2014/07/16

Medicina Personalizada


En poco tiempo, menos de lo que podamos imaginar, los medicamentos a medida como también la ingeniería de tejidos que permite el reemplazo de órganos dañados por órganos bioartificiales - tendrán un avance revolucionario; y lo mismo sucederá con las intervenciones con células madres, las terapias génicas y la tecnología para borrar de la memoria los traumas o también expandirla mediante la aplicación de un programa de computadora que puede registrar y guardar todos los recuerdos.

Hace treinta años la posibilidad de que los hospitales estuvieran directamente conectados con teléfonos móviles, que permitieran acceder a las historias clínicas, a los sistemas de turnos electrónicos y hasta a realizar electrocardiogramas; parecía remota, ya que las computadoras y el extraordinario desarrollo de la comunicación eran inimaginables.

Hoy en día, los telediagnósticos y los monitoreos por internet son cosas de todos los días y las psicoterapias on-line una rutina que utilizan muchos.

Pero todos estos adelantos también significan enfrentar riesgos como por ejemplo, si conocer la predisposición a ciertas enfermedades será mejor o peor que no saberlo y si los sistemas de salud podrán hacerse cargo de ello.

Mucha gente pretenderá abusar de estos adelantos, tal cual hacen ahora con las cirugías estéticas y algunos hasta serían capaces de preferir prótesis en lugar de sus propias extremidades, para ser más altos o correr más rápido.

Gran parte de la nueva tecnología provoca dilemas éticos difíciles de superar. Por ejemplo, la extracción de células madres de embriones, la clonación terapéutica o tener un hijo para obtener tejidos u órganos para tratar la enfermedad de otro hijo.

Si la computadora registra todo y ya no necesitamos más escribir a mano, no provocará esta aparente comodidad la disminución de nuestras capacidades cognitivas?

La ciencia ve el horizonte y también los beneficios que reportan los descubrimientos, pero no contempla la adaptación del hombre a esos descubrimientos.

Actualmente, las prótesis biónicas accionadas por impulsos cerebrales existen y las pueden tener todos los que cuenten con el dinero para pagarlas.

Hoy en día el reemplazo de órganos enfermos que ya no funcionan puede hacerse en forma rutinaria con el aporte de un donante pero, según señala el director del Instituto de Ciencias Básicas y Medicina Experimental del Hospital Italiano, Dr. Pablo Argibay; también se pueden crear órganos combinando células y biomateriales como por ejemplo en el caso de un hígado bioartificial.

También hoy ya es posible el tratamiento de distintas enfermedades de órganos y tejidos mediante el implante de células madre, algunas de las cuales son capaces de transformarse en cualquier tejido del organismo de un ser humano.

Aunque en la actualidad sólo existen dos tratamientos autorizados mundialmente con células madre, el trasplante de células madre de médula ósea y sangre de cordón umbilical para algunos tipos de cáncer, para el síndrome de inmunodeficiencia combinada severa, y otras.

En cuanto a las terapias génicas, está en desarrollo un procedimiento que consiste en utilizar un virus diseñado en el laboratorio para ingresar al núcleo de una célula y depositar los genes sanos, con el poder de modificar la información heredada.

Aunque la decodificación del ADN ya ha finalizado y con el tiempo posiblemente podría ser accesible a todos, su complejidad por ahora no permite eliminar la predisposición a una patología, porque el desarrollo de una enfermedad no responde a un solo gen sino a una gran cantidad de genes.

La identificación de genes relacionados con enfermedades aún no ha terminado y continúa siendo investigada. No obstante, las terapias génicas prometen en pocos años un nuevo avance hacia la medicina personalizada.

Malena
Fuente: LNR; “La medicina del mañana está aquí”; María Gabriela Ensinck.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!