2013/07/29

Trastorno de Ansiedad Social (TAS)


El trastorno de ansiedad social es una perturbación del carácter más preocupante que la timidez, porque llega a afectar seriamente la vida laboral y, de relación de quien la padece. Es el miedo a ser criticado y juzgado por otros, que puede aislar a una persona hasta el punto de cercenar su derecho a tener una vida normal.

Estas personas son capaces de rechazar trabajos o propuestas importantes que pueden significar un mayor sueldo y un ascenso en la escala social, negarse a asistir a fiestas o eventos de negocios por temor a hacer el ridículo, renunciar a ser líderes de un grupo aunque tengan los conocimientos y las condiciones adecuadas, rechazar invitaciones, evitar conocer gente o tener nuevas relaciones.

El problema principal de estas personas es su preocupación por lo que puedan pensar o decir los demás de ellas.

Esta patología la sufre más del diez por ciento de la población mundial, individuos que temen irracionalmente ser evaluados o criticados, lo que los lleva a comportarse en la vida de una manera disfuncional.

Estos sujetos sin embargo, no creen que su forma de actuar y de relacionarse sea una patología y se convencen que es sólo una timidez que desaparecerá con el tiempo, pero no es así, porque se trata de una fobia social que les impide estudiar, relacionarse con sus pares o con una pareja, e inclusive conseguir el trabajo que se merecen.

Esta es una enfermedad que si no se trata se vuelve crónica haciendo que el individuo se estanque, se bloquee e inclusive caiga en una depresión.

Por lo general, esta patología aparece en la adolescencia cuando se comienzan a evitar las relaciones sociales por temor a no ser aceptados por creer que son diferentes a los demás.

La psicoterapia tanto grupal como individual logra que estos pacientes puedan obtener buenos resultados y comenzar a enfrentar la vida con más coraje y menos miedos, aceptar sus limitaciones, elevar su autoestima y darse cuenta que más que lo que sucede en la vida real es su fantasía la que los paraliza y los obliga a vivir a la defensiva.

Existen algunos tips que pueden ayudarlos:

1 - Hacer ejercicios de respiración para no perder el aliento cuando hablan.

2- Acostumbrarse a mirar a la gente a los ojos cuando les hablan.

3- Centrarse en lo que tienen que decir y no en las reacciones que producen sus palabras

4- Conocer las situaciones que lo atemorizan e ir enfrentándolas poco a poco.

5- Leer en voz alta

6- Participar en deportes de equipo.

7- Elegir trabajos de atención al público

8- Dar clases

9- Participar en un coro

10- Consultar con un terapeuta y elegir terapia de grupo


Este problema afecta en forma significativa el desempeño laboral reduciendo drásticamente las oportunidades de progreso en el trabajo, aún teniendo amplios conocimientos y títulos académicos.

Malena

Fuente: “Cómo vencer la timidez y la ansiedad social”; Alfredo Polemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!