2012/11/15

El amor según Arthur Schopenhauer


El pensamiento del filósofo alemán, Arthur Schopenhauer, (1788-1860); es una crítica al racionalismo de Kant, que domina la filosofía occidental.

Para Schopenhauer, la voluntad es la razón suficiente de todas las cosas y el fundamento de las cosas en sí y de todas las representaciones.

El amor, para este filósofo, es el impulso biológico inconsciente de la voluntad de vivir, destinado a la reproducción de la especie.

Si este impulso fuera consciente, nadie lo intentaría, debido a la pesada carga que representa cuidar y mantener a la descendencia.

Schopenhauer era un hombre de baja estatura y apocado, con poco éxito con las mujeres. Recién a los 33 años tuvo una relación sentimental, con quien tuvo un hijo, pero sin estar casado.

Se preguntaba por qué las personas se enamoran de alguien en particular y no de otros; y para él la razón era inconsciente y biológica.

Lo que buscan todos los individuos en una pareja, en forma inconsciente, es a la persona más adecuada que les permita tener una mejor descendencia.

Si la persona es demasiado alta es atraída inconscientemente por alguien más bajo; si es muy blanca buscará a alguien de piel más oscura; porque según Schopenhauer, el color natural de los seres humanos no es ni blanco ni negro sino marrón.

Cada persona en este mundo busca inconscientemente en una pareja la condición óptima para concebir hijos más sanos físicamente y más equilibrados psicológicamente.

La naturaleza no contempla el hecho de ser o no ser feliz, su función es mantener la vida y la supervivencia de las especies y todo lo demás es una ilusión.

Schopenhauer tiene una visión de la vida pesimista; para él la vida es irracional y sin sentido, un error de la naturaleza, porque comienza mal, luego empeora y al final viene lo peor.

Esta forma amarga de pensar es un consuelo para los que se sienten abandonados por sus amantes, porque ese abandono no se debe a cuestiones psicológicas o personales sino a las falta de condiciones favorables para la reproducción de hijos mejores.

Cuando hoy en día vemos cómo la juventud vive superficialmente entregada a los placeres de la vida y en forma consciente desean divertirse, según este filósofo, lo que están buscando inconscientemente es enamorarse de alguien que tenga las condiciones necesarias para asegurarse mejores hijos.

Aunque la mayoría parece tratar de evitar el compromiso y pasarla bien, la voluntad de vivir los lleva inconscientemente a elegir y enamorarse de la persona con las condiciones biológicas que necesitan para mejorar su descendencia.

Será por esta razón que son tan frecuentes los embarazos adolescentes a pesar de los muchos métodos anticonceptivos que existen.

Fuente: “El mundo como voluntad y representación”; Arthur Schopenhauer.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!