2015/09/28

Filosofía de Aristóteles - Psicología Malena Lede



¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Hacia dónde vamos?

Los filósofos griegos fueron los primeros en utilizar el razonamiento lógico para explicar la realidad. Fueron los precursores de la ciencia.

La filosofía trata de encontrar las respuestas a los cuestionamientos del hombre desde que existe, y de comprender la causa última y la naturaleza de las cosas.

El conocimiento de las diferentes cosmovisiones de distinguidos pensadores de todas las épocas, nos puede ayudar a adoptar una perspectiva personal del mundo y a conocernos más a nosotros mismos.

El objeto de la metafísica de Aristóteles es el estudio del Ser en cuanto tal, su naturaleza en la categoría de sustancia no sensible, inmutable y existente de por sí y sus atributos esenciales como Ser. Por ejemplo, el Ser es único y bueno.

Aristóteles divide a las sustancias en mutables e inmutables y establece los primeros principios o axiomas científicos, como el principio de no contradicción (una cosa no puede ser y no ser al mismo tiempo y en el mismo sentido).

Para Aristóteles, el objeto del conocimiento científico es el universal, o sea lo que tienen en común los individuos de una misma especie, la similitud específica, su forma. Lo universal es real no sólo intelectualmente sino también en las cosas.

La sustancia primera es la forma pura que estudia la teología.

Todas las cosas materiales cambian, para Aristóteles tiene que existir un substrato que produzca ese cambio, que primero esté en potencia y que luego se actualice en una nueva determinación.

Los cuerpos, si pueden transformarse, deben estar compuestos de potencia y de acto. Ese cambio es el desarrollo nuevo de un cuerpo que ya existía anteriormente, la actualización de una potencia.

El cambio contiene dos elementos, la forma y la materia y presupone también la privación o exigencia que que es la que motiva el cambio.

Pero la forma, que es la similitud que tienen todos los individuos de la misma especie, no explica la diferencia que existe entre los individuos de la misma especie, o sea el principio de individuación.

Dos individuos son idénticos en cuanto a la forma, o sea a su esencia o naturaleza humana, pero también difieren porque la materia informada es diferente y porque la pluralidad depende de la materia.

El primer motor inmóvil, es la fuente de todo movimiento como causa última de la actualización de la potencia.

Además de la causa material y formal también se requiere una causa eficiente; y según Aristóteles, como cada uno de los cuatro elementos posee un movimiento natural hacia su lugar en el universo, cada elemento se moverá según su tendencia natural.

La finalidad es intrínseca, no externa y tiende a alcanzar el más perfecto desarrollo de que es capaz. Del mismo modo que un individuo es idéntico a otro de la misma especie por su forma, cada individuo se esfuerza por alcanzar la más perfecta expresión de la forma específica que le corresponde.

Para Aristóteles, el Primer Motor es inmóvil, es absolutamente inmaterial porque no cambia; es la eterna fuente del movimiento eterno, porque nada ha sido creado nunca y todo existe existió y existirá eternamente.

El Primer Motor mueve al cosmos inspirando amor y deseo y ejerciendo su soberana atracción; es inteligencia o pensamiento y sólo se conoce a sí mismo.

Aristóteles logró, con la idea de la tendencia natural de todo lo que existe en el mundo sensible a la plena realización de sus potencialidades, darle mayor fundamento real a la filosofía de Platón.

Malena
Fuente: “Aristóteles, Vida, pensamiento y obra”; Colección Grandes Pensadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!