2013/10/12

La Infidelidad

Uno de los secretos de la longevidad es no meterse en problemas, y es verdad, porque en lo que se refiere a las relaciones de pareja, a veces, lo que pretende ser solamente una simple aventura extra hogareña, puede terminar siendo una verdadera tragedia.

La infidelidad revela que algo no funciona bien en una relación; por eso es necesario hablar, cuando se tiene la sospecha de que algo anda mal entre ellos y de esa forma esclarecer las causas del alejamiento que puede ponerle fin a la relación.

La mayoría de las veces la infidelidad se comete dentro del propio círculo familiar o de amistades y simplemente se da naturalmente entre dos individuos que se conocen que por alguna razón se sienten insatisfechos y tienen necesidad de un cambio.

El afán por sacar el mejor partido de las oportunidades puede hacerlos caer en un abismo desde donde se hace difícil salir indemne.

Existen dos tipos de personas infieles, las que desean que sus parejas se enteren y las que prefieren mantenerla en secreto de tal manera que para el otro nunca haya existido.

En el primer caso, la búsqueda de una aventura puede ser para llamar la atención, cuando se comienzan a percibir señales de desinterés e indiferencia, o cuando disminuyen las atenciones o las relaciones sexuales y en casa el otro se convierte en una visita.

En esos casos, la infidelidad es la forma de mostrar que todavía pueden seducir a otros.

En el segundo caso, se vive una doble vida y se mantienen las infidelidades en secreto, siendo evidente que la pareja estable es importante y que solamente se trata de una aventura.

De las dos maneras una infidelidad puede tener fatales consecuencias, ya que es la primera causa que lleva a cometer un asesinato.

Algunas personas necesitan hacer de sus vidas una novela y se involucran en situaciones difíciles sin pensar en los resultados; pero los que canalizan su energía a través del sexo prohibido están expresando en parte su propio vacío existencial.

A veces, una infidelidad puede hacer que una pareja se recupere de la apatía y puede ser el incentivo para comenzar de nuevo, pero otras veces puede ser el principio del fin.

No cualquiera puede atreverse a ser infiel, para divertirse. En primer lugar necesita una motivación y luego una oportunidad, pero además la infidelidad refleja una actitud desleal que generalmente se extiende a todas las áreas de su vida.

Los individuos infieles en sus relaciones de pareja también suelen engañar a sus clientes, a sus parientes, a sus amigos, y también a sus hijos. No pueden ser leales ni constantes, porque necesitan transitar terrenos resbaladizos y las fronteras de los límites para sentirse vivos.

Hacer lo prohibido resulta para ellos más atractivo que el goce mismo; burlar las normas, esquivar el castigo y enfrentar el desafío de arriesgarlo todo por una experiencia de lujuria.

Difícilmente una persona infiel está dispuesta a perder sus afectos sino que su interés es solamente cometer el engaño para poder salir del tedio de lo cotidiano, de lo conocido que la llena de ansiedad y la lleva al extremo del aburrimiento.

Los infieles se cansan de la rutina, necesitan acción, cambios en sus propias vidas que no se atreven hacer, entonces necesitan caer en la infidelidad para expresar ese vacío.

La infidelidad refleja la incapacidad de tener relaciones profundas y duraderas, exige tener dos caras, la que desea tener y la que realmente se tiene y vivir fingiendo y mintiendo, con el escondido temor de ser descubierto. Es un camino sin retorno porque quién puede volver a creer en alguien que ha sido infiel?

La infidelidad produce estrés, porque es tratar de vivir dos vidas paralelas que nunca se crucen, sabiendo que las mentiras tienen patas cortas.

Malena

2 comentarios:

  1. Hola Malena. Soy Ana. Estoy en una situación muy compleja. Tengo 10 años de relación con mi pareja y dos hijos. Mi pareja me engañó dos años con otra mujer. En principio me enteré hace 10 meses porque unas amigas vinieron a contarmelo.. el no lo reconoció y terminé encontrandolo en la casa de esa persona. Después de casi dos meses, en los cuales el me dijo que estaba sumamente arrepentido, que lo que mas amaba en el mundo era a mi y a nuestra familia. Decidí perdonarlo porque yo hacía años que no era expresiva con el, y nuestra intimidad no era buena. A partir de ese momento decidí y así lo sentí ser cariñosa expresiva, y nuestra intimidad fue muy buena. Mejoró en un 100 por ciento. Pero después de unos meses el dejó de ser tan expresivo conmigo, y yo empecé de nuevo a sospechar. No pasaba tanto tiempo fuera de casa como antes, pero algo me hacía pensar que estaba engañandome. Mil veces lo enfrenté y le dije que me sea sincero, que si quería a otra persona que se fuera, que aunque a mi me iba a doler yo lo iba a aceptar. Muchas veces le pedí que sea más cariñoso que nos iba a hacer bien como pareja, pero no noté un cambio muy grande. Por cuestiones laborales se ausentó mas de dos meses de nuestra casa. Con nuestros hijos fuimos hasta ese lugar y pasamos 10 días con el. Sentía que estaba todo bien. Volví a mi ciudad y el se volvió a ir. Y casi no me llamaba no hablaba, y yo le reclamaba atención. Ahora regresó y me vengo a enterar por su amante que solo cortaron la relación un mes y medio. Ella me mandó mensajes y fotos mostrándome que en su lugar de trabajo ni bien me dejó a mi viajo con ella a pasar unos días. El me dijo todo con detalles sin negar nada. Me confeso que regreso y fue directo a su casa a terminar la relación, sin embargo por cuestiones de horario y su confesión me dijo que se quedó a dormir con ella. De todo esto hace una semana. El me dijo que su amante me envió todo porque el le dio un corte definitivo que meses antes no le dio. Que en el tiempo que estuvo solo se dio cuenta que me quiere a mi, que soy importante, y que por eso cortó la relación. Ahora me dice que lo perdone que el me va a demostrar su amor, su cariño, y que se siente aliviado de no mentir mas. Que regreso con ella porque ella lo volvió loco, y fue débil. Pero que ahora sabe lo que quiere. Yo no sé que hacer. Estoy obviamente muy dolida.. y no quiero hoy estar con el. Pero siento que si me demuestra realmente que está arrepentido podría aceptarlo.. Su familia, la mía y mis allegados me dicen que es imperdonable lo que hizo, que ya le di la oportunidad y no aprovechó. Faltan contar varios detalles, pero estos son los más importante. Todos me dicen que quiere volver por la casa, los hijos, pero que no me ama. El dice todo lo contrario, llora implora, me conto todo. Me dijo que no hay mas secretos, que me da la clave de su celular, etc. Yo siento que quiero estar con el, que me encantaría creerle, e intentar ser felices. Pero que no se si voy a confiar, y tengo miedo que vuelva pase un tiempo y haga lo mismo, con ella o con otra. ¿Me ama? ¿O solo busca estar conmigo por conveniencia? ¿Qué hago? Gracias!!

    ResponderEliminar
  2. hola Ana, Diez años de relación es mucho tiempo, además tienes dos hijos y parece que tu lo quieres perdonar. Lo importante es lo que tu pienses, lo que sientes por él y si realmente lo quieres perdonar.
    Si te implora volver y tu estás dispuesta a perdonarlo, podrías darle una nueva oportunidad y ver qué pasa, total estás sola y no pierdes nada, a menos que tengas interés en tener otra relación.
    No te dejes llevar por lo que te dicen los demás, tienes que hacer lo que tu sientes y quieres. saludos, malena

    ResponderEliminar

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!