seres que ya han fallecido. Hay humanos, como yo, que pueden comunicarse con los muertos y muertas.

    No es imposible, eso.

    Dicen que los gatos se quedan mirando como si vieran algo que nosotros/as no vemos. Eso he oido, porque yo mucho contacto con gatos no tengo. ...pero, sí, alguno he visto mirando a algo que no veo yo.

    Mi tía no cree en fantasmas, porque ella quiso ver a un tío mío, fallecido, y no se le apareció. Por eso no cree.

    Yo sí creo, y le he dicho que vaya a un/a médium, que le dirá lo que le comunique el espíritu.

    bueno, hasta mañana,

    Pablo

    ResponderEliminar
  2. Hola Pablo, en el universo que vivimos nada se pierde, todo se transforma, por lo tanto, de alguna manera nos manifestaremos después de muertos.
    En cuanto a los fantasmas, muchos pueden ser creación de la mente pero otros, que se han logrado fotografiar, podrían haber logrado traspasar el umbral.
    saludos, malena

    ResponderEliminar
  3. Chacha, Malena, estoy aquí en la sala de estar de mi casa aguantando el sueño. Son las cinco de la mañana. Y ocurre algo que me asombra. Veo hundirse una de las almohadas que mi madre tiene en el asiento del sillón. Las tiene para poder levantarse mejor, porque está pachucha. Y veo como la almohada se hunde. Como si alguien se sentara en ella. La verdad puede ser del cansancio mio. No se si el fantasma está cansado, pero por algo se sienta. Bueno, bromas aparte.

    Yo creo en fantasmas. Me han hablado a veces. Yo no sé si me comunicaba con ellos, ellos conmigo si. Me pasó un día que no había dormido de noche.

    Chacha, que la almohada se hunde! Mañana se lo comento a mí madre. A ella, estas cosas le dan miedo. Pero bueno, no hay que taparse los ojos...

    No sé si es producto de mi cansancio o es cierto que hay un fantasma en casa.

    Hasta luego, guapa!

    Pablo Manuel

    ResponderEliminar
  4. Hola Pablo, los que nosotros llamamos fantasmas tienen que ser fenómenos naturales que ciertas personas tienen la capacidad de percibir pero que la mayoría no ve.
    La percepción es un fenómeno muy complejo porque no significa mirar solamente las cosas sino incluir todo nuestro mundo interno en ellas, de modo que todos podemos ver cosas distintas aunque objetivamente estemos mirando lo mismo.
    Para mi hay seres humanos que tienen la capacidad de ver más allá de la realidad objetiva y hasta pueden intuir el pasado y el presente a partir de ciertas señales que otros no ven, pueden predecir acontecimientos con bastante exactitud e incluso fenómenos paranormales que algunos pueden considerar pura superchería.
    Los ojos no son suficientes para captar toda la realidad tal cual es. Por ejemplo, existe un mundo microscópico que sólo podemos ver con instrumentos específicos y que antes de la existencia de esos instrumentos no sabíamos que existía.
    saludos, malena


    ResponderEliminar
  5. Hola, Malena!! Que tal? Antier estaba chateando con una amiga en la sala de estar aquí en mi casa. Donde estoy ahora. Hablaba de espíritus y mi madre había dejado una cesta de plástico enrejada en u a silla. Cuando hable de espíritus, la cesta se movió. No fue la gravedad, fue un movimiento distinto. Lo vi moverse. Me da algo de miedo. La cosa es que yo soy amigo de u a curandera y le puedo preguntar. Que hago?

    Hasta luego!

    Pablo

    ResponderEliminar
  6. hola Pablo, la sugestión hace ver cosas que en realidad no existen. No te conviene entrar en esa clase de conversaciones porque te sugestionas y te haces toda la película. No se si te haría bien consultar con una curandera, creo que es darte manija para atrás.
    Es mejor aceptar que existen fenómenos desconocidos que todavía no entendemos que podrían ser naturales, no necesariamente sobrenaturales, porque hay cosas en la naturaleza que son fantásticas y que las atribuimos a fuerzas superiores, cuando en realidad son cosas totalmente normales. saludos, malena

    ResponderEliminar

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!