2014/06/11

Casados que viven con sus padres



“El casado casa quiere” dice el refrán, y los refranes nunca se equivocan.

Una pareja que elige vivir en la casa paterna de cualquiera de los dos, arriesga su relación, pierde su intimidad y la oportunidad de vivir a su manera en su propio hogar.

Aunque para ambos resulte oneroso y poco conveniente desde cualquier punto de vista vivir solos, aunque tengan que renunciar a vivir en un barrio residencial o en un piso de lujo con todas las comodidades que los padres supieron conseguir y que con toda generosidad le ofrecen, la decisión más saludable a corto, mediano y largo plazo es tener su propia casa.

Vivir solos siempre es posible, claro que es un paso audaz que seguramente los obligue a privarse de algunas comodidades y a realizar la proeza de que demasiadas cosas entren en poco espacio, pero la intimidad que se logra teniendo las propias paredes no se puede alcanzar de otro modo.

Vivir con los padres de uno u otro, no es más cómodo, porque los dueños de casa son ellos y hay que respetarlos, adaptarse a su carácter, su manera de vivir, sus horarios, sus comidas, sus mascotas y sus amigos. Tolerar que no enciendan el aire acondicionado cuando tienen calor ni la calefacción cuando sienten frío, que el baño principal esté ocupado cuando más lo necesitan, que su cuñado escuche música a todo volumen y que los dueños de casa sean los que manejen el control remoto del televisor de pantalla gigante del living.

Además de todos estos inconvenientes existirá una infinidad de pequeños roces que se producirán todos los días, como inocentes pero molestos comentarios, indirectas, consejos, recomendaciones sobre cómo hay que hacer las cosas según ellos, que ya han vivido esa etapa pero claro está en otra época ya hace mucho tiempo.

Todo esto irá minando las relaciones entre ellos, de los roces se pasará a las discusiones y terminarán peleándose por cualquier cosa para poder descargar cada uno todas las broncas que tiene acumuladas dentro.

La convivencia de dos personas es difícil, un trabajo que se aprende día a día, teniendo mucha paciencia y tolerando muchas cosas que no agradan; tampoco es fácil convivir con los hijos cuando son adolescentes.

Pretender vivir en paz y en armonía con otros, además de la pareja y los hijos, aunque sean los padres y hermanos, es pecar de optimista.

Algunos hijos tienen tanta dependencia psicológica que no pueden pensar en arreglarse solos principalmente porque no confían en sí mismos y entonces hacen planes contando con la posible venta de la casa de los padres para tener su parte.

Cabe destacar, que si los padres tienen esa vivienda única, los hijos no pueden pedir la venta de la casa aunque queden viudos.

Creen erróneamente que esa es la única forma de independizarse, pero a menos que se aseguren que sus padres puedan comprar otro lugar para vivir, si se quedan sin vivienda será un mayor problema después, cuando lleguen a viejos.

El problema de la herencia paterna es arquetípica, porque ha sido, es y será frecuente que haya familias enteras que no se hablen por ese motivo.

No caigan en la tentación de contar con el dinero de una herencia ni jamás piensen en eso, porque las herencias son caprichosas y no llegan cuando se las necesita sino cuando menos se las espera.

Es cruel pensar que puede haber herederos esperando que uno muera para cobrar la herencia, sin embargo eso es lo que suele pasar, principalmente cuando los hijos, por una u otra razón, no se han podido independizar.

Malena

6 comentarios:

  1. Quiero mudarme cerca pero en otra casa..cerca a mis suegros para asi yo poder estudiar y trabajar..tengo un bebe de dos años y ando muy estresada quiero salir...pero mi esposo dice que mejor vivamos lejos..el no quiere estar cerca a sus padres xq dice q vera los prpblemas de cerca de ellos y el prefiere su privacidad..pero son bue as perosnas ..pero no se que hacer..estoy co fundida..tengo miedo q mi relacion se deterorie x causa de eso

    ResponderEliminar
  2. Hola Ciela Cabani,
    Cuidado!!!! los hombres en general quieren que sus mujeres se queden en la casa y con un niño, si estás lejos de tus suegros estarás atada. No aceptes irte lejos y no temas, si te haces valer tu esposo te querrá más. saludos malena

    ResponderEliminar
  3. Hola, mi esposa, mi bebé de 8 meses vivimos con mis padres y aunque lo pasamos bien la mayoría del tiempo cuando hay roces estos se sienten intensos (Frío silencio) y aunque ingenuamente pensé que iriamos bien, no podemos independizarnos por motivos económicos y necesito consejo de que hacer.

    ResponderEliminar
  4. hola Jose_M, si lo pasan bien la mayoría del tiempo y tu esposa no se queja, no te preocupes demasiado, ya que en cualquier tipo de convivencia los roses son inevitables, inclusive entre marido y mujer.
    Pero sería saludable vivir en forma independiente y si existe verdadera voluntad y están dispuestos a empezar desde abajo, se puede. saludos, malena

    ResponderEliminar
  5. Hola hace 8 años que me casé y mi vida a sido un martirio yo soy de origen caribeño y vivo en España me casé con un español y mis padres al casarme yo decidieron irse a vivir a mi tierra total nos casamos y vinimos a vivir a Barcelona y el primer año todo muy bien vídeo llamadas nosotros a nuestra vola pero al pasar el año se complicaron las cosas llego mi primera hija y mis padres hicieron su primer viaje a mi casa viaje que duró más de medio año aproximada mente en lo que pasó de todo no solo haces hueco en tu casa en todos lo tipos de cosas los padres al pasar a abuelos cambian y hacen cosas que viviendo cada uno en su casa suena bonito pero todos revueltos es un huracán y más cuando uno eligió esa vida ese hombre y buscar esos hijos a los dos años llego mi hijo pequeño y los viajes se intensificaron y la relación con mis padres se volvió de amor odio te quiero por que eres mi padre/ madre pero no me dejas ejercer mi maternidad en paz es una cuestión de se van que guay pero por Navidades no están y si tienen que venir me los chupo un año pues vamos para ocho años y yo creo que a mi marido le voy a construir un altar nunca los recibe con mala cara claro los marrones con ellos los enfreto yo ! Si me da la razón pero ellos se llevan mejor que con migo debo de reconocer y escribo esto después de otra bronca que me siento siento exausta, agotada, sin fuerzas.otra vez se van y se que sera por meses debo cerrarles las puertas marcar distancia o entender que esto es difícil de arreglar estoy arta de ser la mala la que se queja la que se calla de que manera puedo disfrutar de el camino que escoji sin perderlo todo? La opción de que se queden a vivir independientes ya la emos barajado y ellos a su edad pocas formas tienen de mantenerse como antes que opinais ?

    ResponderEliminar
  6. no contesto mensajes anónimos, malena

    ResponderEliminar

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!