2011/12/19

Lazos de Familia

Lazos de familia, relaciones familiares



Las fiestas de fin de año pueden ser el detonante de las rivalidades que crean los vínculos familiares, pero también es una oportunidad para reconciliarse.

Las familias suelen reunirse, y a muchos les cuesta dejar de lado antiguas rencillas, disgustos y hostilidades, dejar pasar las cosas y empezar el nuevo año sin lastres y sin resentimientos; sabiendo perdonar, volviendo a ser amigos de todo el mundo y siendo capaces de aprender a aceptar a los otros como son.

Muchos quisieran tener un hermano o una hermana, tal vez sobrinos, tíos, los padres vivos, y no los tienen; mientras otros reniegan de ellos, hace años que no los ven porque prefieren no verlos, ni tratarlos, ni siquiera para un acontecimiento familiar o para las fiestas.

Las historias familiares son diferentes, puede haber motivos válidos para el alejamiento pero también es cierto que la mayoría perdona, porque en todas las familias hay peleas, intolerancia, frustración, quejas, sin embargo, la gente que no guarda rencor los acepta y los quiere a pesar de todo.

La familia no se elige, es la que es, no podemos tener otra, hay que aceptarla como es y comenzar a pensar que cada uno hace lo que puede, que todos arrastran problemas que no siempre pueden resolver, que lo mejor sería ayudarlos en lugar de rechazarlos y que nosotros también tenemos nuestros defectos.

A veces un grave defecto es ser exitoso porque es verdad que nadie perdona el éxito, más cuando se siente que se ha fracasado.

El problema es que la gente tiende a compararse con los demás en lugar de hacerlo con su propio potencial y se pasan la vida compitiendo en una carrera desigual, sin querer darse cuenta que todos tenemos destinos diferentes.

Los hermanos suelen distanciarse cuando se casan aunque se lleven bien. Cada uno ocupado en construir su propia familia, se aleja pero el vínculo emocional perdura.

Cada hijo tiene una historia diferente aunque la familia sea la misma; porque los padres a veces se separan, forman nuevos vínculos y entre medio están los hijos grandes y pequeños, que viven una experiencia distinta.

Los hermanos suelen unirse más cuando ya no están los padres, siempre que no haya problemas con la herencia, porque aunque sea difícil de creer, siempre las mayores dificultades que parecen no tener solución, son por dinero.

El dinero puede unir a dos socios para hacer un negocio, o a una pareja por interés, pero puede separar a la familia y los celos entre hermanos son inevitables.

Para los padres es muy difícil tratar a todos sus hijos igual, sencillamente porque son diferentes; y ese es el principal motivo de discordia.

En cuanto a los parientes políticos que van ingresando a la familia cuando los hijos se casan, no siempre se soportan, porque forman parte de otro grupo familiar que por lo general es diferente, tal vez de otra condición social, con otras costumbres, otras relaciones u otro estilo de vida distinto.

Es difícil conciliar intereses diversos, se agotan los temas de conversación en las reuniones, comienzan los bostezos, las ganas de irse a dormir y terminar con todo eso.

Los problemas de las relaciones familiares tienen que ver con la forma que una persona tiene de relacionarse consigo misma; porque si es alguien que aún no ha resuelto sus propios conflictos, difícilmente pueda comprender a los demás o llegar a estar de acuerdo.  Tenderá a ver lo que quiere ver y no lo que es, probablemente se sentirá disminuido y, poco valorado y proyectará ese sentimiento de minusvalía,  estando siempre a la defensiva.

Sin embargo el conflicto familiar ayuda a todos a aprender a manejarse en la vida  y a estar preparados para enfrentarse con más recursos, a todos aquellos con los que no se encuentran unidos por lazos de parentesco.

4 comentarios:

  1. Hola, Male! :) este s3mana vinieron mis hermanos a cuidar a mí madre. Se operó, algo pequeño la operación. Yo cuide por la noche. Y ahora cuido, también. Pero me doy cuenta a v3ces, que ,a vida como la llevo no tiene futuro. Sin trabajar, ni estudiar para trabajar.

