2014/02/18

El Autocontrol



El autocontrol es la capacidad de dominarse a sí mismo, que significa tener la fortaleza de reflexionar antes de actuar, postergar los impulsos, tener objetivos más amplios que los inmediatos y una perspectiva más elevada.

Podemos conocer nuestro autocontrol observando nuestra forma de actuar en cada circunstancia, viendo si nos irritamos frente a situaciones que nos desagradan, si habitualmente reaccionamos en forma violenta o en cambio cualquier contrariedad nos paraliza; y evaluando si somos capaces de analizar objetivamente cada experiencia difícil y  buscar la respuesta más adecuada en función a una meta superior.

El autocontrol permite regular el comportamiento, dominar los deseos y las emociones, actuar en forma consciente y poder postergar las necesidades inmediatas para sentirse gratificado a un nivel psicológico más alto.

Solamente la persona con autocontrol puede proponerse metas a largo plazo y tener la fortaleza suficiente para ser flexible, no caer en excesos, saborear los momentos gratos con sobriedad y límites, regulando la gratificación a corto plazo para alcanzar objetivos más altos.

La soberbia y la arrogancia son los enemigos del autocontrol ya que obligan a estar a la defensiva y a asumir una actitud competitiva que coloca a la persona en la posición de abandonar los propios proyectos para perseguir objetivos de otros.

El autocontrol permite dominar los impulsos, tener la prudencia de ser sensato y moderado y la humildad de reconocer los propios límites.

Las emociones nos impulsan a buscar la gratificación inmediata, mientras la reflexión es la que tiene el poder de detener los impulsos para pensar y tomar la decisión que esté de acuerdo con un interés superior.

Cuanto más fuerte es la motivación para el autocontrol, es más fácil lograrlo, por eso es importante tener bien presentes sus ventajas y beneficios.

Las discusiones muchas veces son inútiles.  Piensen cuántas veces discuten con personas de su entorno por las mismas cosas,  sin detenerse a pensar que sería mucho más beneficioso para la relación y para ustedes mismos,  poder mantener la calma y mantenerse callados.

Si pudieran detenerse en esas circunstancias y contar hasta diez tomarían conciencia de la emoción que están sintiendo, podrían dominarla y obtener un mayor beneficio desde una perspectiva más elevada.

El autocontrol se puede practicar todo el día observando nuestro comportamiento ciudadano y viéndonos si somos capaces de tener conducta como transeúntes, por ejemplo,  cruzando por las sendas peatonales y como automovilistas  no insultando a otros cuando manejamos, respetando las señales de tránsito, no tocando la bocina sin necesidad, circulando con precaución y contestando amablemente cualquier pregunta, aunque estemos apurados y ya estemos llegando tarde.

La inteligencia emocional significa aprender a  controlar los impulsos; un tipo de inteligencia que favorece el más completo desarrollo del intelecto y de cualquier otra clase de capacidad humana.

El día que los científicos logren encontrar la forma de vencer a la fuerza de gravedad, se podrá superar la inercia y viajar a cualquier parte del espacio y del tiempo. Y el día que el hombre logre vencer sus impulsos la evolución humana no tendrá limites y viviremos en un mundo más feliz..

Malena 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda escribir tu nombre o apodo que te identifique.
Consultas anónimas no serán respondidas.
Gracias por participar de este espacio!