2014/05/06

Medicina China para la diabetes


En la revista “TAO” publicación del mes de abril pasado, el médico oriental y maestro de artes marciales Liu Ming, escribió un artículo sobre la Meditación como clave contra la Diabetes.

Para la medicina china la diabetes se debe a la pérdida de la armonía del cuerpo provocada por un bloqueo energético que no permite la correcta distribución de los nutrientes.

Liu Ming afirma que la mente tiene el extraordinario poder de cambiar los males físicos y también los espirituales y que la meditación puede ser la clave para lograr ese objetivo.

En otras épocas, la medicina china utilizaba como remedio para esta y otras enfermedades, a los alimentos, de modo que enseñaban a sus pacientes qué es lo que tenían que consumir para curar sus males, teniendo en cuenta la época del año, la etapa de la vida que se está atravesando y las características personales de cada sujeto.

Desde este punto de vista, las verduras verdes y el tofu son los alimentos que favorecen la paz interior; la carne produce en el cuerpo sustancias nocivas para la salud y el pescado aumenta el fuego del cuerpo.

El Dr. Liu Ming está convencido que la diabetes se podría revertir en muchos casos solamente cambiando algunos malos hábitos de alimentación y corrigiendo la respiración.

Una correcta respiración permite mantener el cuerpo saludable, alcanzar una profunda meditación y dirigirla con la mente a estimular los puntos que corresponden para eliminar una afección.

Cuando sobreviene una enfermedad, antes que nada hay que pensar por qué nos enfermamos; intentar recuperar la calma y la concentración y utilizar la meditación.

Para realizar la meditación, Liu Ming sugiere sentarse en una silla o en el suelo utilizando un almohadón, apoyando las manos con los dedos unidos sobre los muslos y tratando de mantenerse bien erguido y lo más relajado posible.

En esa posición comenzar a respirar suave y profundamente, tomando el aire y exhalándolo por la nariz.

Una vez en esta postura hay que visualizar mentalmente cada punto del cuerpo que requiere ser estimulado para funcionar normalmente y concentrar la atención en cada uno de ellos, siempre inspirando y exhalando.

Si el procedimiento fue correcto se puede sentir cómo llega la energía a cada punto estimulado, a través de un ligero calor que se expande en ese lugar. En el caso de la diabetes, los puntos a estimular con la mente se encuentran a ambos lados de la columna, vértebra por vértebra.

El ejercicio físico también es una práctica que mejora el pronóstico de la diabetes así como la suficiente hidratación tomando agua o bebiendo té.
El té, para la medicina china, mejora cualquier enfermedad, armoniza y elimina toxinas del cuerpo y la mejor manera de consumirlo es en tazas pequeñas a lo largo del día.

Los pies calientes garantizan la buena circulación por lo que el Maestro Liu Ming recomienda mantenerlos siempre calientes y realizar un baño de pies de quince minutos con agua caliente todas las noches antes de acostarse.

Malena
Fuente: Revista “TAO” “Los Secretos de la Medicina China”; publicación mensual escrita por Liu Ming, médico oriental del Papa Francisco.

3 comentarios:

  1. Me estoy empezando a tomar en serio...algo más en serio mi salud. Hoy me pasé el día tomando dulces. Fueron cuatro o cinco chocolatinas(de esas Twirl, Twix, Lion...), dos refrescos de 33 cl., ¡ah! ...y también tomé papas fritas de bolsa, dos de las grandes porque venían con un tupperware de regalo(¡soy la leche!)...una cerveza sin alcohol...

    Me fui a unos grandes almacenes a comprar una cosa, y me fui sin comer, solo un paquete grande de papas fritas y un refresco... después cuando llegué, me comí la comida de verdad, aunque todo lo que me como es comida y me la como, o sea que los dos paquetes grandes de papas y los demás ahora es parte de mí.
    Somos lo que comemos.
    Menos mal que mi madre me dá gofio y leche por la mañana, si no mi alimentación sería peor. Gofio es millo(maíz) tostado y molido, ¿de acuerdo?

    Mi médica me dice "no comas dulce", pero, el cuerpo me lo pide.
    Mi madre se equivoca y se cree que el dulce me vá bien, y me lo dá. Más bien, no se cree que me vaya bien, es que quiere hacerme el gusto. Porque ella es inteligente, y además me dice que "el azúcar es mala".

    A veces me doy cuenta que mi madre se equivoca. Y otras prefiero pensar que no se equivoca, que es infalible. Pero, mi madre últimamente está llena de problemas...no está tranquila ni viendo la tele. Problemas económicos y familiares... y ella que es el nexo de unión entre mi padre y nosotros. Me refiero a que yo le digo: "¡mi hermano hace esto mal! ¡Qué enfadado estoy con él!", y mi padre le dice: "¡tus hijos/as hacen las cosas mal! ¡Qué enfadados estoy con ellos/as!". Lo de mi padre lo sé porque lo he visto hacer a él delante mía.
    Imagino que eso debe ser desquiciante.

    Creo que mi madre, cuando hizo su familia, la nuestra, se puso en un lugar que ahora no puede llevar. Tiene que cambiar sino quiere sufrir más. Yo se lo digo: "¡vete a un psicólogo o psicóloga, ellos/as saben ayudar mejor que nadie! Le digo que a veces es como un dentista. Necesario.
    Dice que un/a psicólogo/a cuesta dinero, que no tiene.
    ...aunque también los hay por Servicios Sociales, aunque con la crisis que atraviesa mi país no sé si son "gratis", (es decir, pagados con dinero de los impuestos).

    ResponderEliminar
  2. ...bueno, ¡gracias por escucharme y responderme! :)

    Pablito Manuel

    P.D.: a veces me canso de cuidar a mi madre. Llevo desde 1999 casi todo el tiempo con ella...aunque, siempre recuerdo que gracias a ella no estoy en un hospital psiquiátrico, solo... Me llevó a todos los médicos que hizo falta y me sacó del agujero en la tierra en el que estaba atrapado.
    Se lo debo todo.

    bueno... :)

    ResponderEliminar
  3. hola Pablo, la vida te enseña que podemos hacer muy poco por los otros, inclusive los psicólogos sólo ayudamos un poco, porque si la persona que acude a nosotros no quiere cambiar va a ser inútil cualquier terapia.
    No te exijas demasiado con tu madre, déjala vivir su vida como quiere, tal vez estar preocupada por los problemas de la casa le da sentido a su vida. Acuérdate que nadie hace lo que realmente no le gusta, saludos, malena

    ResponderEliminar

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!