    Mis hermanos dicen que soy un vividor. No tienen en uenta que tengo miedos en la guagua, ni nada. A lo mejor porque no se lo he dicho. Bueno, a veces si lo digo. Los insulto.

    Dicen que el odio se quita con amor. Yo e doy cuenta que no considero a mis hermanos menos a uno que me llevo bien, no los considero gente con sus derechos. Ellos tampoco a mí. Sólo a uno lo veo que mis actos pueden perjudicarle. Veo mi daño.

    Pero ellos no me dan derechos a mí. Se dan privilegios. Sociales y afectivos. Y yo sin derechos así.

    Lo veo como los polluelos, cuando piden comida, son egoístas. Cada uno pide su cacho. En el nido.

    E dicen que e busque ,a vida. Que ellos no me van a mantener. Como hace mi madre ahora. Yo ayudo a mí madre. Eso lo valora ella. Por eso, creo, me mantiene.

    Me di cuenta esta semana que los hermanos quierenque sea todo a su gusto. Cada uno tiene su gusto. Como les gusta a ellos las cosas.

    Me siento pequeño. Llevo viviendo u a vida artificial años. La vida no es como creo. O la imagino como me gustaría que fuera.

    Hasta lueguito,


    Pablo Manuel

    ResponderEliminar
  2. Hola Pablo, siempre es positivo saber hacer algo para ganarse la vida. Por ahora puedes vivir sin trabajar pero podría llegar el día que necesites un sueldo y tener en el futuro una jubilación.
    Creo que tienes condiciones para trabajar con la computadora haciendo trabajos de oficina, si es que en Canarias hay trabajo.
    Trabajar puede ser terapéutico y hacerlo con máquinas creo que es lo tuyo. No olvides que los cambios siempre son positivos y que por algo te molesta tanto que tus hermanos te reclamen, seguramente porque tu también necesitas hacer algo diferente. saludos, malena

    ResponderEliminar
  3. Hola,Malena!:) Buenas noches! Mi cuñada me llevó unos papeles de discapacidad a un centro de discapacitados. Para estudiar y conseguir un trabajo. Yo me estoy echando atrás. Llevo desde 2011 que no voy a ningún sitio así.

    La verdad me he acomodado a vivir así. Pero no tiene futuro. Y el trabajo es salud, dice mi madre. Y lo cumple, trabaja. Mi padre dice el trabajo es ...no lo dice, pero el trabajo para el es riqueza. Si vivieramos en la Cuba comunista mi padre no pegaría un tollazo. Porque no hay posibilidad de enriquecimiento. Estoy seguro. Pero vivimos en España capitalista, y si se puede enriquecer uno, no va el dinero al Estado.

    Decimos la Cuba comunista como quien señala acusando. Y el capitalismo se carga el planeta. Y yo pongo mi grano de arena a ese capitalismo cuando compro algo banal. Bueno... compra compra te dice la sociedad. Como si fuera la salvación. Y es la condenación, vrdad?

    Hasta lueguito,


    Pablo Manuel

    ResponderEliminar
  4. hola Pablo, veo que el "cosmos" se está ocupando de ti porque yo empecé a hablarte de trabajar y ahora tu cuñada también te está dando una mano.
    La vida es cambio, qué te cuesta intentarlo? Es verdad que cuando uno se acomoda luego es difícil moverse para hacer otra cosa.
    Creo que te vas a sentir mejor haciendo algo, y estarás dando un ejemplo a la gente que baja los brazos cuando tiene una dificultad.
    A veces las dificultades son el trampolín para hacerse rico. Fíjate los que escriben un libro contando sus experiencia y todo lo que hicieron siendo ciegos, sordo mudos, estando paralíticos y hasta parapléjicos.
    Tu tienes mucha más capacidad que todos ellos y además eres inteligente. No te achiques y dale para adelante. saludos, malena

    ResponderEliminar

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!