2010/06/30

Falta de Deseo Sexual en la Pareja




La falta de deseo sexual es algo que se ha vuelto común en estos días.

Cada vez más hombres y mujeres sienten indiferencia hacia el acto sexual sin implicar esto, que exista desinterés por la pareja.

Este trastorno puede ocurrir en forma abrupta o bien puede aparecer en forma lenta.

La gente no está enterada de los muchos que consultan por este tema a los médicos y se siente confundida y con el temor de alterar la relación de pareja.

Es importante hablar con honestidad con el integrante de la pareja que sí tiene deseos sexuales normales y seguramente se ha dado cuenta de las excusas ingenuas que se utilizan en estos casos.

Cuando se expresan en palabras las dudas y los problemas, se pueden encontrar soluciones.

Este trastorno, que antes solía afectar mayormente a las mujeres, actualmente también lo sufren los hombres casi en la misma proporción.

Las causas pueden ser tanto físicas, como psicológicas y también puede afectar el sexo, el tema laboral o económico.

Los problemas físicos que afectan la actividad sexual los pueden producir la influencia de algún medicamento, alguna patología relacionada con el aparato genital o por algún dolor que se incrementa durante el coito.

Las causas psicológicas se relacionan con el estrés, la depresión y las crisis que provocan los cambios.

La economía familiar y los problemas laborales también pueden ser causa de disfunciones sexuales, cuando existen exigencias desmedidas, gastos imprevistos que no pueden ser cubiertos, pérdidas importantes de dinero por distintos motivos, etc.; y también existen causas genéticas que hacen que el deseo sexual sea menos intenso.

Hay que tener en cuenta que el problema más grave que atraviesan las parejas es el de la sexualidad, que si no es satisfactoria es la principal causa que destruye a las parejas.

Es necesario por lo tanto, en primer lugar hablar del problema con la pareja, luego consultar al médico clínico que es el que evaluará si se puede tratar de un problema orgánico o psicológico para hacer la derivación correspondiente.

Este problema también puede ser pasajero y sólo si no se soluciona en un tiempo prudencial corresponde la consulta.

La necesidad de un psicólogo especialista en sexualidad se manifiesta cuando se determina la verdadera causa psicológica que no implique otras no relacionadas con el sexo.

La falta de deseo sexual se puede tratar, lo importante es no mantener el problema oculto, no fingir satisfacción en el caso de la mujer y no atribuir el problema a factores supuestos sin estar debidamente capacitados para hacerlo para poder acceder a una ayuda terapéutica adecuada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!