2015/10/24

El Miedo a la Gente - Psicología Malena Lede



El miedo a la gente se adquiere en la infancia, cuando en el núcleo familiar no existe el diálogo, cuando cada uno vive en su propio mundo y está más dispuesto a la crítica que comprender y compartir experiencias con el otro.

Es en ese momento cuando se gesta la desconfianza en los demás, que puede tener distintos grados y afectar en algunos casos sólo en determinadas situaciones pero también toda la vida de un sujeto.
La fobia social es la forma más grave de miedo a la gente, porque puede alterar seriamente la vida de un individuo tanto en lo personal como en lo laboral.

Este trastorno de la personalidad que viene de la infancia, comienza a manifestarse en la etapa adolescente, en el momento en que una persona tiene que encontrarse a sí misma y en el que su espíritu crítico es más agudo, sus aspiraciones más omnipotentes y su sensibilidad más destructiva; pudiendo llevarlo esta situación a eludir el contacto social.

En esta etapa del desarrollo, que es el momento de la vida en que se producen los principales cambios corporales y emocionales de un individuo, la fobia social puede combinarse con otros trastornos emocionales y de la conducta como la depresión, la pérdida de la autoestima, la tendencia al aislamiento y las conductas antisociales.

Existen algunos indicios que sirven para identificar una fobia social como por ejemplo:

- Cambios en el rendimiento académico
- Abandono de los estudios
- Ansiedad por competencia
- Cambios drásticos del humor y del estado de ánimo
- Aislamiento
- Consumo de drogas o alcohol
- Evitación de todo acontecimiento social
- Obsesión por pasar la mayor parte del tiempo con aparatos electrónicos como la computadora, los videos juegos, los celulares, la televisión, etc.

La fobia social se extiende a cualquier situación que implique estar con gente, como por ejemplo comer o beber en compañía, ir a reuniones, enfrentarse con personas de jerarquía, hablar por teléfono o en persona con desconocidos, asistir a entrevistas de trabajo, utilizar transporte público.

La fobia social se manifiesta a través de ciertos síntomas, que pueden aparecer antes de que ocurra lo que temen, como por ejemplo:

- Taquicardia
- Transpiración copiosa
- Boca seca
- Tensión
- Dificultad para concentrarse
- Ataques de pánico

Estas personas creen que no pueden pasar desapercibidas y que todos las miran, lo que los lleva a concentrarse más en sí mismos que en lo que está sucediendo a su alrededor.

Por este motivo suelen estar pendientes de su imagen y juzgarse en forma hipercrítica, no estando nunca conforme con su apariencia.

El diagnóstico precoz es importante para poder iniciar a tiempo un tratamiento psicológico eficaz que por lo general tiene buen pronóstico.

Malena

6 comentarios:

  1. ...estaba probando si funcionaba la página desde el móvil.

    Yo padezco fobia social. Cuando estoy en la ciudad crece el miedo. Entre la ansiedad, la angustia, la soledad, la incomprensión por estar mal del coco, de los demás, se sufre mucho.

    Creo que los niños y niñas de hoy en día sufrirán mucho por esto, con tanto aislamiento por las pantallas como la que miro ahora mientras leo y escribo esto.
    A lo mejor menos que antes porque se puede uno comunicar onlain :D con los amigos.

    Pero esto no es lo mismo, creo.

    voy a hacer vida familiar, hasta cuando puedas

    un beso :)

    Pablo Manuel

    ResponderEliminar
  2. Hola Pablo, estoy de acuerdo, cada vez las personas están más solas y necesitan un aparato para comunicarse con otra. Pero no podemos hacer nada para cambiar eso, lamentablemente. Tal vez nos acostumbremos a estar más solos viendo el lado bueno de este fenómeno, que a mi entender sería la oportunidad de conocerse más a uno mismo y de no depender tanto de los demás para vivir. saludos, malena

    ResponderEliminar
  3. Hola Malena :) Sí, es verdad, si no hay nadie con quien hablar, tienes que hablar contigo mismo. Habría que ayudar a la gente a ser más reflexiva. Con tanta publicidad tele radio móvil ordenador no nos preguntamos cosas a nosotros mismos. Lo digo pero no muy convencido.

    Malena, qué opinión tiene de los pensadores clásicos? Yo di Filosofía un curso en el instituto. Fue una cosa básica. Nos enseñaron a pensar un poco y algunos filósofos

    ResponderEliminar
  4. ...no estoy convencido de querer leerlos. Después de dejar el ordenador, ahora estoy con el móvil, leo poco aunque compro el periódico casi todos los días.

    Bueno,

    Hasta luego


    Pablo Manuel

    ResponderEliminar
  5. Hola Pablo, los pensadores clásicos nos ayudan a saber cómo pensamos nosotros. Al identificarnos con su manera de pensar o al rechazarlos vamos conformando nuestro propio pensamiento sobre el mundo, sobre nosotros mismos y sobre todas las cosas.
    En la soledad nos encontramos con nosotros mismos y se nos revela la verdad del universo.
    Mandela, que estuvo 27 años preso, cuando salió de la cárcel dijo que en la oscuridad de su celda encontró la luz y todo fue maravilloso. Una vez en libertad, logró lo imposible, que blancos y negros se unieran y que no hubiera ni vencedores y vencidos.
    Si compras el periódico todos los días y lo lees con interés, con el tiempo te convertirás en una persona instruida y sabrás de todo. El periódico es la mejor fuente de conocimientos, sobre el presente, el pasado y el futuro. saludos, malena

    ResponderEliminar

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!