2009/03/25

El Acoso Laboral



El trabajo es el ámbito donde se ejerce una profesión, oficio o empleo con el propósito de realizarse personalmente, generar recursos y participar económicamente y con creatividad en una sociedad.

Las estadísticas señalan que lo que más satisface de un trabajo es la posibilidad de la realización personal más que ganar dinero, por lo cual es necesario capacitarse adecuadamente en la actividad que expresa mejor las habilidades y aptitudes propias específicas.

A fin de evitar problemas humanos que trasciendan el ámbito de trabajo, las relaciones laborales deberían ser respetuosas, más frías e impersonales que otras relaciones donde no estén en juego intereses económicos, tratando de evitar la creación de vínculos afectivos o excesos de confianza que puedan redundar en perjuicio del cumplimiento de los debidos roles.

El acoso laboral puede tener dos causas principales, interés sexual en una persona subalterna, que puede estar bajo sus órdenes y depender de su estimación, o bien una causa relacionada con el cumplimiento de sus obligaciones en forma perentoria y persecutoria que puede afectar el rendimiento normal de su trabajo.

Los intereses sexuales por mujeres que trabajan, muchas veces se despiertan frente a la actitud liberal, osada y provocadora de ellas mismas, cuando se exponen actuando con poca seriedad, sin tomar la suficiente distancia que corresponde a personas que no se conocen y dando un exceso de confianza que posteriormente será difícil negar.

Hoy en día es frecuente que todos se tuteen y se traten con poco respeto unos a otros. Esta moderna forma de trato contribuye a generar más confianza y resulta más favorable a la hora de intentar franquear barreras que antes hubieran sido más difíciles de derribar.

El acoso está muy relacionado con la actitud que tiene la persona que lo sufre. No quiere decir que sea culpable sino que significa que la mayoría de las veces es responsable de lo que le pasa.

El acoso sexual se puede denunciar pero no es fácil superar las consecuencias que puede tener esta reacción en cuanto al hecho de conservar el trabajo.

En cuanto al acoso laboral es importante poder discernir si realmente pueden tener razón o no al exigir una mayor eficacia o eficiencia en el trabajo. Si la persona está convencida que hace su tarea lo mejor que puede y que una mayor exigencia entra en la categoría de acoso lo mejor es reportar el problema a los superiores haciéndole conocer la intención al responsable de la situación.

Todas las personas tienen el derecho de ser respetadas y mantener su dignidad, pero también tienen la obligación de respetar a los demás de la misma forma.

Siendo muy joven tuve oportunidad de trabajar durante diez años en un banco extranjero. Aunque desempeñé funciones en distintos departamentos, jamás sufrí acoso de ningún tipo, sin ser por eso ignorada, llegando a hacer buenos amigos de trabajo gracias al respeto mutuo.

No es necesario perder la dignidad para tener amigos ni enajenarse en los demás para no sentirse diferente, lo mejor es ser como uno es, ni más ni menos, alguien único y distinto.

4 comentarios:

  1. Hola Malena, he venido para conocerte y charlar un ratito, es interesante lo que planteas.. pero creo que se puede añadir que el acoso tambien se plantea y mucho pues lo veo en mi oficina.. entre mujeres... hay mujeres especialistas en acosar.. de manera sibilina, taimada y falsa....

    Esto debería tambien tenerse en cuenta pues parece que a la mujer solo le acosan los hombres y no siempre es así..

    Un abrazo y muy interesante tu blog.. volveré y hasta pronto

    ResponderEliminar
  2. hola Altair, es verdad, también acosan las mujeres y a veces pueden superar a los hombres, muchas gracias por tu aporte, un beso, malena

    ResponderEliminar
  3. Estoy sufriendo acoso con el fin de hacerme visitar a la fuerza un psicólogo.
    En la universidad sufro acoso moral por parte de profesores y compañeros de clase. Mi madre, hermana y padre me ponen en las comidas diversas medicinas que me producen sintomas como dolor de cabeza, picores, granos, manchas en la piel, flemas, flato... Los médicos hacen como si no supieran lo que está ocurriendo aunque claramente lo saben. Y sospecho que pronto me atacaran también en el trabajo pues ya finalizo en la universidad y no son difíciles de preveer. Busco una respuesta o casos similares para organizarnos de forma legal contra este tipo de estrategias médicas que toman al supuesto "enfermo" como tonto que no es capaz de asumir el control de su vida.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  4. Hola Anónimo, sólo el que tiene conciencia de que tiene un problema se puede curar. Tu familia te ama y desea lo mejor para ti. un beso, malena

    ResponderEliminar

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!