2012/03/07

Amores que matan




El amor es un sentimiento ambivalente que se puede convertir en odio por distintos motivos.

Pero las grandes tragedias pueden ser el resultado de amores enfermos, donde las víctimas no se dan cuenta a quién tienen al lado, porque ellas también están enfermas.

Estas mujeres se desprecian a sí mismas, creen que se merecen esa relación. Son personalidades débiles, dependientes, que se dejan engañar, maltratar y castigar y luego perdonan o no reaccionan porque pueden tener miedo de una represalia.

Sus vidas pueden ser un calvario, muchas veces pasan años sometidas bajo el dominio de una personalidad perversa, dispuestas a sufrir vejámenes y abusos y siendo esclavas de ellos.

Muchas han permanecidos décadas encerradas con sus hijos sin poder hablar con nadie.

Los monstruos que las esclavizan sienten placer de dominio, son seres inestables emocionalmente que tienen dificultades para controlar sus impulsos y cuando perciben una agresión, un intento de independencia o una conducta en ellas que lo afecta de algún modo, pueden responder con violencia extrema y llegar a matarlas.

Pero también pueden cometer actos violentos y deliberados, incluso premeditados aunque hayan tenido tiempo para reflexionar, un comportamiento perverso con la intención de causar daños graves o la muerte al que lo ha ofendido con el peor de los sufrimientos.

En Argentina las mujeres que han perdido la vida después de las quemaduras infringidas por sus parejas después de una pelea doméstica, son muchas.

Morir debido al daño sufrido por quemaduras es una de las muertes más dolorosas que existen, lo que nos lleva a pensar que los que se atreven a cometer un crimen de esta naturaleza lo más probable es que no estén en su sano juicio.

Son personas enfermas que seguramente han sido castigadas y abusadas aunque esto no signifique que su conducta esté justificada.

Son ampliamente responsables de sus crímenes porque se trata de psicópatas que tienen un razonamiento perfecto pero que parten de premisas falsas.

Como Hitler, que lograba convencer con las palabras a las muchedumbres con sus delirios, y que por otro lado fue capaz de cometer un genocidio.

Los psicópatas son sádicos, no tienen valores incorporados, o sea no tienen conciencia del bien y del mal y se mueven con valores propios que no coinciden con el resto de la gente, por lo que son capaces de cualquier cosa.

El peso de la ley tiene que caer en forma implacable para que estos sujetos no tengan jamás otra oportunidad de engañar, maltratar y cometer otro crimen, oculto detrás de una máscara de persona normal, agravado por el vínculo.

El psicópata no se cura porque sufren un grave problema de personalidad que es irreversible, no tienen sensibilidad ni valores, no sienten nada, como si tuvieran su sistema emocional bloqueado.

Estas personas son las protagonistas de los crímenes más sangrientos y crueles, y pueden parecer ángeles. Son muy inteligentes, casi brillantes y pueden llegar a destacarse.

Esta es una distorsión de la personalidad que es muy difícil de diagnosticar, porque parecen personas normales que tienen un discurso que se caracteriza por su lógica.

Podemos estar rodeados de psicópatas, a veces megalómenos, deseosos de ocupar puestos de poder para poder desplegar sus manías de grandeza.

Es importante estar atentos y no intimar con nadie sin conocerlo bien, porque no suelen estar en los manicomios sino entre nosotros.

2 comentarios:

  1. Hola antes que nada quiero felicitarla por este espacio tan interesante que ha creado.... sabe, siempre he dico un poco solitaria y a veces me da el sentimiento de que aunque estoy rodeada de gente, estoy completamente alejada del mundo... tengo 21 años y llevo una relacion desde los 17 con mi novio, rompimos despues de un año y medio, ya que el me habia mentido acerca de muchas cosas, el habia sufrido un gave shock despues de perder a su novio... y en algunas ocaciones me decia que la recordaba tanto, que me hacia pensar que nunca lo olvidaria.... el me conto que habia embarazado a una de sus novias pero que perdio al bebe y dejo de verla... tambien tomaba mucho y tomaba otras sustancias... de verdad no me importo todo eso... y yo le conte todo de mi... de verdad no me importaba que hubiese estado con otras aun asi fue mi primera vez... pero despues de tiempo, me conto que todo era mentira, que segun nunca habia estado con nadie... pero en vez de sentirme mejor... me senti peor, por que sentia que me habia traicionado en algo asi... tan importante para una mujer, el me dijo que lo habia hecho por su propia proteccion, tambien una vez encontre en su historial que hablaba mal de mi familia... y el de verdad se llevaba muy bien con ellos, asi que terminamos un año, durante ese tiempo no lo extrañe y me sentia bien... pero al regresar a la universidad me tope con el y empece a sentir de nuevo mariposas y asi... por lo que regresamos... y hemos durado ya casi 2 años... pero ahora siento que quizas ya no lo amo como antes, nose, no me afecta el no verlo, o no saber de el, es mas no lo busco, el a mi, me dice que he cambiado, que no soy romantica... y lose, pero siempre le saco la vuelta... ademas me siento presionada, el tiene deseos de matrimonio, pero de verdad no estoy segura, tengo muchas ganas de estudiar una maestria en el extranjero y el me apoya... pero tengo miedo de irme y enamorarme de alguien mas... ¿Que hago? me duele el corazon horrible, cuanto siento que ya no lo quiero como antes... y yo fui quien lo busco, que quiso andar con el... mi corazon es un lio, digame es mi edad.. o que me esta pasando, acazo ya paso el enamoramiento... no se que hacer.... solo quiero llorar, no lo quiero lastimar, en el fondo es un buen chico... pero a veces desconfio por todo lo que vivi con el... gracias por escucharme de verdad... gracias...

    ResponderEliminar
  2. Hola, lo lamento, leí tu mensaje pero no contesto anónimos, tienes que identificarte con un nombre, gracias, malena

    ResponderEliminar

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!